el riesgo de sufrir un resbalón

La imprudencia de Marco Asensio con botas de fútbol que no entienden en el Real Madrid

Lo que se le ha ocurrido a Marco Asensio es grabar un vídeo en el que muestra un desafío tocando el balón contra una pared. Un error. Su 'tele entrenamiento' es distinto al de sus compañeros

Foto: Marco Asensio corre por el césped de la Ciudad Deportiva de Valdebebas. (vía @MarcoAsensio10)
Marco Asensio corre por el césped de la Ciudad Deportiva de Valdebebas. (vía @MarcoAsensio10)

Las ganas por demostrar que está cada día más fuerte y la ilusión por tener contacto con la pelota le juegan una mala pasada a Marco Asensio. El jugador del Real Madrid sigue estando en un proceso de recuperación de una lesión grave, en el que tiene que tomar sus precauciones. La vigilancia de los médicos ha cambiado con la nueva situación de confinamiento y se le pide responsabilidad desde el club. Asensio también necesita mostrar a sus seguidores que se puede llevar de la manera más entretenida el estar encerrado en su casa y con ello ha cometido un error grabando un vídeo en el que muestra un desafío tocando el balón contra una pared. No es un vídeo cualquiera. Lo imprudente está en que se pone las botas de fútbol y lo practica en el borde de la piscina, con el suelo mojado, y el riesgo de poder sufrir un resbalón. Se lo han recriminado los seguidores que lo entienden como un acto innecesario y temerario.

Quizás, en el club tampoco entiendan que Marco Asensio tenga que arriesgarse a este tipo de desafíos que le pueden traer problemas en caso de percance. No es la mejor superficie un suelo resbaladizo y las botas de fútbol para la estabilidad de su rodilla. Su 'tele entrenamiento' es muy distinto al de sus compañeros que están en casa ejercitándose para no perder la forma y que también muestran vídeos de sus gimnasios, con pesas, bicicletas y otros desafíos que se están haciendo virales (como darle toques a un rollo de papel higiénico). Otro de los más activos es Brahim Díaz, entreteniéndose con este tipo de desafíos que sirven para hacer llamamientos de que la gente se quede en casa. Pero Brahim no está en la misma situación que Asensio.

A Marco Asensio hay que pedirle más prudencia y es lógico que le puedan las ganas de mostrar que su recuperación va por buen camino. Son ya ocho meses desde que sufrió un grave percance en un partido de pretemporada contra el Arsenal. Lo que no puede olvidar, pese a las circunstancias especiales en las que nos encontramos por la pandemia del coronavirus y la reclusión domiciliaria, es que se está recuperando de una rotura de ligamento cruzado anterior y del menisco externo de la rodilla izquierda.

Le piden autocontrol

Acumula mucho tiempo de baja. Tiene inactividad y el lógico deseo de ser uno más. Ha pasado por su particular calvario que le ha tenido trabajando solo, tratándose con los fisioterapeutas, sin tocar el balón, dobles sesiones en la Ciudad Deportiva y en su casa para recuperar la elasticidad y la flexibilidad, aumentar la masa muscular, equilibrar y hacer un trabajo de fuerza. Hasta que hace un mes, aproximadamente, empezó a pisar con regularidad el césped de Valdebebas. Asensio tiene otro ánimo. Han tenido que frenarle, en más de una ocasión, cuando estaba bajo supervisión médica. Entró en la fase del entrenamiento individualizado y veía de cerca el trabajo de Zidane con el grupo.

Su euforia hay que controlarla. Más en estas fechas en las que está lejos de los servicios médicos y recuperadores. En permanente contacto, pero en otras condiciones extraordinarias. Toca el balón en diferentes ejercicios de precisión y fuerza. Sus sensaciones cada día que pasan son mejores y descuenta los días para que le den el alta y pueda entrenar con todos. Aunque tampoco hay una fecha fija porque Zidane y los médicos le dejaron claro que no va a correr ningún riegos.

Tiene que tener máxima precaución. Los riesgos que pueda asumir de forma innecesaria no son buenos. Tienen que ver con sus ganas de mostrarse y demostrar que cada vez va mejor, con este tipo de vídeos caseros y desafíos virales que se vuelcan en las redes en esta situación extraordinaria. Un vídeo más que, por otra parte, también recibe críticas por mostrar cómo un futbolista se puede permitir pasar la cuarentena en el jardín de su mansión con piscina. Se lo reprochan, algunos con ironía y otros más indignados. Los que están confinados en pequeños pisos.

No es el único futbolista que pasa por este tipo de comentarios que no parecen gustar en las redes sociales. El ex futbolista holandés Rafael van der Vaart ha recibido insultos por mostrar su piscina climatizada, en la que se entretiene jugando con la pelota y pide que la gente se quede en casa. En el caso de Asensio, también hay otro tipo de comentarios de seguidores que le piden que vuelva pronto a la competición.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios