EN EL REAL MADRID cierran filas

"Zidane es pasado": el mensaje que circula del club a los jugadores para recuperar el pulso

El mensaje se ha puesto en marcha entre el club y los jugadores para dejar claro que no se pueden estar lamentando por la decisión que ha tomado el técnico francés

Foto: Sergio Ramos y Florentino Pérez charlan durante un acto celebrado en el palco del estadio Santiago Bernabéu. (Efe)
Sergio Ramos y Florentino Pérez charlan durante un acto celebrado en el palco del estadio Santiago Bernabéu. (Efe)

Zidane comunicó, vía whatsapp, a toda la plantilla del Real Madrid que se marchaba y a algunos de ellos, como a Sergio Ramos, se encargó de llamarle para explicar con más detalles su decisión y los motivos. Altas instancias del club se han puesto en contacto con los jugadores de más peso para transmitirles tranquilidad, que se está buscando la mejor opción para hacerse cargo del banquillo y, sobre todo, para reforzar la idea de que el Real Madrid está por encima del entrenador y cualquier futbolista. Es un mensaje de unidad y fortaleza que tiene que servir para cerrar filas en un momento complicado para la entidad, que se ha visto sin entrenador después de ganar la tercera Champions consecutiva y con dos futbolistas (Cristiano Ronaldo y Bale) protagonizando actos de rebeldía y, lo que más puede doler al resto de compañeros, de egoísmo.

“Zidane es pasado”, es el mensaje que circula entre los jugadores del Real Madrid, a petición del club, para dejar claro que no pueden estar lamentándose por la decisión que ha tomado el técnico francés. En la concentración de la selección española de fútbol hay seis madridistas: Sergio Ramos, Carvajal, Nacho, Lucas Vázquez, Isco y Marco Asensio y el capitán ha podido charlar con todos para trasladar el mensaje de normalidad y estabilidad que deben mostrar de cara al exterior. Los internacionales necesitan estar únicamente concentrados en la Selección y el Mundial y mantenerse al margen de los movimientos del club en lo que se refiere al fichaje del próximo entrenador.

Algunos de los internacionales del Real Madrid han reconocido su sorpresa por la salida de Zidane, elogiando su trabajo y la relación en el vestuario, pero ahora han acordado de puertas para adentro en la concentración de la Selección que hay que mirar hacia delante, pasar página y colaborar con el club para que continúe el ciclo ganador que les ha llevado a ganar las tres últimas Ligas de Campeones.

Zidane se ha ido, por los motivos que haya considerado oportunos, y los que se quedan (los jugadores) no están por la labor de que su marcha perjudique o afecte al equipo. “El equipo es lo más importante y hay que ayudar al próximo entrenador que venga”, es otro de los mensajes que se difunde entre los futbolistas del Real Madrid. El encargado de poner buena cara al mal tiempo, de mostrar una sonrisa y ser positivo es Sergio Ramos. Se le considera el líder de la plantilla y el futbolista que tiene hilo directo con Florentino Pérez para levantarse del ‘golpe’ que supone la salida de Zidane, el vacío que ha dejado y la incógnita por saber quién será el nuevo técnico.

Sergio Ramos, en un entrenamiento con la selección. (EFE)
Sergio Ramos, en un entrenamiento con la selección. (EFE)

El núcleo duro, en acción

En la plantilla del Real Madrid hay futbolistas que, por su experiencia, han vivido más situaciones convulsas con el cambio de entrenador. Sergio Ramos, Marcelo, Cristiano Ronaldo, Benzema, Modric… Hay un núcleo duro, en permanente contacto, que saben cómo funciona esto del fútbol y están de acuerdo que lo más beneficioso es mirar hacia delante y no quedarse en Zidane. Con Mourinho vivieron una primera época buena y otra con más tensión. Llegó Ancelotti y recuperaron la unión del grupo. No comprendieron ni aceptaron que no siguiera el italiano y encajaron mal con Benítez. Hasta que llegó Zidane y la complicidad con el entrenador sirvió para crear un buen grupo ganador. Es el momento de mantener lo bueno que se ha logrado y ayudar al próximo entrenador que venga.

Los casos individuales tienen que resolverse al margen porque prevalecen los intereses colectivos. Esta es la consigna del club que han hecho llegar al cabeza visible de la plantilla: Sergio Ramos. Cristiano Ronaldo guarda silencio en la concentración de Portugal. Es Jorge Mendes, su agente, el que tiene que resolver las diferencias contractuales. Lo que menos se entiende es la actitud de Bale, del que no se conoce que se haya despedido de Zidane. Al margen del galés, al que se le considera dentro del grupo un verso suelto, hay unanimidad en mantener la unión a la espera de que se anuncia el próximo entrenador, de disfrutar por haber ganado otra Champions, centrarse en el Mundial y después coger vacaciones.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios