EL TERCER CICLO CON EL EQUIPO FRANCÉS

Fernando Alonso y Renault, matrimonio de conveniencia... y arriesgada apuesta común

Alonso vuelve con casi 40 años, dos de ausencia, y sin el equipo ganador que pretendía meses atrás. Una apuesta de riesgo, que sin embargo, parece haber valorado cuidadosamente

Foto: Fernando Alonso, en su museo, el día del anuncio de su tercera etapa con Renault (EFE)
Fernando Alonso, en su museo, el día del anuncio de su tercera etapa con Renault (EFE)

“Mi retorno a la formula 1 y con Renault ha sido decidido con calma, sé quien soy, estoy seguro quien soy hoy, y cuales son las perspectivas de Renault”. Quizás fueran las palabras que más carga profundidad o contenido implicaban entre las primeras de Fernando Alonso tras hacerse público su fichaje. Porque encerraban su respuesta a las dudas que a muchos genera este matrimonio de conveniencia ante las circunstancias de cada una de las partes.

Volver con casi cuarenta años a una parrilla cuya media no llega a los treinta, dependiente de un equipo sin opciones de victoria en el presente y un pobre historial estos últimos años, perdidos los trenes de un Ferrari, Red Bull o Mercedes a pesar de haber sondeado sus opciones. ¿Salto al vacío, o arriesgada apuesta con posibilidades de éxito? “Sé quién soy, estoy seguro de quien soy hoy...”

Los antecedentes no favorecen

Para empezar, no existe un precedente similar en la Fórmula 1 para un caso como el suyo, el de abandonar este mundo, darse una vuelta exitosa por otras categorías, y volver con casi cuarenta años. Solo un piloto ha ganado alguna carrera en la edad moderna por encima de esa edad. Cuando Nigel Mansell, ya pasados los 40, volvió con Williams en 1994 por cuatro carreras como recurso tras el fallecimiento de Ayrton Senna. En 1995, a McLaren por imposición del patrocinador Marlboro, colaboración de dos carreras que resultó un desastre. Alain Jones volvió con 39, a un proyecto desastroso que duró pocas carreras. Alain Prost volvía en 1993 con 37, aunque tras un año sabático y el asiento asegurado en el Williams sin rivales de aquella época. Kimi Raikkonen retornaba con mayor juventud que Alonso. Niki Lauda se fue, pero volvía con 33 años al proyecto ganador de McLaren/Porsche.

El caso de Alonso sí encuentra similitudes, sin embargo, con Michael Schumacher, de pasión por el pilotaje paralela a la del español, también durante su retirada. Hasta con las motos lo intentó. Se rindió a los cantos de sirena de Mercedes con 41 años, pero su trienio junto junto a Rosberg y frente a sus rivales en nada se pareció a sus tiempos gloriosos con Ferrari.

Cuando arranque la temporada 2022, el verdadero objetivo de Alonso con Renault, el español también tendrá cuarenta años. “Físicamente, tuve que reconstruir mi cuerpo y empezar una preparación muy específica en febrero, y ahora estoy al 100 por cien”, explicaba tras anunciarse su fichaje, "hice un par hace un par de semanas y obtuve los mejores resultados de mi carrera. Estoy extremadamente motivado, más feliz y fuerte que nunca”. Tendrá enfrente a Raikkonen, Hamilton y Vettel que rondan los treinta y cinco, mientras que Ricciardo, Bottas y Grosjean están en la primera treintena. El resto, cachorros. “El reloj es lo único que importa, no la edad” contestaba Alonso ayer al respecto, “nunca he visto una clasificación basada en la fecha de nacimiento, siempre en el crono”. De momento, los antecedentes no juegan a favor. Alonso quiere romper con todos ellos.

Cyril Abiteboul ha vuelto a dar otro golpe de efecto en momentos clave para Renault (EFE)
Cyril Abiteboul ha vuelto a dar otro golpe de efecto en momentos clave para Renault (EFE)

Un Alonso distinto

¿Y matrimonio de convenciencia? ¿Hubiera Alonso firmado por Renault de tener acceso a Ferrari, Mercedes o Red Bull? ”Vengo a construir e inculcar en todos los aspectos mi cultura ganadora en el equipo y en el Grupo Renault” ¿Alguien duda del fenomenal liderazgo y capacidad de influencia que Alonso disfrutará en el equipo? El sueño de cualquier piloto de élite, pero también la única opción para canalizar su motivación y ansia por volver a la Fórmula 1, perdida la opción de monoplazas ganadores que establecía como condición previa en estos meses pasados para su retorno. Aunque el objetivo sea 2022, con coches "donde el piloto tendrá más influencia que en los actuales", radicalmente diferentes bajo un nuevo reglamento. Pero también Alonso llega con las páginas ya escritas del capítulo en McLaren y Honda, que pesaría como una losa a poco que el proyecto con Renault no funcione. Un riesgo sopesado que, explica, está dispuesto a correr.

Para Renault, Alonso supone un balón de oxígeno y un catalizador en múltiples áreas. Abiteboul siempre señaló 2020 como año para luchar por el título. Hasta el cliente McLaren le ha superado. La pandemia global representaba una amenaza ante las dificultades del mercado, con la incertidumbre para la industria del automóvil ante los nuevos paradigmas energéticos. La llegada de Alonso supone un enorme estímulo de imagen, también interno para sus miles de empleados, además de una formidable herramienta de marketing global. El español llega en el momento crucial, cuando más se desinflaban las expectativas del equipo, donde crecen las dudas sobre la capacidad de Abiteboul para posicionar a Renault en la cima de la Fórmula 1. Pero cabe reconocerle también su habilidad para sacar otro conejo de la chistera en momentos críticos. Primero con Ricciardo cuando Red Bull le tiraba los motores a la cara. Ahora con el español, cuya presencia quizás haya contribuido a salvar la continuidad en disciplina

¿40 años, de nuevo en la Fórmula 1? Sí, con todos los riesgos de la edad y la incertidumbre de un equipo oficial que no cumple expectativas. Pero, cabe resaltarlo, vuelve también un Fernando Alonso distinto gracias a los desafíos de estos dos últimos años, que le han proporcionado otras experiencias físicas y mentales como piloto, con una visión de las carreras de la que no gozan ninguno de sus rivales. “Estoy calmado, tranquilo con las cosas que están ocurriendo. Cuando estás inmerso en el hora a hora de la Fórmula 1, pierdes la perspectiva, y no tienes la que ahora tengo…”. Lo comprobaremos en los próximos años.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios