el técnico de moda

El Sevilla se echa a los brazos de Machín: el entrenador que volvió loco a Zidane

Su sistema y valentía bloqueó al Real Madrid de Zidane en Montilivi. El Atlético sólo sacó un empate. Pablo Machín, el 'matagigantes', es la esperanza del Sevilla en el banquillo

Foto: Pablo Machín saluda a Zidane en el partido que disputaron el Girona y el Real Madrid en Montilivi. (Reuters)
Pablo Machín saluda a Zidane en el partido que disputaron el Girona y el Real Madrid en Montilivi. (Reuters)

Algo tiene Machín cuando le bendicen. Elogiado por Pep Guardiola, al que califica de un entrenador “increíble”, y admirado por el seleccionador Julen Lopetegui. El Sevilla apuesta por el ‘matagigantes’ de los banquillos para recuperar el terreno perdido tras una temporada en la que ha tenido tres entrenadores (Berizzo, Montella y Caparrós). Ganar al Real Madrid con un repaso en Montilivi y empatar contra el Atlético de Madrid, además de anular a Messi, y producir que su sistema se atragantara a muchos equipos de la Liga son algunos de los argumentos de peso que llevan a Pablo Machín Díez a dar el salto del banquillo del Girona al Sevilla. El precio del traspaso es de un millón de euros, un chollo para el club hispalense, que está muy necesitado de meter aire fresco, imaginación y táctica para recuperar el pulso competitivo. Machín es el elegido porque se le considera uno de esos entrenadores que son capaces de reinventar el fútbol.

¿Qué ha inventado realmente Machín para ser el entrenador de moda del último campeonato liguero, con permiso del excelente trabajo de Quique Setién en el Betis? Su sistema ha estrangulado a los grandes, medianos y pequeños. Muchos de los entrenadores rivales han mostrado una impotencia por no saber cómo sacar de la parálisis a sus jugadores cuando se han medido al Girona. El 29 de octubre de 2017 es una fecha histórica para Machín. Cuando logró darle un meneo al Real Madrid, en Montilivi, que no olvida Zidane. El campeón de la Champions sufrió un auténtico bloqueo con el sistema, que muchos califican ‘a la italiana’, basado en tres centrales y dos laterales. Los especialistas no saben cómo definirlo. ¿Defensivo u ofensivo? La realidad es que le jugó de tú a tú al Real Madrid.

Lopetegui fue a consultar a Machín

Machín ha vuelto locos a sus contrarios con el desdoblamiento de los laterales y la solidez de los tres centrales. “Cuando atacamos utilizamos un 3-5-2 y cuando nos tenemos que replegar para defender somos un 5-3-2 o un 5-4-1”, explica en términos técnicos de pizarra. Este sistema, que da amplitud al juego, profundidad a los laterales para atacar y reduce espacios al contrario cuando le atacan, ha llamado la atención a Lopetegui por su eficacia y buen funcionamiento. Hasta el punto que el seleccionador se marchó a Girona para tener una conversación, de más de tres horas, con Machín y le diera algunas claves y consejos por si España se tiene que enfrentar en el Mundial a una selección que pone en el campo este dibujo.

Para Machín no es un sistema único porque cree más en la idea de proponer juego que de encerrarse. Lo califica de inteligente porque busca sacar el mejor rendimiento de cada futbolista. Es una buena fórmula para encontrar el equilibrio del equipo que a otros técnicos más valientes tanto le cuesta. Pero no se califica como un entrenador defensivo ni ‘amarrategui’ y mucho menos un genio de la táctica. Su frase de cabecera define su sentido común: “Un entrenador nunca hará de un burro un caballo de carreras”. Es de los que se adaptan al talento y características de sus jugadores y huye de la rigidez o lo imposible. Con este ideario ha conseguido que el Girona, en su primera temporada en Primera división, quedara décimo y por momentos compitiera para entrar en plazas europeas.

Pablo Machín durante el partido entre el Girona y el Barcelona. (EFE)
Pablo Machín durante el partido entre el Girona y el Barcelona. (EFE)


Con la mano izquierda de Del Bosque

Machín no es sólo un arquitecto de la pizarra sino también un excelente gestor de grupos que tiene como referente a Vicente del Bosque. Un técnico joven (43 años) que se forjó a sí mismo después de tener que abandonar su carrera como futbolista por una lesión en la rodilla (1998). El soriano empezó de forma prematura su carrera en los banquillos en las categorías inferiores del Numancia hasta llegar a ser segundo de Unzué y dar su primer campanazo como ayudante de Sergio Krsic, cuando ganó al Barcelona (1-0) en Los Pajaritos en el debut de Guardiola como técnico culé en la temporada 2008-09. Aquí ya apuntaba su fama de ‘matagigantes’.

Cuando decidió volar solo empezó a labrar su particular visión del fútbol para ir convirtiendo sus ideas en equipos de autor. Así consiguió llegar al Girona, en marzo de 2014, y provocar una revolución. Primero salvó al equipo del descenso a Segunda B, luego le llevó a competir por el ascenso a Primera, quedando a las puertas y conseguirlo en una fecha histórica para el club catalán. El 4 de junio de 2017, el Girona alcanzó la división de oro de la mano de Machín y éste joven entrenador tiraba la puerta de las secretarías técnicas que ya no le han quitado ojo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios