EL CENTRAL ASUME SU ROL FUERA DEL CAMPO

Cómo Sergio Ramos se ha convertido en figura clave entre Modric y Florentino Pérez

El Inter de Milán está muy interesado en hacerse con los servicios de Luka Modric, uno de los futbolistas más en forma en la actualidad. Florentino Pérez acude a Sergio Ramosfuga

Foto: Ramos y Modric, celebrando un gol. (EFE)
Ramos y Modric, celebrando un gol. (EFE)

Estos días de pretemporada, en la gira norteamericana, se ha visto una escena que cobra más relevancia por la situación que atraviesa el equipo tras las salidas de Zidane y Cristiano Ronaldo. El abrazo y las confidencias entre Florentino Pérez y Sergio Ramos no son un gesto protocolario ni un encuentro más del presidente con uno de sus futbolistas. El mandatario, un entusiasta del central, escucha a su capitán cuando se avecinan problemas y hay que buscar soluciones en lo deportivo y lo institucional. Lo hicieron tras el sorprendente adiós de Zidane —más para el presidente que para el capitán, que lo intuía—, acordaron que Lopetegui era una buena opción para el banquillo, comentan cómo se tiene que reinventar el equipo sin Cristiano Ronaldo y cómo abordar la duda que genera Luka Modric por el fuerte interés que tiene el Inter de Milán en su fichaje.

Luka Modric no es uno más en la plantilla. Es un futbolista clave en el campo, ejemplar en su comportamiento y afín al capitán Sergio Ramos. El croata es una autoridad, pese a su carácter tímido y silencioso. Forma parte de una estructura en el once que se ha resentido con la salida del portugués. Un jugador esencial estará en la terna por el Balón de Oro— y una personalidad que se caracteriza por su liderazgo. Por todo ello, en el Real Madrid no se plantean una salida, y para conseguir acercar posturas entre Florentino y Modric, Sergio Ramos aparece como una de las llaves. Al capitán le toca analizar, dar su opinión y visión al presidente en cada cuestión que afecta a la plantilla y, en este caso, Ramos hará todo por que Modric no salga del Real Madrid.

Pulsos a Florentino

Florentino Pérez se caracteriza por marcar la línea entre los caprichos de los futbolistas y los intereses del club. El presidente tiene fama en el vestuario de ser inflexible, duro y severo con el jugador que quiere imponer sus condiciones e implacable con el que busca el chantaje. “Cuidado con echarle un pulso al presi”, comentan los capitanes cuando hay momentos de tensión entre algún componente de la plantilla o hay que negociar primas o cualquier otro asunto. Cuando se trata de tener que dar la cara para buscar puntos de encuentro entre el vestuario y el club, la figura del capitán Sergio Ramos cobra un papel sustancial.

Este 'trabajo extra' fuera del campo lo ha ido forjando a lo largo de los años. Sergio Ramos fue el primer fichaje español que hizo Florentino Pérez —hace ya 13 años— cuando lo 'pescó' del Sevilla con el pago de 27 millones de euros, algo que todavía no ha cerrado las heridas en el sevillismo por la salida de un canterano. Con solo 19 años, el de Camas le dio el sí a Florentino. Otros ‘galácticos’ lo hicieron antes —Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham…—, con la diferencia de que costaron mucho más que Sergio Ramos. Desde ese agosto de 2005, nació una relación especial entre Florentino y Ramos porque se trataba de una apuesta diferente. El fichaje de un chico que impresionó al presidente en su primer cara a cara por su madurez, fuerte personalidad y enorme ambición por triunfar en el Real Madrid.

Ramos, hasta los 36

Llegó al Madrid con polémica y debate por la cantidad pagada por un chaval que solo había jugado dos temporadas en el Sevilla para competir en un equipo en el que estaban Casillas, Zidane, Roberto Carlos, Raúl, Beckham, Ronaldo… Un Madrid galáctico en el que Ramos tenía que demostrar que estaba preparado para ser el sucesor de Fernando Hierro. No lo dudó. En cuanto pudo, pidió el dorsal ‘4’ de una leyenda como Hierro y le prometió a Florentino que haría historia en el Madrid.

Está a las puertas de jugar su decimocuarta temporada y el balance no puede ser más positivo para el futbolista y el club. Esos 27 millones de euros han sido los que mejor ha pagado Florentino por un futbolista al que todavía no se le ve la cuesta abajo. Ramos tiene 32 años, le quedan dos temporadas más de contrato y tiene la promesa de seguir dos más. Hasta los 36 años, porque el presidente considera que se lo ha ganado.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios