Cómo Ferrari ha ido desinflado el globo de Sebastian Vettel
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
'oficialmente' ya no es número 1

Cómo Ferrari ha ido desinflado el globo de Sebastian Vettel

El último mensaje en público de Mattia Binotto, máximo responsable de Ferrari, señala la veteranía, caché y figura de Sebastian Vettel, quien en teoría no debería estar en esta tesitura

placeholder Foto: Sebastian Vettel en el GP de Bahrein de este año. (Reuters)
Sebastian Vettel en el GP de Bahrein de este año. (Reuters)

"Cuando vayamos a Australia, no habrá número 1. Estarán a la par. Seremos más fuertes el próximo año. Antes de cada carrera, nos sentamos con nuestros pilotos y discutimos todos los escenarios posibles. Créeme, a principios de año tuvimos algunas reuniones que fueron difíciles de gestionar, pero hacia el final de la temporada me encontraba cada vez más cómodo, lo que significaba que nos estábamos acostumbrando como equipo. Ciertamente no ha sido una temporada fácil y todos pueden mejorar. Pero creo que ésta es la forma de optimizar los resultados". ¿Qué pilotos entre los más respetados en la historia de la Fórmula 1 harían trizas las intenciones del jefe de Ferrari, Mattia Binotto? Sebastian Vettel no es uno de ellos.

Quizás si a 'colmillos' como el de Ayrton Senna, Gilles Villeneuve, Niki Lauda o Fernando Alonso le comentan públicamente que un joven de 22 años va a poder competir de tú a tú en el equipo, sabiendo que el año anterior la temporada comenzó de diferente manera, hubieran jugado sus cartas psicológicas para tratar de que no hubiera dos gallos en un gallinero. La advertencia de Binotto en la publicación alemana de 'Kronen Zeitung' suenan a un disparo con intención hacia Vettel, hecho en un medio de su propio país.

Vettel, de 32 años, se vio superado en clasificación el pasado año por el canterano de Ferrari, quien acaba de ser renovado y blindado económicamente triplicando el sueldo que tenía ahora (a partir de ahora ingresará unos 9 millones de euros anuales). Su movimiento se entiende como una apuesta seria de la Scuderia por el monegasco y deja en el aire la continuidad de un Vettel que conluye su contrato a final de 2020 (cobra cerca de 40 millones al año).

Vettel, oficialmente bajado del pedestal

"Su corazón y su cabeza tienen una enfermedad difícil de curar llamada Leclerc", señaló la prensa en Italia por octubre, cuando ya veían que el joven estaba definitivamente pasando por encima de la supuesta estrella del equipo. Antes de despedir el año, Binotto lo ha 'oficializado' esa caída del trono y, tal vez, lo siguiente sea su salida porque si se consuma en 2020 que es segundo piloto, ninguna escudería puede permitirse el lujo de tener un escudero tan caro. A partir de aquí: o rebaja de salario o salida de Maranello.

Si bien es cierto que el año pasado se supo que ciertos problemas personales estaban interfiriendo en el rendimiento del tetracampeón del mundo, para este 2019 esos motivos debían haber desaparecido, al menos en parte del año. "El año que viene debo mejorar", reconoció Vettel tras acabar el curso. ¿Será su última oportunidad?

placeholder Sebastian Vettel en una de las últimas carreras de la temporada. (EFE)
Sebastian Vettel en una de las últimas carreras de la temporada. (EFE)

Cuando Vettel no paraba de ganar con Red Bull, Fernando Alonso indicó que "al verdadero Vettel le veremos cuando no tenga un coche ganador". Aquellos años de victorias, el monoplaza que tenía entre manos le venía como anillo al dedo a su estilo de pilotaje y se mostraba implacable, desesperando el temple de un piloto curtido como Mark Webber (su commpañero) y superando la presión del Ferrari de Fernando Alonso cuando lo tuvo respirando en su cogote.

2018 y sus fallos

Sin embargo, el cambio a a era híbrida no le ha ido muy bien y si en Red Bull fue superado por Daniel Ricciardo en 2014, en Ferrari la vida no le ha ido mucho mejor y está pasando sin pena ni gloria por el equipo italiano. En 2015 y 2016 no estuvo en posibilidad de luchar por el campeonato con un coche inferior a Mercedes, en 2017 se acercó algo pero no lo suficiente como para intimidar a Lewis Hamilton y en 2018 una lista demasiado grande de fallos le privó de poder pelear del título. En este 2019 ya se ha conocido cómo ha terminado: destronado en la casa roja.

En Italia se preguntaron varias veces si en 2017 y, sobre todo, en 2018 qué hubiera pasado si Fernando Alonso hubiera tenido entre manos el Ferrari puesto que el asturiano, con una máquina inferior, había sido capaz de disputar dos mundiales hasta las últimas vueltas del campeonato. La sombra del español ha estado ahí y no se la ha logrado quitar...

Históricamente, a Vettel sólo le superan por títulos Michael Schumacher, Lewis Hamilton, Juan Manuel Fangio y Alain Prost (mismos que el alemán). ¿Está Vettel a la altura de ellos? Quizás en 2020 no sea una temporada sencilla para el germano, pero sí una buena oportunidad para contestar a quien no crea que su talento no está en el 'top 5' de la historia de la Fórmula 1... o, al menos, de mejorar las clasificaciones de expertos, pilotos y aficionados de F1 sobre el mejor piloto del año que le dejaban lejos de los puestos de cabeza.

Fórmula 1 Sebastian Vettel Charles Leclerc
El redactor recomienda