TRAS LA DECIMOTERCERA CHAMPIONS DEL MADRID

Cristiano estalla con la Champions en la mano: la venganza con Florentino

El amor de Florentino con Neymar es la chispa que ha hecho estallar a Cristiano Ronaldo sin pensar en nada más que tener que desquitarse ante la insistencia del fichaje del brasileño

Foto: Cristiano Ronaldo indica con la mano las cinco Champions que tiene en su palmarés. (EFE)
Cristiano Ronaldo indica con la mano las cinco Champions que tiene en su palmarés. (EFE)

Cristiano Ronaldo lleva tiempo somatizando la rabia que le da ver cómo el Real Madrid traza una estrategia para fichar a Neymar. Si no es este verano, será el siguiente, pero el portugués lo tiene claro porque maneja información de que el brasileño es el deseo de Florentino Pérez. Cuando una persona acumula tanta irritación y tiene una personalidad egocéntrica, porque se siente el mejor, tarde o temprano acaba soltando ese resentimiento. Es lo que le sucedió a Cristiano, en un error verbal impropio de un jugador con tanta experiencia, nada más acabar la final contra el Liverpool. En el júbilo de la Decimotercera hizo público la revancha que lleva dentro. Cristiano Ronaldo no se siente valorado por Florentino Pérez y estaba esperando su momento para resarcirse y hacerse valer.

Con otra Champions, la tercera seguida bajo el brazo, y una competición donde ha sido protagonista por sus goles, explotó con estas declaraciones a 'Bein Sports': "Fue muy bonito estar en el Madrid. En los próximos días, daré una respuesta a los aficionados, que ellos siempre están conmigo. He disfrutado este momento". Más tarde, después de pasar por la ducha, insistió que "quizás me he equivocado en el momento... o no porque estos jugadores han hecho historia. Cuando me incorpore a la concentración de Portugal, hablaré, porque hay cosas importantes que decir. No me arrepiento de nada porque soy honesto. No tengo nada que esconder. Son situaciones que vienen de hace tiempo, he ido aguantando y las cosas no se solucionan con dinero. No tengo nada que hablar con el presidente. Le saludo como un profesional". No se retractó.

Cuando le trasladaron las palabras al eufórico Florentino, se le debieron revolver las tripas. Si pudiera, le habría despedido en Kiev, porque lo que menos soporta el presidente es que un futbolista le eche un pulso público y todavía entra en más cólera si lo hace cuando es un momento festivo. Pero Florentino tiene callo en este tipo de situaciones y las ve como si de un empleado subversivo se tratase. Su receta es implacable. A Cristiano o a su agente (Jorge Mendes) les va a coger, tirar de las orejas y acto seguido pedir que traigan una oferta que sea superior a los 150 millones de euros. Vamos a tener lío.

El 'amor' de Florentino con Neymar es la chispa que ha hecho estallar a Cristiano Ronaldo, sin pensar en nada más que tener que desquitarse ante tanta fuerza que está haciendo el club para buscarle un sustituto. El desencuentro entre el portugués y el presidente viene de muy atrás. Cristiano no está de acuerdo con que Neymar cobre más que él ni que Messi le doble prácticamente el sueldo. Ahora se ha sumado el tratamiento que le está dando el Atlético de Madrid a Griezmann con una oferta de renovación, que se acercaría o podría superar lo que gana el portugués. Todo esto provoca celos en un Cristiano Ronaldo que acumula el enfado de verse acorralado por la multa de Hacienda.

Cristiano Ronaldo besa a Georgina tras la final. (EFE)
Cristiano Ronaldo besa a Georgina tras la final. (EFE)

Florentino pone por encima el club

La bomba que ha soltado el portugués tendrá una fuerte onda expansiva en los despachos del Bernabéu durante todo este verano, porque Florentino no tiene la intención de tirar la casa por la ventana en un nuevo contrato para un futbolista que tiene 33 años. El presidente, en caliente, tuvo que hacer de apagafuegos ante los periodistas que le preguntaban en Kiev sobre las palabras de Cristiano y la respuesta es clara: "El Real Madrid es lo más importante". Puso a la institución por encima del jugador por muy estrella que sea y le recordó que tiene contrato. No es muy inteligente entrar en una disputa con Florentino, pero muy quemado tiene que estar Cristiano para decidir que el momento oportuno para desatar las hostilidades era tras ganar su quinta Champions.

Cristiano Ronaldo ya dejó entrever su malestar en la semana, antes de viajar a Kiev, cuando comentó que se hablaba mucho de fichajes, de Neymar, y al final siempre estaban los mismos para ganar estas últimas tres Champions. Recordó que él llevaba ocho años en el Real Madrid y no le gustaba tanto que se hablara de fichajes. Incluso dio un toque que sonó raro al presidente cuando comentó: "No tengo por qué ser amigo de Florentino". La celebración de Cristiano en Kiev fue fría y escenifica su desafío al presidente. Se marcha al Mundial de Rusia apretando a Florentino e intentando ponerle entre la espada y la pared para ver si es capaz de conseguir el fichaje de Neymar o tendrá que ser él, otra temporada más, el futbolista franquicia.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios