No hay relación ni con Red Bull ni con Honda

Por qué el fichaje de Fernando Alonso por Red Bull es imposible para ambas partes

Red Bull se convierte en la segunda escudería que cierra la puerta al asturiano después de las calabazas de Mattia Binotto la pasada semana

Foto: Fernando Alonso felicita a Max Verstappen. (EFE)
Fernando Alonso felicita a Max Verstappen. (EFE)

"El entorno de Alonso nos ha hecho saber su disponibilidad. Pero para Honda, Alonso es algo imposible". Helmut Marko respondió así a la pregunta de si ha habido contactos con Fernando Alonso para valorar la posibilidad de ficharle para Red Bull de cara a 2020. Una confesión que resulta extraña después de que el propio piloto reconociera que rechazó ofertas de la escudería austríaca el año pasado. De esta manera, Red Bull se convierte en la segunda escudería que le cierra la puerta después de las calabazas de Mattia Binotto. En la previa del Gran Premio de Hungría volvió a sonar con fuerza el rumor de la llegada del asturiano a Red Bull incluso para esta temporada en sustitución de Pierre Gasly a lo que Helmut Marko respondió claro y conciso sobre esta posibilidad en los micrófonos de Movistar+. "No". La historia de Alonso y Red Bull es un imposible.

Alonso ya dejó claro a finales de agosto de 2018 que Red Bull le había ofrecido reemplazar a Daniel Ricciardo de cara a 2019 y ser compañero de Max Verstappen, una proposición que el asturiano no quiso aceptar. "Rechacé cuatro o cinco ofertas. Tenía otras diferentes también. No creo que mis objetivos o retos para el año que viene estuvieran en la F1 ya. Las ofertas que tuve, incluyendo esa, no eran para ganar. Para ser quinto, sexto o séptimo... no serán los mismos retos o el mismo entusiasmo que puedo encontrar fuera de la F1 en 2019. Tomé mi decisión y estoy muy contento por ello", comentó Alonso. ¿Una visión que ha cambiado en un año?

El tira y afloja con Red Bull

La relación entre Alonso y Red Bull ha estado formada por constantes reproches entre ambas partes. Un contacto que comenzó en 2007. Su fichaje tras su dura temporada en McLaren estuvo al caer, pero las exigencias del asturiano cerraron cualquier opción. “Negociamos con él en 2007 y 2008. Sus demandas eran muy tediosas por aquel entonces”, aseguró Helmut Marko. Esa fue la primera falta de entendimiento en la relación.

Once años después Red Bull volvía a llamar a su puerta. Antes del arranque del GP de Bélgica de 2018, el español respondió a la pregunta de Sky Sports F1 sobre si Mercedes, Ferrari y Red Bull no quisieron ponerle en un asiento porque tener otro piloto top les habría causado problemas. Alonso negó dicho argumento porque aseguró que había recibido una oferta "de uno de esos tres equipos top", pero que "no tenía sentido adentrarse en esa aventura". A la pregunta de si fue Red Bull quien le ofreció el asiento vacante de Ricciardo, que se irá a Renault a finales de año, Alonso respondió: "Sí". A partir de ese momento se encendió la llama y la unión Red Bull – Alonso se convirtió en un imposible.

Las afirmaciones del asturiano sorprendieron, dado que Christian Horner, jefe del equipo de Milton Keynes, comentó tras la sorprendente salida de Ricciardo: "Tengo un gran respeto por Fernando, es un piloto fantástico, pero sería muy difícil que lo veamos", indicó Horner. "Tiende a causar un poco de caos allí donde ha ido. No estoy seguro de que fuese lo más saludable para el equipo que Fernando se uniera a nosotros". La realidad es que sorprendía el interés de un equipo que tiene como filosofía apostar más por promesas del gran circo. "Nuestra preferencia es continuar apostando por la juventud, más que hacernos con un piloto que obviamente está acercándose al final de su carrera". Alonso no tardó en responder por redes sociales. "¡¡Definitivamente una de las mejores historias de siempre, el hit del verano!!", cerrando con otros 7 emoticonos de la carcajada y un hashtag: #fromlastweekNothanks (De la semana pasada, no gracias).

"No hay ninguna confusión. Estuve decepcionado con sus comentarios durante el verano sobre mi manera de trabajar o mi carácter o lo que sea, porque nunca han trabajado conmigo. No creo que la gente que trabajó conmigo tenga ninguna queja. Corrí con Renault y volví de nuevo. Si no hubiesen estado contentos conmigo, seguramente no me habrían vuelto a llamar. Lo mismo con McLaren”, dijo el asturiano. “Me extrañó leer esos comentarios de un tío que nunca ha trabajado conmigo y que lleva persiguiéndome durante muchos años de mí carrera deportiva, ofreciéndome un asiento para competir al año siguiente y, de repente, habla sobre mí y mi carácter".

La mala relación con Honda

Ahora Alonso, con el calendario vacío y con intenciones de regresar a la Fórmula 1, ha vuelto estar en boca de Red Bull, pero esta vez para cerrar definitivamente una puerta que seguro, el propio español ni tenía en mente después de los últimos acontecimientos. Aunque Helmut Marko volvió a echar leña al fuego recientemente. "El entorno de Alonso nos ha hecho saber su disponibilidad. Pero para Honda, Alonso es algo imposible".

El piloto español, más allá de relaciones complicadas con los altos cargos de la escudería austríaca, se encontraría con otro obstáculo para su fichaje. El español compitió con motores Honda durante tres complicados años, cuando el fabricante japonés suministró a McLaren, y pese a que en muchos momentos defendió a la marca japonesa, acabó harto después de sumar junto a los nipones más abandonos en tres temporadas que en toda su carrera.

Alonso fue una de las claves para que McLaren se separara de Honda. El máximo responsable de Honda, Yusuke Hasegawa, confesó las tremendas críticas del piloto por la situación en la que se encontraban y aseguró que hay gente en Honda que no estaba contenta con la actitud de Alonso, pero no era su caso, para Hasegawa no era un problema. "Desde un punto de vista profesional, ha habido muchos problemas porque él nunca estaba contento, y así es muy difícil cuajar una buena relación laboral. Y, por supuesto, tampoco personal". Una herida todavía sin cicatrizar por lo que un nuevo trabajo juntos sería más de una película de ciencia ficción, sobre todo en la Fórmula 1.

Pierre Gasly durante el GP de Austria. (EFE)
Pierre Gasly durante el GP de Austria. (EFE)

Red Bull busca un nuevo piloto

Pero el problema gordo lo tiene Red Bull. El rendimiento de Pierre Gasly en 2019 ha levantado las sospechas, en las últimas semanas, de su posible salida de Red Bull incluso en mitad de la temporada. No obstante, Christian Horner respaldó la continuidad del francés y pidió paciencia, asegurando que él mismo sabe lo que debe cambiar. Verstappen dobló a su compañero en Austria, aumentando las especulaciones. El francés no ha logrado pasar del 5º puesto este año y solo ha sumado 43 puntos, en comparación con los 123 del holandés.

Marko insiste en que Red Bull está haciendo todo lo posible para ayudar a Gasly y que no está buscando en estos momentos otras opciones. "Estamos tratando que Gasly rinda mejor. Esa es nuestra intención. Estamos cambiando muchas cosas ahora, adaptándonos y ayudándole" reconoció, "nuestra posición es de apoyarle de la mejor manera posible". Pero en estos momentos varios nombres ya están en la lista de sustitutos como Kvyat o Albon, pero que quien seguro que ha sido borrado es el nombre de Fernando Alonso que cada día que pasa las opciones de una vuelta al gran circo se esfuman.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios