¿HAMILTON COMO PRIMER OBJETIVO DE FERRARI?

Por qué dudar (por ahora) del portazo de Ferrari a Fernando Alonso y Max Verstappen

Louis Camilleri y Mattia Binotto dejaron claro en la cita navideña con la prensa el descarte de Alonso y Verstappen, pero la historia del mercado de fichajes invita por ahora a la duda

Foto: La cúpula de Ferrari descartó la pasada semana que Alonso y Verstappen cuenten con opciones para fichar por Ferrari en 2021. (EFE)
La cúpula de Ferrari descartó la pasada semana que Alonso y Verstappen cuenten con opciones para fichar por Ferrari en 2021. (EFE)

Louis Camilleri y Mattia Binotto celebraron la tradicional reunión navideña con la Prensa. "Por ahora no tomamos decisiones, ya dijimos que era prematuro hablar de eso ahora. Más de un piloto está interesado en Ferrari, estamos orgullosos de que Lewis también lo esté”, fue el resumen de sus palabras. No se han tomado decisiones sobre quién acompañará en 2021 a Charles Leclerc. Al menos eso dicen hoy. Pero sí parece que sobre otros potenciales candidatos: ¿Fernando Alonso? "Se puso en contacto con nosotros. Hablamos de ello, pero ya sabe que no entra en nuestros planes". ¿Max Verstappen? “No”, contestó Camilleri, “alguien que se expresa de esa forma no puede terminar en Ferrari". Si nos atenemos al tenor literal de las palabras, Ferrari ya ha cerrado la puerta a dos importantes alternativas en diciembre de 2019.

¿Será cierto que ni el español ni el holandés entran siquiera en las quinielas? Camilleri y Binotto podrían haber trazado ya determinadas líneas rojas, cierto, y por qué dudar de su palabra. Pero las entretelas de la Fórmula 1 invitan a poner en cuarentena cualquier declaración en una 'silly season', y más a tan tempranas alturas del partido. No por mantener artificialmente abiertas las opciones de Alonso y Verstappen en Ferrari ante tantas lecciones vividas en el pasado que invitan al escepticismo. A no ser que…

Como para fiarse

Lo decía Toto Wolff en la reciente Gala de la FIA: “Cuando las cosas llegan a la prensa, hace algunos meses que se han vivido por los protagonistas”, venía a indicar. “Y de muchas, ni os enteráis” podría haber añadido también con razón. A la prensa y aficionados normalmente llega un juego de apariencias que solo adquiere virtualidad con el anuncio público del fichaje del piloto en particular.

Pero lo cierto es que el mercado de fichajes de 2021 ofrece la amenaza de un gran seísmo. Menos Leclerc, todas las grandes figuras quedan libres contractualmente. El sentido común invita a pensar que cada equipo intentará al pez más gordo lo antes posible por delante de sus rivales. Por ello mismo también son necesarios planes B, C y D en caso de que fallen las primeras alternativas. ¿Por qué entonces Ferrari cerraría tan pronto las puertas a dos pilotos de gran potencial?

Horner, Wolff y Binotto. (EFE)
Horner, Wolff y Binotto. (EFE)

Christian Horner es un reciente ejemplo. “Está muy contento en este equipo”, repetía hace pocos días sobre Verstappen, “depende de nosotros darle un coche competitivo el próximo año, pero creo que cuando la música pare no estaría sorprendido si todo el mundo acaba en el mismo sitio. Si Lewis está contento, y Max también, ¿por qué cambiarían de equipo, o por qué se moverían?". Puede que Horner sepa más que el resto, por supuesto, pero la misma confianza mostraba con Daniel Ricciardo y el australiano dejó Red Bull con dos pares de narices. Dietrich Mateschitz le dio todo lo que pedía y contaba con un monoplaza competitivo ¿no?. También le ocurrió en 2014 cuando Vettel se marchó a Ferrari. De modo que no siempre se controla el propio destino, y conviene no descartar opciones alternativas. Horner, por ejemplo, ha vivido en sus carnes la debilidad de un segundo piloto ante la marcha inesperada de Ricciardo. ¿Quién no le asegura que vuelva a ocurrir lo mismo con el holandés? ¿O qué Hamilton no quiera intentar lograr un título con Ferrari?

Esperar cualquier sorpresa

La Fórmula 1 enseña también que los protagonistas no revelan las cartas por obvias razones mientras el mercado está en ebullición. Como esos helicópteros de combate que lanzan señuelos térmicos para desviar los misiles. Ni Hamilton ni Wolff, por ejemplo, enseñarían sus cartas hasta bien entrada la temporada si ya han tomado decisiones, porque debilitarían su posición en el seno de Mercedes. Sin arrancar 2020, Ferrari no puede ni debe dejar a los pies de los caballos a Vettel aunque el alemán estuviera ya descartado.

Pero hay más ejemplos para desconfiar de cualquier declaración tan rotunda y temprana, venga de donde venga. Luca Cordero de Montezemolo pasó dos años protegiendo públicamente a Massa y Raikkonen cuando Alonso estaba ya a buen recaudo. Incluso se adelantó un año su llegada, forzando la salida del finlandés. El regreso de Schumacher parecía una entelequia en su momento, pero fichó por Mercedes. Que le pregunten a Wolff con la jugada de Ciryl Abiteboul cuando Ocon estaba con un pie en Renault y se puso a tiro Ricciardo. Quien descarte cualquier posibilidad en la Fórmula 1 solo debe recuperar el inverosímil segundo matrimonio de Ron Dennis, McLaren y Alonso. Hasta qué punto el primero hubo de ser pragmático ante el retorno de Honda para olvidartantos sapos de aquel borrascoso 2007. Como quizás le toque a Red Bull si Verstappen acabara en Mercedes.

Lewis Hamilton y Sebastian Vettel. (Reuters)
Lewis Hamilton y Sebastian Vettel. (Reuters)

¿Existe preacuerdo con Hamilton?

Pero creamos a Camilleri y Binotto. Alonso y Verstappen están descartados ¿Por qué, si también serían bazas negociadoras frente a aspirantes al asiento de Vettel? Hamilton o Ricciardo son conscientes ya de contar con menos rivales. ¿Entonces? En este juego de apariencias, cabría deducir provisionalmente que Ferrari se ha lanzado como un halcón a por un objetivo, o ha llegado a un acuerdo con “alguien”.

Por primera vez en la trayectoria de Hamilton en la Fórmula 1 no deja de resultar llamativo el reconocido contacto con Ferrari. “John Elkann y Hamilton tienen amigos comunes”, justificaba Camillieri. Y los demás nos chupamos el dedo, claro. ¿Habría firmado una opción el británico con el equipo italiano bajo compensación económica? ¿Es Daniel Ricciardo el objetivo final de Maranello si no logra atrapar al británico y también se ha firmado otro preacuerdo con el australiano? Kubica, por ejemplo, lo tuvo en su día. Y se dice que también Hulkenberg. No cuajaron por distintas razones. Quizás bajo esta óptica puedan entenderse los descartes de Alonso y Verstappen. O quizás, el sol salga por Antequera en Maranello y a ver qué pasa entonces.

“Creo que nuestra decisión sobre la composición de nuestros pilotos para 2021 se tomará a comienzos de mayo en 2020, en torno al Gran Premio de España”, explica Camillieri. Otro tema es cuando se anuncie. Mientras tanto nadie mueve un dedo ¿Verdad? Eddie Jordan, ex propietario del equipo con su nombre y comentarista televisivo tiene varias predicciones a su favor en los últimos años. Este verano anunciaba que Vettel se retiraba en 2021, que McLaren se asociaría con Mercedes, y que Lewis Hamilton… fichará por Ferrari. Nos vamos a divertir en 2020.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios