obligados a defender mejor

La primera bronca de Lopetegui a la plantilla por ser un coladero

Julen Lopetegui regañó a los jugadores tras la goleada en la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid. Exige más concentración y tener más carácter y contundencia

Foto: Julen Lopetegui durante su debut en la Liga contra el Getafe en el Bernabéu. (Reuters)
Julen Lopetegui durante su debut en la Liga contra el Getafe en el Bernabéu. (Reuters)

La primera bronca de Julen Lopetegui a sus jugadores se produjo tras la derrota contra el Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa disputada en Tallin (Estonia) donde el equipo mostró una fragilidad defensiva que provocó la rabia y frustración del entrenador. Así lo reconoció el técnico a los jugadores en una charla posterior para mostrar los errores que cometieron y dar un toque de atención antes del inicio de Liga en el Bernabéu. La reacción fue positiva y en el club, mosqueados por la goleada en el derbi europeo, recuperan cierta tranquilidad porque el equipo dejó la portería a cero contra el Getafe.

“Lo negativo es que hemos concedido cuatro goles y esto no es normal. Es algo que tenemos que mejorar”, manifestó un Lopetegui cariacontecido tras la derrota en la Supercopa. El técnico no ocultó de puertas para adentro su enfado y preocupación a los futbolistas, a pesar de la fecha del envite y que algunos (Varane, Casemiro, Marcelo o Sergio Ramos) tuvieran poco rodaje y más pesadas las piernas por las cargas de entrenamiento provocadas a causa de la pretemporada. No buscó ni puso excusas. Hubo análisis de los fallos cometidos y reprimenda para mejorar la concentración.

A Lopetegui no le gustó cómo entró el equipo al encuentro y le dolió el gol de Diego Costa en el minuto uno tras una jugada en la que los centrales (Sergio Ramos y Varane) mostraron poca contundencia. El rapapolvo del entrenador estuvo centrado en los despistes, la falta de concentración y el desorden en los minutos finales del partido que, de no cometerse, podrían haber evitado llegar a la prórroga. Otro de los reproches es que el Atlético demostró tener más carácter y lo advirtió el día antes del partido Lopetegui cuando dijo: "Nos van a llevar al límite".

Desde el primer día que empezó la pretemporada, Julen Lopetegui ha sido claro con la plantilla en todas sus charlas tácticas y los conceptos que deben asimilar los jugadores. El objetivo es conseguir ser un equipo con más esfuerzo colectivo y solidario. Busca la solidez y rebajar considerablemente la cifra de goles encajados en la Liga la temporada pasada. El Real Madrid de Zidane recibió 44 goles -22 más que el Atlético de Madrid y 15 más que el Barcelona-. Para encontrar la regularidad necesaria que te permita competir por la Liga tan importante es tener goleadores como ser un equipo en el que defiendan todos.

Lopetegui, en el Bernabéu. (EFE)
Lopetegui, en el Bernabéu. (EFE)

Escarmiento

“Tenemos que aprender de los errores”, repetía dolido Lopetegui por no haber ganado al equipo de Simeone después de remontar el partido con ese gol inicial de Diego Costa y haber concedido el empate a dos en el minuto 80. Las primeras consecuencias se vieron ante el Getafe. No jugaron ni Varane ni Casemiro de inicio porque les falta frescura. Tampoco lo hizo Modric. Se mantuvo Keylor Navas en la portería para que no se interpretara que podía ser el señalado de la goleada y porque Courtois es un recién llegado.

El toque de atención es claro y en el vestuario coinciden en señalar que una de las asignaturas pendientes es la de defender mejor que la temporada pasada. El debate en la calle está en la necesidad de fichar un delantero y dentro, en la plantilla, se habla mucho de no ser un coladero. La presencia de Nacho en el once contra el Getafe fue una de las mejores noticias para el equipo porque sus compañeros le señalan como un defensa cada vez más experimentado y solvente. Varane tendrá competencia seria.

La doctrina de Julen Lopetegui no se discute en lo táctico y estratégico. Quiere un equipo que tenga el control del partido con la posesión e iniciativa, en el que todos se activen cuando se produce una pérdida de la pelota, con presión arriba. Esto es tan importante como dar un plus de agresividad y carácter. Esto último falló contra el Atlético. El problema ha sido detectado y puesto en conocimiento de los jugadores para que entiendan que ante rivales más poderosos hay que igualarles y superarles en energía.

La temporada oficial no empezó de la mejor manera posible porque la derrota contra el Atlético de Madrid, que no sentó nada bien a Florentino Pérez, sirvió para poner más en duda la planificación deportiva y la necesidad de buscar refuerzos en diferentes líneas. Ganar al Atlético habría ayudado a la estrategia del club. La postura del presidente sigue siendo la de no fichar a nadie porque considera que el mercado no ofrece futbolistas que mejoren lo que hay y que la plantilla es amplia hasta el punto de que los nuevos fichajes (Courtois, Odriozola y Vinicius) tienen que jugar para sumar.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios