atemorizado ante suiza (1-1)

El miedo de Neymar a una recaída de su lesión en el pie se convierte en psicosis

Neymar está curado de su lesión en el pie, pero no en la cabeza. Evidenció en el estreno mundialista de Brasil contra Suiza (1-1) el miedo que tiene a sufrir una recaída

Foto: Neymar, tumbado en el suelo durante un lance del partido entre Brasil y Suiza. (Efe)
Neymar, tumbado en el suelo durante un lance del partido entre Brasil y Suiza. (Efe)

Neymar está curado de su lesión en el pie, pero no en la cabeza. La estrella brasileña evidenció en el estreno mundialista contra Suiza el miedo que tiene a sufrir una recaída que le impida seguir su participación en Rusia. Pero claro, Neymar con el freno echado es un futbolista normal. Uno más del montón que no marca las diferencias y este fue uno de los grandes problemas de Brasil en el flojo partido contra Suiza. Sin Neymar en su plenitud y falto de chispa y descaro se quedó a medias en ataque.

Tiene un serio problema la selección brasileña si Neymar no se quita de la cabeza la psicosis de una posible lesión durante el Mundial porque los rivales saben cuál es su punto débil. Van al contacto para intimidarle. Entre su miedo y los agresivos marcajes de los suizos consiguieron meterle el pánico en el cuerpo al brasileño. Una navaja suiza es lo que se encontró Neymar en su debut en Rusia. El resultado fue un Neymar atemorizado y sin querer encarar para revolucionar el ataque de su selección.


Neymar tiene en su cabeza la grave lesión en la espalda del pasado Mundial que se disputó en su país y ahora hay que añadirle la que le ha privado de jugar la mitad de la temporada con el Paris Saint Germain. El quinto metatarsiano está curado, pero la duda sobrevuela por la cabeza de Neymar. Contra Suiza le faltó contundencia y valentía para meter la pierna en los balones divididos.

Pronto se retiró de un posible contacto y cuando lo sintió se iba al suelo con facilidad para poner el alerta al árbitro. Muchos condicionantes en su cabeza que fueron un obstáculo para ver la mejor versión del Neymar que desborda, que es la que necesita su selección si quiere darle más ritmo, profundidad y peligrosidad al juego de creación y ataque.

Sacarle del partido fue fácil para los suizos. El marcaje a tres que le hicieron Litchsteiner, Schär y Behrami fue el de tres lobos que mordían a un cordero. Si ya de por sí a este jugador se le suele dar cera, ahora los planteamientos de los rivales pueden ser más agresivos y utilizar más pierna dura para desactivarle. El objetivo que se propuso la selección suiza fue un éxito. Un Neymar anulado, intimidado, que evitaba el uno contra uno y temía por una patada que le pudiera hacer daño la operación del pie. Se animó al final del partido para buscar el gol de cualquier forma. Sorprendió verle entrar a rematar de cabeza centros desde las bandas cuando es a él al que le corresponde poner los balones o tirar diagonales que destruyen defensas. El miedo está ahí. En su cabeza. Hasta que no se lo quite vamos a ver un Neymar con psicosis. De momento, ha entrado con mal pie al Mundial tras empatar a uno contra Suiza.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios