Gana enteros para ser piloto de Red Bull

El contundente mensaje a Marko de Kvyat, el "inútil" que no sabía pilotar en lluvia

El piloto ruso consiguió un sorprendente podio con Toro Rosso en Alemania y curiosamente justo cuando nació su primera hija la noche anterior. Un fin de semana inolvidable

Foto: Daniil Kvyat celebra el tercer podio de su vida en la Fórmula 1. (EFE)
Daniil Kvyat celebra el tercer podio de su vida en la Fórmula 1. (EFE)

"En mi primer test sobre mojado en la Fórmula BMW yo me quedé tres o cuatro segundos por detrás y Marko me dijo 'eres bastante inútil en mojado y me colgó el teléfono'". Esas fueron las duras palabras de Helmut Marko a un piloto adolescente en su primer test sobre mojado en la Fórmula BMW. Tenía solo 16 años, y aquel joven se llamaba Daniil Kvyat. Quien le diría años después que en el Gran Premio de Alemania de 2019 brillaría bajo la lluvia para conseguir un sorprendente podio con Toro Rosso. Curiosamente, justo el día que nacía su primera hija. Una historia para sacarse la espina, y también reinvindicarse con Red Bull.

La historia de Kvyat con Red Bull es única, una aventura de amor y odio a través de una montaña rusa que parecía haber tocado a su fin en 2017. Pero recibió otra oportunidad este 2019. "He trabajado duro para llegar a este momento y ojalá pueda mandar un mensaje de que estoy listo para luchar de forma consistente, y no hay un mensaje más fuerte que un podio así" reinvindicaba orgulloso tras el increíble resultado de Hockenheim. Su impresionante resultado pone en jaque a un Pierre Gasly, quien volvía a fallar en Alemania. Red Bull no confía ya en el francés, aunque desde el equipo mantengan el tipo al afirmar que van a cambiar a mitad de temporada de pilotos.

Su paternidad y la broma de Horner

Kvyat logró el pasado fin de semana su tercer podio en la Fórmula 1 y el segundo en la historia de Toro Rosso. Una carrera donde los que menos errores cometieron se llevaron su premio. "Ha sido impresionante, increíble estar de nuevo en el podio y con un Toro Rosso tras tantos años. Carrera muy loca, ha salido bien para acabar tercero. Ha sido una película de miedo o comedia negra, ha sido complicada", resumía al terminar la prueba. Por un momento, Kvyat rozó incluso la segunda plaza tras adelantar a Lance Stroll en las últimas cuatro vueltas. Pero Sebastian Vettel llegó como un cohete y le robó el segundo puesto en los dos últimos giros de carrera: "Pensaba que se había acabado para mí. Ha sido una montaña rusa".

La historia del podio de Kvyat fue redonda. Además de un resultado totalmente inesperado con un Toro Rosso, se dio la casualidad que fue padre ese mismo fin de semana. Kelly Piquet, novia de Daniil e hija del tres veces campeón del mundo Nelson Piquet, dio a luz a su primera hija la noche anterior a la carrera. El ruso compartió una fotografía en su cuenta de Instagram. "Mi estrella de la buena suerte nació ayer", confirmando de nuevo aquello de los hijos y el pan bajo el brazo.Christian Horner bromeaba sobre la reciente paternidad del ruso pidiéndole que repitiera. "Es increíble. ¡Debería tener más hijos!. Estoy encantado por él. Ha trabajado y ha luchado por volver al programa de Red Bull, es padre y al día siguiente vuelve al podio. Ha sido un pilotaje muy maduro por su parte", declaraba Christian Horner.

Su segunda oportunidad

El ruso ya estuvo bajo las órdenes de Horner en 2015 y 2016 en Red Bull tras sus temporadas de 2014 a 2017 en Toro Rosso. La relación entre Kvyat y los máximos dirigentes nunca fue del todo buena, pero tras entrar con buen pie en la Fórmula 1, le presión le pudo en el principal equipo en su duelo directo con Daniel Ricciardo. Helmut Marko le devolvió a Toro Rosso para subir a Max Verstappen. Un golpe psicológico del que no se recuperó.

"Estoy totalmente de acuerdo en que Kvyat tiene más talento y es mejor que Gasly o Hartley. Desgraciadamente, solo mostró eso en su primer año de Toro Rosso y Red Bull. Desde entonces, sus actuaciones cayeron drásticamente", confesaba Marko al final de la temporada de 2017, cuando decía adiós a la Fórmula 1 después de no levantar el vuelo con los de Faenza.

Daniil Kvyat al volante del Toro Rosso en el Gran Premio de Alemania. (EFE)
Daniil Kvyat al volante del Toro Rosso en el Gran Premio de Alemania. (EFE)

El piloto ruso no guarda rencor al implacable Helmut Marko. "Helmut me ha organizado muchas montañas rusas a lo largo de mi carrera, quizás más que a Verstappen y a Vettel. Es una persona especial en mi vida, supongo que en nuestras vidas", comentó Kvyat en la rueda de prensa del domingo. "Gracias a él somos lo que somos hoy y hemos mejorado personalmente, el progreso profesional que he logrado gracias a él es enorme, y obviamente aprecio lo que ha hecho por mí. Estoy aquí gracias a él", añadió.

El dudoso futuro de 2019 quizás le permita aprovechar esta segunda oportunidad con el crédito logrado en Alemania.. La escudería austríaca ya busca un sustituto para 2020 pero la escuela del Red Bull Junior Team no parece tener candidatos de nivel apropiados. Tras Alemania, Daniil Kvyat compró muchos boletos para ser, de nuevo, piloto de Red Bull.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios