El alemán no asume las culpas del accidente

La excusa de Sebastian Vettel para salvar el crédito que le resta en Ferrari

El bochornoso espectáculo que ofreció Ferrari el pasado domingo en el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1 sigue coleando y la gran duda de muchos es quien tuvo la culpa del desastre

Foto: Sebastian Vettel vuelve a estar en entredicho como líder de Ferrari. (EFE)
Sebastian Vettel vuelve a estar en entredicho como líder de Ferrari. (EFE)

“No giré a la izquierda, estaba yendo recto”, comentó Sebastian Vettel en declaraciones para la BBC. El fatídico espectáculo que ofreció Ferrari el pasado domingo en el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1 sigue coleando. Mientras el equipo intentó de puertas hacia fuera no buscar un culpable, la prensa italiana situaba a Sebastian Vettel como el mayor culpable de lo ocurrido. El alemán salió a explicar su punto de vista, pero parece que no encuentra a nadie a quien engañar, ni siquiera en su propio equipo, que ya medita tomar cartas en el asunto.

“No giré a la izquierda, estaba yendo recto. Tuve una mejor salida de la chicane, intentaba adelantar y luego nos tocamos”, comentó el alemán. Charles Leclerc, por su parte, defiende que le dejó espacio suficiente a su compañero. “Adelanté en la primera curva. Luego, yendo hacia la curva cuatro cerré la puerta. Era consciente de que él estaba en el exterior, le dejé poco espacio, pero el suficiente y luego creo que intentó arrinconarme hacia el interior. Estábamos muy cerca, así que nos tocamos directamente y tuve un pinchazo", compartió. ¿Quién lleva la razón?

Los hechos

Al comenzar la vuelta 66, Vettel tiene pegado a Leclerc, que en la frenada de la curva 1 toma el interior, apura la frenada y realiza un gran adelantamiento al alemán, quien estuvo muy complaciente en una maniobra que quizás no esperaba.

Cuando Vettel ve su posición perdida, intenta salir con mayor velocidad de la curva dos y así tomar la aspiración de Leclerc en la curva 3, que se hace a fondo y con DRS activado. El mejor momento para devolver el adelantamiento, ya que si no lo conseguía, el monegasco, con ruedas mucho más jóvenes, se iba a escapar. Vettel lo hizo a la perfección, abrió el DRS en la recta y, saliéndose del rebufo, ya tenía medio coche por delante sin necesidad de alcanzar la mitad de la recta prácticamente.

Cuando ambos se emparejan a mitad de recta, el problema llega en que Leclerc es quien parte con un mejor ángulo para afrontar la cuarta curva. Tiene el interior. Eso lo sabe Vettel y en una maniobra de cierre, y con prácticamente un metro de margen de asfalto a su derecha, comienza a girar muy levemente hacia la izquierda para cerrar el interior de Leclerc provocando el toque que acabaría en desgracia para Ferrari. El piloto que sí mantuvo en todo momento su trazada fue Leclerc. Un desastre claramente muy evitable si hubiesen habido órdenes de equipo, pero Mattia Binotto siempre ha dejado su postura clara en este tema. ¿Después de la reunión de este martes habrá cambiado de opinión?

¿Nuevas medidas en Ferrari?

Este martes Mattia Binotto se ha reunido con el director ejecutivo de Ferrari, Louis Camilleri, para hablar sobre cómo tratar esta situación. La idea de ambos sería establecer reglas internas nuevas y de imponer sanciones económicas o disciplinarias a los pilotos, según informa el diario italiano Corriere della Sera.

De cara a las cámaras Binotto siempre se ha mantenido tranquilo y contento con la dupla que tiene en su mano. Incluso lo califica de suerte el gestionar la rivalidad entre Vettel y Leclerc. Por otro lado, asegura que el choque entre ambos llega en un momento ideal. La realidad es que al suizo en eso no le falta razón. Que pase esto ahora con el mundial decidido puede ser clave para un 2020 en el que aspiran a ser campeones del mundo. Pero para solucionarlo deben cortar por lo sano. "Esta rivalidad puede tener consecuencias graves en 2020", apuntaba La Repubblica.

Vettel, en problemas

Aun así, el piloto que sigue saliendo más tocado de estos enfrentamientos es Vettel. Superado en puntos por Leclerc, quien está en su primer año en Ferrari y segundo en la Fórmula 1, cinco años sin campeonato y dos de ellos arruinados por sus errores en la pista. Se hablaba de una posible retirada del alemán este año, pero no fue así. En plena fiesta en Milán anunció su continuidad, pero, con el paso de la temporada y en plena evolución de Ferrari, su crédito ha seguido cayendo en picado.

Para Vettel está siendo complicado soportar la frescura y el talento de su nuevo compañero de equipo. El monegasco llegó con calma y dando el número uno del equipo al alemán, pero la tendencia fue cambiando con el paso de las carreras. Las 7 poles y sus dos victorias cuando más lo necesitaba la Scuderia catapultó a Leclerc hasta el punto de que Italia le coronara en Monza como su nuevo líder.

La realidad es que el monegasco cada vez se ha ido sintiendo mejor al volante del SF90 y todo hace indicar que en 2020, con más carreras a su espalda y más experiencia para evitar los errores de este año, podría ser el candidato número uno de Ferrari en el mundial. Eso dejaría Vettel en un segundo plano, que, con los golpes recibidos este año y su carácter competitivo y ganador será difícil de aguantar. Ese es el futuro, pero todavía falta una carrera, Abu Dabi, escenario que mostrará el comportamiento de ambos pilotos después del desastre de Brasil.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios