el galés estudia su salida DE CHAMARTÍN

El 'error' del Real Madrid con Bale durante la celebración de la Decimotercera

La fiesta de celebración tampoco ayudó a despejar las dudas de Bale. Ni sus compañeros le otorgaron un reconocimiento público ni los aficionados del Bernabéu le gritaron “quédate”

Foto: Bale, pensativo y solo, en el balcón de la Comunidad de Madrid durante los festejos de la celebración de la Decimotercera. (EFE)
Bale, pensativo y solo, en el balcón de la Comunidad de Madrid durante los festejos de la celebración de la Decimotercera. (EFE)

Los jugadores del Real Madrid cometieron un error de cálculo. De tanto estar preocupados por dar cariño a Cristiano Ronaldo para quitarle de la cabeza esa idea de una posible salida porque no se siente valorado por Florentino, se olvidaron de Gareth Bale. El galés fue el gran protagonista en el césped del Olímpico de Kiev, con un golazo de chilena y el otro con el que dobló las manos al portero del Liverpool, Karius. Pero el ‘llanto’ de Cristiano eclipsó todo, la celebración de la Decimotercera y el mérito del verdadero héroe de la final. Bale quedó en un segundo plano en los festejos celebrados en las instituciones y, sobre todo, en el estadio Santiago Bernabéu. Ningún compañero se percató de que estaba, otra vez, serio y no recibió ningún cántico que le hiciera sentirse protagonista. Un 'error' de Sergio Ramos y Marcelo, sobre todo, porque los capitanes sí que estuvieron más pendientes de un hiperactivo Cristiano Ronaldo con el micrófono.

La fiesta de celebración tampoco ayudó a despejar las dudas que tiene Bale sobre su papel de estrella en el Real Madrid. Ni sus compañeros le otorgaron un reconocimiento público ni los aficionados del Bernabéu le gritaron, como a Cristiano, el cántico de “quédate”. En el escenario que se situó en el centro del césped del estadio se vio al galés con la misma cara de resignación y seriedad que le acompañaba en las horas antes de la final cuando Zidane dio la alineación y vio que era suplente. Bale solo se soltó y participó con más energía de la celebración al final de la fiesta cuando aparecieron su mujer e hijos sobre el césped y se puso a corretear con ellos. Antes, nada de nada. Ni una mención a su partidazo contra el Liverpool en la sede de la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento y Cibeles.

El galés quedó en un segundo plano por culpa del portugués, que el día después de la final sí se preocupó de exteriorizar su alegría por el título de la Champions y cogió el micrófono para hablar en el balcón de la Comunidad, la Cibeles y el Bernabéu. Fue el alma de la fiesta. Otro Cristiano bien distinto al de Kiev. Más sonriente y participativo, que buscó comprobar cómo le aclamaban los seguidores. Pero todo esto perjudicó a Bale, que sí tuvo un trato diferente de Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid tuvo un saludo bien distinto con el galés que con el portugués. Con Cristiano fue un apretón de manos protocolario y con Bale se fundió en un abrazo.

Bale, con sus hijas en el césped del Bernabéu. (EFE)
Bale, con sus hijas en el césped del Bernabéu. (EFE)


El Manchester United, interesado en Bale

Florentino ha quitado importancia a las palabras del galés tras la final de Kiev y en la sala de prensa cuando fue elegido el mejor jugador del partido. “Necesito más minutos y si no puedo tenerlos en el Real Madrid, tendrá que ser en otro equipo. Ahora hay mucho tiempo por delante para hablar con mi agente y decidir qué hacer”, soltó Bale tras la final en otro acto de egoísmo que se rebajó en importancia por las palabras de Cristiano. Florentino valora a Bale y mucho. Entiende que este es un problema de Zidane y hasta le gusta comprobar que el galés se rebela con su rol de suplente.

Otra cosa es el futuro incierto del futbolista porque no está cómodo con el plan de Zidane, en el que se siente más un recambio que un titular para los grandes partidos. Bale estudiará ofertas de otros equipos y ahora mismo el más interesado es el Manchester United de Mourinho. La postura oficial del Madrid es que no está en venta, que tiene contrato y es un jugador importante. La realidad es que se ha revalorizado después de una temporada en la que dejó de contar para Zidane. Si Bale está decidido a salir del Real Madrid va a tener que traer una oferta que supere los 180 millones de euros porque en el Madrid consideran que es su precio mínimo de mercado después de los últimos movimientos. Habrá caso Bale durante el verano porque quiere jugar más y ha comprobado que, haga lo que haga, no tiene la misma repercusión que protagoniza y reclama Cristiano Ronaldo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios