Igor Fraga: de los eSports a la Fórmula 3

El piloto fichado por Red Bull: entre un auténtico disparate y una genialidad

Han sido varios los casos de pilotos jóvenes que han podido entrar en escuderías para centrarse en sus simuladores, pero Red Bull ha dado un paso más con Igor Fraga, su nuevo fichaje

Foto: Muchos equipos están apostando por esta vertiente para conseguir futuras promesas del automovilismo. (F1)
Muchos equipos están apostando por esta vertiente para conseguir futuras promesas del automovilismo. (F1)

¿Está capacitado un piloto de eSports para dar el salto a monoplazas de la vida real? Han sido varios los casos de pilotos jóvenes que han podido entrar en escuderías para centrarse en sus simuladores, pero Red Bull ha dado un paso más. Igor Fraga, piloto conocido por sus éxitos en el mundo de los videojuegos, se unirá al Red Bull Junior Team desde 2020, la academia de jóvenes pilotos del equipo. Lo que abre una puerta histórica de cara a ver, en no mucho tiempo, a un piloto de eSports en la Fórmula 1.

Fraga ha conseguido lo que nadie hasta ahora. Pasar del mundo virtual a llegar a la Fórmula 3 con el respaldo de Red Bull. A finales de 2018 se convirtió en el primer campeón del mundo de la FIA de simracing y posteriormente se hizo con la victoria en las Toyota Racing Series en Nueva Zelanda. Este febrero firmó con el equipo Charouz de Fórmula 3 para disputar la temporada. El objetivo de los pilotos que pasan por la academia de Red Bull es brillar y hacerse un hueco en la Fórmula 1, como ha sido el caso de Sebastian Vettel o de Max Verstappen. Actualmente, ese es el sueño que persigue Fraga. "Tengo un sueño desde que era muy pequeño: ser Campeón del Mundo de F1".

Pero lo más importante es la puerta que ha tirado abajo gracias a las carreras virtuales. El brasileño ha hecho historia al abrir un nuevo camino para que los jóvenes pilotos den el paso al automovilismo real sin necesidad de asumir todo lo que cuesta llegar hoy en día a competiciones como la Fórmula 1. "Este es un puente entre dos mundos que pocas personas creían que fuera viable. Hoy, afortunadamente, la gente piensa de manera diferente. Creo que mi carrera es prueba de ello. Voy a debutar en la élite de la Fórmula 3 y, más que eso, he sido apoyado por uno de los principales proyectos para los jóvenes con potencial de llegar a la F1. Eso, en realidad, no es poca cosa. Estoy muy agradecido. Y, por supuesto, muy feliz".

Los casos más importantes

Uno de los casos de éxito más notorio en los últimos años fue el del español Lucas Ordóñez, el primer piloto que pasó de lo virtual a lo real. El de Madrid compitió durante varios años en karting para cumplir su sueño, pero le faltó el presupuesto necesario para continuar su carrera deportiva y tuvo que abandonar la competición. Entonces encontró su hueco en el videojuego Gran Turismo y vio cómo pasó de ser en el primer ganador de la GT Academy a subir al podio de las 24 Horas de Le Mans.

Uno de los primeros también en dar ese pequeño salto más concretamente a la Fórmula 1 fue Rudy Van Buren. Tras ganar un campeonato organizado por McLaren, los de Woking le reclutaron para ser piloto del simulador del equipo. Este joven, fue campeón de Holanda de Kárting en 2003 y se vio obligado a dejar las carreras por falta de recursos económicos. Ahora es identificado como uno de los mejores ejemplos de como docenas de días en el simulador pueden ser útiles a los equipos en la vida real. En 2019, el británico de 19 años, Brendon Leigh, campeón en los eSports y fichado por Mercedes, también tuvo su oportunidad en una carrera real. El joven piloto aprobó con nota su debut y no se le notó para nada su inexperiencia.

La apuesta de McLaren

La realidad es que McLaren fue una de las escuderías pioneras en apostar por los eSports como una buena antesala de futuros pilotos de, por qué no, Fórmula 1. El director de eSports de la compañía, Ben Payne, remarcó la importancia de preparar a la siguiente generación de pilotos en los simuladores de conducción y cómo se pueden aprovechar de su talento en diferentes aspectos. "Nuestros chicos son más atletas que los deportistas de otros deportes electrónicos. Ya se que grandes equipos de eSports tienen nutricionistas, psicólogos y todo eso, pero creo que los simuladores de conducción son diferentes”. Queda por ver si McLaren conseguirá llevar a buen puerto su ambicioso proyecto, pero por ahora su apuesta por integrar a pilotos virtuales en las dinámicas de los equipos de Formula 1 parece firme.

Lando Norris es uno de los grandes conocedores del gran nivel de realismo de estas competiciones y remarcó que es un lugar del que se puede aprender de cara a la Fórmula 1. "Definitivamente hay cosas que puedes aprender en cuanto a estrategia", dijo Norris. “Pasamos horas y horas de preparación tratando la configuración y, por ese lado, aprendes mucho sobre diferentes coches. Mucho de eso está muy relacionado con un monoplaza de F1. Así que pruebas diferentes alturas, alas, presión de los neumáticos, etc. Te mantienes involucrado en todo y aprendes lo que afectan las diferentes combinaciones. Por ejemplo, si vas con un alerón, puedes salir con un poco más de altura trasera y cosas así. A veces la gente no sabe esos detalles".

"Me encanta pilotar en el simulador y disputar carreras, y dedicar tiempo y esfuerzo y, con suerte, lograr un buen resultado. Puedo aprender no solo de los pilotos de la vida real, sino de otros gamers, que saben mucho incluso de cómo configurar los coches", confesaba.

La victoria de Enzo Bonito

El hombre que derrocó a un piloto profesional fue Enzo Bonito, piloto del equipo de eSports Team Readline. En la Carrera de Campeones de 2019, celebrada en México, un evento anual que une a estrellas del mundo del motor y también de los eSports, en la carrera podíamos ver a personalidades de la Fórmula 1 como Sebastian Vettel o Pierre Gasly, o todo un ganador de las 500 Millas de Indianápolis, Ryan Hunter-Reay.

Durante la fase preliminar, Enzo Bonito se enfrentó a Lucas di Grassi, expiloto de Fórmula 1 y piloto de Fórmula E. Es aquí cuando llegó la sorpresa, pues el jugador de eSports, pese a empezar por detrás de Di Grassi por más de segundo y medio, acabó la carrera victorioso, siendo más rápido que su rival, pues le sacó más de medio segundo de ventaja y logrando la vuelta más rápida de todo la cita. Un logro que denotaba tanto la calidad de los jugadores de eSports, como la calidad de los juegos de simulación actuales.

Esta victoria de Enzo Bonito a Lucas di Grassi marcó un hito, pues es la primera vez que ocurría algo así y acerca a los jugadores eSports a las pruebas de competición profesionales donde, quizá no se les tomaba tan en serio. Ahora la preguntas es: ¿tendremos la llegada de un piloto virtual a la Fórmula 1 dentro de poco? La realidad es que cada vez están más cerca.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios