SE MANTIENEN LOS MONOPLAZAS DE 2020

Por qué Fernando Alonso podría perder el tren para volver a la F1 de 2021

El retraso hasta 2022 de nuevo reglamento que iba a resetear la Fórmula 1 era una de las premisas de Fernando Alonso para volver. Ahora, dependería de otros factores

Foto: La evolución de la Fórmula 1 tras la crisis del coronavirus puede presentar nuevos escenarios para Alonso (EFE)
La evolución de la Fórmula 1 tras la crisis del coronavirus puede presentar nuevos escenarios para Alonso (EFE)

La Fórmula 1 se congela durante un año. El cambio técnico más importante de su historia se demora hasta 2022. Mientras los equipos afrontan nuevos escenarios y afrontan un intempestivo panorama de incertidumbre, el jueves han alcanzado un acuerdo unánime para retrasar los nuevos monoplazas que debían debutar en 2021.

La continuidad de los monoplazas actuales se inscribe en el repentino contexto global que también está arrojando grandes desafíos a la Fórmula 1 para los próximos meses. Incluyendo a varios de sus grandes protagonistas, tanto fabricantes, equipos y pilotos, que tendrán que tomar importantes decisiones. Se convertirán así en fichas de dominó que irán cayendo una detrás de otra de pendiendo de esas resoluciones. Entre ellas, también la de Fernando Alonso, cuyo futuro deportivo estará vinculado a nuevos escenarios en movimiento. Como el de no poder volver a la Fórmula 1 en 2020, como había planeado y anunciado.

Sin reseteado en 2021

Los equipos de Fórmula 1 han decidido mantener los actuales monoplazas el próximo año, aunque congelando elementos como el chasis y la caja de cambios y a otras áreas del monoplaza todavía por determinar. Aliviarán así una doble presión. Por un lado, la económica, al prorratear durante dos temporadas el coste económico del nuevo reglamento ante el más que previsible descenso de ingresos sin el calendario original de 2020. Por otro, la presión logística al amortiguarse el esfuerzo de concentrar el trabajo sobre el monoplaza actual en paralelo al de un sucesor radicalmente distinto. Y, al confirmarse el tope presupuestario el próximo año, los equipos con menos recursos contarán también con un mayor desahogo y mayor capacidad para preparar el nuevo proyecto.

Este nuevo panorama abre numerosos interrogantes en distintos frentes, cuyas respuestas dependerán de factores desconocidos a día de hoy. Desde el punto de vista deportivo, para empezar, la demora del nuevo reglamento teóricamente prolongará un año más el statu quo actual. No llegará así en 2021 previsto reseteado del que hablaba Alonso como ventana para un posible retorno. “Las razones por las que dejé la Fórmula 1 siguen presentes ahora, con el dominio de un equipo y con carreras un poco predecibles” apuntaba en el pasado Gran Premio de Italia, “pero en 2021 estas cosas pueden cambiar y puede haber una buena oportunidad”. De momento, pues el próximo año supondrá una continuidad del presente ciclo, con los tres equipos actuales dominando sobre una clase media a palo limpio, pero a distancia de aquellos.

Ver esta publicación en Instagram

Germany 2012. Wet qualy. Pole lap. #f1 #germany

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

¿Qué escenario se presenta entonces para ese posible retorno de Fernando Alonso? El piloto español está trabajando entre bastidores, pero la Fórmula 1 se ha converido en un objetivo móvil al que resultar difícil fijar el tiro. Para empezar, sin la premisa de ese reseteo ¿Estaría interesado el piloto español en su retorno? A no ser que surgiera una oportunidad en uno de esos equipos…

¿Qué puede pasar en Mercedes?

De momento, solo cabe nadar en el terreno de las hipótesis y las especulaciones y conocer el alcance e impacto de la crisis en equipos y fabricantes. Especialmente en el caso de estos últimos. Solo cabe recordar las espantadas precedentes de Honda, BMW y Toyota en 2008… ¿Seguirá Mercedes en la Fórmula 1 ante el nuevo contexto internacional? Si Daimler anunciaba recientemente el descenso de beneficios y ajustes internos antes de la crisis de la imprevista crisis del coronavirus, ¿cuál será su decisión en los próximos meses? ¿Y la de Renault, en peor financiera y de mercado si cabe?

Los F1 de 2021... perdón, de 2022.
Los F1 de 2021... perdón, de 2022.

Mercedes justificaba su previsible continuidad gracias al gran retorno de su inversión en la F1. ¿Se mantendrá dicho retorno en un contexto aún desconocido? En caso negativo, ¿qué escenario afrontará Toto Wolff con la estructura actual de su equipo sin el paraguas del fabricante alemán? Algunos rumores y la cada vez más estrecha relación entre Wolff y Lawrence Stroll apuntan a un posible matrimonio con Aston Martin. El 'Mercedes Rosa' sería un síntoma y reflejo de esa relación. Pero la marca británica también anda financieramente boqueando. En todo caso, si Mercedes se despidiera, ¿seguirá Lewis Hamilton en su actual pero financieramente reestructurado equipo? ¿Daría el británico finalmente el salto Ferrari si la marca alemana se despide de la Fórmula 1? Para Alonso, el panorama deportivo en la pista sería el mismo que en el presente, aunque con otra diferente ventana de oportunidad.

La duda de las 500 Millas

Pero con Red Bull y Ferrari ya previsiblemente cerrados para Alonso como habrían anticipado sus dirigentes, si no hubiera opciones con Toto Wolff - o Mercedes-, si la jerarquía deportiva en 2021 se repitiera, ¿qué opciones ganadoras se presentan para el retorno del español? Ante el previsible impacto que sufrirá la Fórmula 1 en los próximos meses, el impacto de su vuelta en un escenario de normalidad supondría un gran aliciente mediático. Pero la niebla de los últimos acontecimientos no permiten alargar la mirada al paisaje más allá de unos metros.

Ni siquiera con su gran objetivo de 2020, las 500 Millas de Indianápolis. La cancelación de los grandes premios hasta junio invita también a poner en cuarentena la celebración de la carrera americana con un aforo de 350.000 personas, así como las primeras citas del IndyCar. La evolución del coronavirus en China invita a pensar que Occidente podría volver a la normalidad hacia el verano y cabe imaginar que, antes o después, se celebrará la cita americana. Quién sabe si se abriría una más que dudosa oportunidad en Le Mans, retrasada hasta septiempre Pero, en la Formula 1… ¿En 2022, con 41 años? De momento, solo cabe esperar que despeje la niebla.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios