En eL MADRID HAN NOTADO UNA MEJORÍA EN EL LUSO

El plan secreto de Cristiano para estar fresco: lo que se esconde tras las rotaciones

Zidane quiere que Cristiano Ronaldo acorte sus carreras. Hace un exigente trabajo de potencia aeróbica y fuerza explosiva que mejora la punta de velocidad y la repetición de esfuerzos

Foto: Cristiano Ronaldo celebra, sin la camiseta, el gol de penalti a la Juventus. (EFE)
Cristiano Ronaldo celebra, sin la camiseta, el gol de penalti a la Juventus. (EFE)

Menos cabalgadas y acortar las carreras para conseguir una mayor punta de velocidad, repetir con mejor frecuencia los esfuerzos, recuperarse antes y estar más fresco. Beneficios que ya notan las piernas y la cabeza de Cristiano Ronaldo. Este es el plan que le ha marcado Zidane para que llegue a cada uno de los partidos de la Champions en plenitud y que explican su actual poderío. Estamos ante un Cristiano más robusto, con otro vigor. Un programa bien marcado que no se puede llevar a cabo si no descansa en los partidos de Liga y entra en las rotaciones. Zidane ya no quiere a Ronaldo fuera del área, ni para que se meta palizas con largas carreras y esfuerzos que no le dan beneficios. Para eso ya tiene otros jugadores y ha cambiado el esquema del equipo últimamente, como apostar por Lucas Vázquez y Marco Asensio en las bandas, jóvenes futbolistas de largo recorrido y con más gasolina. Hasta Isco, a quien le costaba más hacer un despliegue físico, tiene que ser más generoso.

El entrenador pide al portugués que recorte sus carreras a 10 o 12 metros a lo sumo. No siempre es fácil, porque el Madrid es un equipo que contragolpea y Cristiano lanza muchas de estas jugadas para finalizarlas. Pero Zizou quiere que frene. Hay que ahorrar y saber cuándo dosificarse. No quiere al Cristiano que se obsesiona con esas cabalgadas de 30 o 40 metros con las que se recupera peor y más tarde de los esfuerzos. Para sacar el mejor provecho de sus cualidades físicas, sin que repercuta en el talento, tiene que mantener una alta intensidad en los partidos, y solo es posible si mejora la punta de velocidad en esos espacios cada vez más reducidos y es capaz de repetir los esfuerzos. Tiene que recuperarse en menos tiempo y evitar la fatiga. Así explican en el Madrid la frescura que tuvo para ejecutar la chilena en Turín y la seguridad y fuerza con que golpeó con el interior del pie derecho al balón en el penalti del Bernabéu. Han llamado la atención el aplomo y la firmeza con que ejecutó el penalti en un momento de presión y con la agitación que había en el césped. Si está fresco de piernas, también lo estará su cabeza.

Cristiano entiende que no puede jugarlo todo

Zidane cogió a Cristiano Ronaldo antes de la eliminatoria contra el Paris Saint-Germain y diseñó un nuevo plan específico para que optimizara su rendimiento físico en la Champions. Planificaron el calendario. Empezó otro método en las rotaciones con el portugués, con la base del de la temporada pasada y que tanto éxito dio por cómo jugó los partidos ante Bayern de Múnich, Atlético de Madrid y la final de Kiev contra la Juventus. El portugués, con un año más (33) y el Mundial como colofón de la temporada, ya está convencido de que no puede jugar todos los partidos ni todos los minutos, y sigue la pauta que marca el entrenador. El Bayern de Múnich es el siguiente rival.

Zidane y Cristiano hablan durante el partido contra la Juventus en Turín para definir su estrategia. (EFE)
Zidane y Cristiano hablan durante el partido contra la Juventus en Turín para definir su estrategia. (EFE)

Cristiano ha dado un salto de calidad

El nuevo plan es el siguiente. Para rendir a una alta intensidad está enfocado a mejorar la potencia aeróbica y la fuerza explosiva en días alternos de una semana. Ejercicios de una alta exigencia que le impiden jugar dos partidos por semana. Son cargas de trabajo importantes que requieren descanso a estas alturas de temporada. De aquí sus continuas rotaciones e, incluso, cambios como el que se vio en el derbi ante el Atlético de Madrid, cuando se fue al banquillo tras marcar el gol a Oblak. Ahorrar para vaciarse en la Champions. Si asume este trabajo extra, además del que hace con el resto de compañeros en los entrenamientos, no puede jugar partidos como el de Las Palmas o Málaga.

El trabajo extra de potencia aeróbica lo lleva a cabo en un tapiz rodante en el gimnasio, donde realiza carreras de entre 12 y 14 km/h y largas marchas. Los beneficios de este ejercicio repercuten en que su capacidad para recuperarse de un esfuerzo a otro en los partidos es más rápida. Esfuerzos que son cada vez más cortos (de poco más de un minuto), pero más seguidos, porque va a ir suprimiendo las largas carreras. El día que no hace potencia aeróbica se centra en la fuerza explosiva, un trabajo de multisaltos (horizontales y verticales) con alta intensidad. En el Madrid le ven con una frescura que no tenía en los meses de octubre, noviembre y diciembre. A nivel fisiológico, también ha dado un salto de calidad por esa rapidez para recuperarse antes de los esfuerzos. Hoy, el plan Cristiano funciona.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios