keylor navas, a la espera del mercadO

La portería del Real Madrid se complica: los problemas de Alisson, De Gea y Courtois

El portero de la Selección renueva con el Manchester United alejando así el gran objetivo de Florentino. La negociación con la Roma y el Chelsa se antoja complicada y, en todo caso, muy cara

Foto: Alisson, defendiendo la portería de Brasil. (EFE)
Alisson, defendiendo la portería de Brasil. (EFE)

El fichaje de un portero se ha convertido en una prioridad para Florentino Pérez. El presidente tiene vía libre tras la marcha inesperada de Zinedine Zidane, que había convertido en un empeño la defensa numantina de Keylor Navas, Kiko Casilla y de su hijo Luca como pareja de porteros del Real Madrid. El problema es que la situación es complicada porque los tres nombres que están marcados en su agenda no se ajustan a las condiciones pretendidas por el dirigente blanco.

El preferido del presidente blanco siempre ha sido David de Gea, "portero del Real Madrid y de la Selección española", apostillaba Pérez siempre que hablaba de él. Pero esa posibilidad se ha esfumado. De Gea quedó decepcionado por la gestión de su fichaje hace tres veranos y ahora está afianzado en Manchester y en el United. Hasta el punto que ha vuelto a dar portazo a la última tentativa de fichaje del Real Madrid al aceptar la oferta de renovación del club de Old Trafford. El meta español, puesto en la picota en este Mundial por su fallo en el segundo gol de Portugal, renovará por cinco temporadas más con un sueldo que asciende a los 21 millones de euros. Lo que le convertirá en el portero mejor pagado del mundo.

Descartada la opción de De Gea, el siguiente en la lista de Florentino es el brasileño Alisson Becker, meta de la Roma de Monchi. El director deportivo es consciente del interés del Real Madrid, con quien compite el Liverpool por su contratación. La Roma ha tasado el traspaso del meta en 75 millones y no se plantea bajar ni un euro de esa cantidad, mientras Alisson mete prisa desde Rusia para conocer su futuro. El Real Madrid ha realizado una primera oferta de 50 millones y no contempla ir más allá de los 60, pero Monchi se mantiene en su precio inicial esperando los movimientos de Liverpool. Florentino ha dado orden de mantenerse firme, confiando en que el club italiano rebaje sus pretensiones. La negociación sigue abierta...

Al tiempo que ocurre esto, Pérez se guarda un as en la manga: Thibaut Courtois concluye contrato con el Chelsea en verano de 2019 y ha dejado claro que le agrada la idea de regresar a España, donde residen sus hijos con su madre. Pero el Madrid se ha encontrado con un hueso duro de roer porque el club londinense no quiere negociar su marcha. El Chelsea, que conoce las prisas de Florentino por cerrar el acuerdo, ha remitido al equipo de Chamartín a un precio innegociable -100 millones de euros- confiando que los blancos terminen descartando el fichaje de Courtois y pueda cerrar la renovación del belga.

David de Gea, encajando un gol. (EFE)
David de Gea, encajando un gol. (EFE)

La incertidumbre de Keylor

El Real Madrid hizo una oferta de 40 millones de euros y no quiere subirla porque no quiere gastar más dinero en un portero que en enero negociará con quien quiera su salida con la carta de libertad en la mano. De hecho, los madridistas miran de reojo al mercado porque el PSG ha sondeado al arquero interesándose por su situación. El Chelsea confía que en el Bernabéu se cansen de esperar y los blancos desean que el portero presione a su club para que le abra la puerta y le deje marchar este verano. Uno de los dos tendrá que dar su brazo a torcer, pero en este momento la situación está bloqueada.

Por tanto, Florentino está abocado a aumentar la oferta por Alisson, como espera la Roma, o a asumir que se dilatará la negociación por Courtois, circunstancia que no convence ni al presidente ni al nuevo entrenador, Julen Lopetegui. Las prisas y la inflación del mercado juegan en contra del Real Madrid. Mientras esto ocurre, Keylor Navas observa con incertidumbre los pasos del club en el mercado. El tico sabe que la salida de Zidane le deja en una posición incómoda, pero hay varios equipos pendientes de su situación y en las oficinas del Bernabéu esperan ofertas por el costarricense en el momento en que se confirme la llegada de un refuerzo para la portería blanca.

Esta situación de incertidumbre, que en los despachos de Concha Espina confían resolver en los próximos días, coincide con el fichaje por parte del Real Madrid del portero ucraniano Andriy Lunin, un guardameta de 19 años procedente del Zorya Luhansk de 1,91 metros. La operación se ha cerrado en 14,5 millones de euros (9 son fijos y 4,5 en variables). Lunin, que llega para reforzar el Castilla de Santiago Solari, debutó con la selección absoluta de su país el 23 de marzo en un amistoso contra Arabia Saudí.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios