Sette Camara será el nuevo piloto probador

El nuevo fichaje de Red Bull, ex McLaren, con el que Marko se ha bajado los pantalones

Red Bull ha cerrado el fichaje de Sergio Sette Camara como nuevo piloto reserva de Red Bull. El brasileño ya estuvo en 2016 y de esta manera la palabra de Marko queda en entredicho

Foto: Sergio Sette Camara es el nuevo piloto reserva de Red Bull. (Red Bull)
Sergio Sette Camara es el nuevo piloto reserva de Red Bull. (Red Bull)

"El tema está cerrado. Han hecho sus carreras en otras direcciones y otras categorías de automovilismo. No habrá regresos". Menos de dos meses han pasado de estas declaraciones de Helmut Marko, asesor de Red Bull. Este lunes, su equipo cerró el fichaje de Sergio Sette Camara, nuevo piloto reserva de la escudería. El brasileño ya estuvo en 2016 en la academia y de esta manera la palabra de Marko ha vuelto a quedar en entredicho. Un piloto que no casa con lo que se busca para la Fórmula 1 en Milton Keynes.

"Estoy extremadamente feliz de unirme a la familia Red Bull como piloto oficial reserva y de test para la temporada 2020 de Fórmula 1 junto a Sebastian (Buemi)", dijo Camara. "Llevo viendo F1 desde que tenía cinco años y estoy encantado de haber tenido la oportunidad de trabajar con Red Bull y Alpha Tauri". El piloto brasileño está de vuelta en la escudería de bebidas energéticas. Estuvo presente en el proyecto júnior en 2016, pero no terminó de dar el rendimiento que se esperaba. Cuatro años después compartirá su rol en Fórmula 1 con el piloto reserva de Red Bull y titular en Fórmula E, Sebastian Buemi.

La palabra de Marko

Pero lo extraño del fichaje es que en apenas dos meses Marko ha vuelto a contradecirse en lo que él consideraba que era un tema cerrado, como es la contratación de expilotos de la academia Red Bull. La figura de Jean-Éric Vergne y su posible vuelta es en la que se centraban las preguntas hace unos meses. Marko no dudó en generalizar, afirmando que no acudirían a más expilotos de la academia, como habían hecho con Daniil Kvyat o Alex Albon, además de Brendon Hartley recientemente.

En declaraciones a 'Autosport', Marko negó la posibilidad de esos pilotos de regresar a la F1 con Red Bull. "El tema está cerrado. Han hecho sus carreras en otras direcciones y otras categorías de automovilismo. Si un Jean-Éric Vergne gana la Fórmula E, es algo completamente diferente de los requisitos que tenemos en la Fórmula 1”, dijo. "Le tomaría toda una temporada acostumbrarse a las especialidades de un neumático Pirelli. Así que solo por esa razón, todo está en el pasado".

"Deben tener potencial para ganar un GP"

La academia de Red Bull era una de las más apetecibles para los pilotos jóvenes, pero la llegada de un segundo equipo cambió todo el escenario. "De repente, tuvimos dos equipos de Fórmula 1. Y quedó claro que apoyar a alguien porque es relativamente exitoso no es suficiente", confesó Marko. "Se decidió que al menos deben tener el potencial para ganar un gran premio. Y por eso la selección se ha vuelto más rigurosa".

A pesar de esto, Marko no siente que los objetivos de Red Bull se hayan establecido demasiado altos. "Tienes que entender eso desde un punto de vista filosófico. Al principio, el equipo júnior era una especie de patrocinio porque todos sabían lo caro que es el automovilismo y el propietario de Red Bull, Dietrich Mateschitz, dijo que quería darles una oportunidad a los pilotos jóvenes".

"No puedo entender estas críticas, porque financiamos a los pilotos durante una o dos temporadas completas, sin estos fondos nunca se habrían metido en esta situación. Y si no es suficiente para la F1, bueno, solo hay 20 pilotos, y sabemos de estos 20 que no todos participan solo por sus habilidades".

Su paso por McLaren

Sette Camara se ha encontrado con una nueva oportunidad que no esperaba. El brasileño salió del proyecto de Red Bull cuando fue 11º en su segunda temporada en la F3 europea. Posteriormente ha disputado tres temporadas consecutivas en la Fórmula 2. Terminó 12º, sexto y cuarto en esos tres años, pero no está en la parrilla de este año y ya ha acumulado los 40 puntos requeridos para la superlicencia de la FIA.

Durante la segunda temporada, McLaren apostó por él, gracias en parte a la presencia de su compatriota Gil de Ferran, y sobre todo al gran patrocinio de Petrobas que llevaba a su hombro y que patrocinaba a los de Woking. Durante ese año compitió en el mismo equipo que Lando Norris en la F2, Carlin. El británico superó ampliamente al brasileño, quien no sumó ninguna victoria.

El futuro de Sette Camara se ha ido diluyendo poco a poco y ha pasado su último año probando con Carlin en la IndyCar y este año en la Fórmula E con Dragon, del que también es piloto reserva y de test en el campeonato eléctrico. Su vuelta a Red Bull es un movimiento extraño que seguro que no ha contentado al hombre encargado de lidiar con los pilotos jóvenes, Helmut Marko. Por otro lado, la realidad es que a Camara se le ha abierto una oportunidad de oro que podría acabar aprovechando porque ya sabemos la voracidad y exigencia de los de Milton Keynes estas últimas temporadas con sus pilotos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios