El Sevilla, como el doctor Jeckyll y mister Hyde

La esquizofrenia (deportiva) de Montella en el Sevilla: acusado de la mala gestión

El Sevilla combina actuaciones espectaculares en Champions y Copa del Rey con una gran irregularidad en la Liga. "Tenemos que acostumbrarnos a jugar dos partidos por semana", dice Montella

Foto: Vincenzo Montella fichó por el Sevilla el 28 de diciembre de 2017. (Reuters)
Vincenzo Montella fichó por el Sevilla el 28 de diciembre de 2017. (Reuters)

A Vincenzo Montella, el técnico que ha conducido al Sevilla al altar de los mejores equipos de Europa, le salen granos en la Liga. El Sevilla es el doctor Jeckyll o mister Hyde: humeando los rescoldos del incendio que el Sevilla provocó en Old Trafford cuando se plantó en Leganés y cayó con cierto estrépito. Por encima le pasó un pelotón de legionarios blanquiazules, que se enfrentó a un equipo con las ruedas pinchadas.

Los sevillistas no encuentran razones objetivas que expliquen la brutal metamorfosis que sufre el equipo cuando encara un torneo copero (finalista de Copa del Rey y cuartofinalista en Champions) con un fútbol brioso y por momentos demoledor, y cuando se presenta en la Liga (sexto en la clasificación, tres sonoras goleadas, en seis derrotas y un empate) con un fútbol cobardón y lleno de telarañas. Con números irrebatibles, al italiano le acusan de tener solo ojos para las competiciones del KO y ponerse un paraguas para la Liga.

Tras eliminar al Manchester United, el Sevilla perdió por 2-1 ante el Leganés. (EFE)
Tras eliminar al Manchester United, el Sevilla perdió por 2-1 ante el Leganés. (EFE)

¿A qué se debe esta esquizofrenia deportiva del equipo de Montella? El siempre sonriente entrenador se encoge de hombros y expone argumentos muy pobres. “Creo que el equipo nota el cansancio. Se nota un bajón tanto mental como físico. Tenemos que acostumbrarnos a jugar dos partidos por semana”, comentó tras la dura (y merecida) derrota frente al Leganés. El napolitano se contradice porque confía solo y exclusivamente en un reducido grupo de once jugadores, da cierto cuartelillo a otros cuatro, mientras condena a galeras y al olvido al resto. Y todo esto en un plantel cuya masa salarial es, tras la del Barcelona, Real Madrid y Atlético, la más alta de la Liga.

El once fijo del Sevilla de Vincenzo Montella se lo saben al dedillo los aficionados del Sevilla: Sergio Rico; Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; NZonzi, Banega; Sarabia, Mudo Vázquez, Correa; y Luis Muriel. Nolito, Ben Yedder, Kjaer y Layún entrarían en el grupo de elegidos. El resto, salvo lesiones, apenas cuenta.

Rentabilidad casi nula de fichajes de invierno

La rentabilidad de los fichajes de invierno es casi nula. Aterrizaron en la última ventana Arana, Roque Mesa, Sandro y Miguel Layún. Este último, tras la lesión de Jesús Navas, pudo asomarse a la titularidad. Al resto apenas se le espera. Arana, lateral izquierdo de más proyección en Brasil, jugó un partido completo frente al Málaga y los minutos de basura frente al Leganés. Lo mismo que Sandro. Roque Mesa todavía no ha debutado en el Sánchez-Pizjuán y solo se le pudo ver medio tiempo en la debacle de Eibar y varios minutos ante Las Palmas. Roque, un viejo anhelo del Sevilla, apenas saca la cabeza en las convocatorias y solo se deja ver en los calentamientos.

De los cuatro fichajes de invierno (Roque Mesa (i), Sandro Ramírez (c), Miguel Layún (d) y Arana (no aparece en la imagen), solo Layún es un habitual en los planes de Montella. (EFE)
De los cuatro fichajes de invierno (Roque Mesa (i), Sandro Ramírez (c), Miguel Layún (d) y Arana (no aparece en la imagen), solo Layún es un habitual en los planes de Montella. (EFE)

Arana fue, dicen desde la planta noble, un fichaje de futuro. A sus 20 años, el club ha invertido 11 millones de euros por el 80% de su propiedad. Tres millones pagó el Sevilla por la cesión sin opción de compra del canario Sandro, cuya ficha anual es de tres millones netos, que también paga el club nervionense. Roque Mesa y Layún también han arribado a Nervión en calidad de cedidos, aunque con opción a compra. Les han costado al Sevilla un total de seis millones, más sus respectivas fichas, que superan cada uno los dos millones netos. Salvo Layún, todos cuentan con un papel testimonial en el equipo de Montella, que dio el visto bueno a sus fichajes para luego condenarlos al ostracismo.

El entrenador, mientras, ha sonreído ante la noticia que le llega desde Italia, donde sus éxitos coperos se han celebrado por todo lo alto, pues su nombre suena con fuerza para ser seleccionador de Italia y quien timonee la batalla por recobrar la autoestima en el equipo nacional. Vicenzo ha respondido que le encantaría, y que para él "sería un orgullo ser seleccionador”. También reconoce que tiene contrato por un año más en el Sevilla y que se agarra a ello. Pero un matiz cortante como una navaja planea sobre su flequillo: si el equipo blanco no se clasifica para Europa, su contrato quedaría automáticamente cancelado. Y ahora le andan soplando el trasero.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios