Presenta su nueva arma para el Dakar

Las dificultades de Cristina Gutiérrez y las diferencias con Fernando Alonso

Cristina Gutiérrez presentó en la Ciudad Financiera del Banco Santander, el vehículo con el que correrá la próxima edición del Rally Dakar. Será su cuarta participación en el rally más duro del mundo

Foto: Cristina Gutiérrez posa con su nueva arma para el Rally Dakar. (Mitsubishi)
Cristina Gutiérrez posa con su nueva arma para el Rally Dakar. (Mitsubishi)

Cristina Gutiérrez presentó en la Ciudad Financiera del Banco Santander, el vehículo con el que correrá la próxima edición del Rally Dakar. Un rally que contará con dos grandes atractivos: un nuevo escenario, Arabia Saudí, y la presencia de Fernando Alonso. “Estoy encantada de que esté. Dará un plus mediático al Dakar”, confesó la burgalesa, quien no ha podido llegar con la mejor preparación posible ante las dificultades económicas respecto a los grandes favoritos.

El Mitsubishi Eclipse Cross será el coche con el que afrontará su cuarta participación en el rally más duro del mundo, que empezará y terminará en Arabia Saudí del 5 al 17 de enero de 2020. “Tengo muchas ganas de empezar. Llegamos con un coche diferente al del año pasado que ya fue un salto de calidad importante. Se trata de un coche con chasis tubular confeccionado a la medida del Dakar. Y estéticamente, el Mitsubishi Eclipse Cross es imponente. Es un coche espectacular. Llama mucho la atención”, comentó la piloto. Entre las novedades respecto al del año pasado, el coche será mucho más ligero para conseguir ser así más estable. En el trabajo de puesta a punto ha tenido un gran papel su copiloto, Pablo Moreno, con quien ya disputó el Dakar pasado. “Le falta la cafetera incorporada como tiene el de Carlos Sainz”, bromeó.

La piloto española también tuvo tiempo para hablar sobre un tema candente estos últimos días, no solo en el mundo del mundo del motor, sino también en el fútbol. Tanto el Dakar como la Supercopa de España se disputarán en Arabia Saudí. Un país que no trata por igual a los mismos sexos. De hecho, la propia Cristina daba un frío dato en la presentación. “Este mismo año se levantó la prohibición de conducir a las mujeres”. Aun así, ha querido huir de la polémica y confía en el buen hacer de la organización. “No estoy preocupada. La organización del Dakar es la misma que la del Tour de Francia y tengo mucha confianza. Al país le vendrá bien una competición tan integrista”, terminó.

Poca preparación

El gran hándicap que se ha encontrado Cristina Gutiérrez este año ha sido el tema económico. Las dificultades económicas le han privado de disputar más rallys que le hubiesen permitido llegar con una mejor preparación. Tan solo ha podido rodar en la baja de Aragón y lo hará en Marruecos antes del salto definitivo. Un entrenamiento escaso si se compara con Fernando Alonso o los pilotos que lucharán por el triunfo esta nueva edición. “He disfrutado mucho en la preparación del Dakar. Hemos trabajado mucho y logrado el objetivo único de hacer kilómetros y amoldarme al coche”, comentó. “Siempre intentamos ajustarnos a nuestro presupuesto, pero me gustaría poder tener la preparación de los mejores”.

El piloto asturiano, por su parte, ha estado presente en Sudáfrica, Namibia, Polonia, en el Lichtenburg 400, el Rally de Marruecos y, por último el Ula-Neom Rally perteneciente al Saudi Desert Rally Championship. Un amplia preparación que para algunos es limitada para poder luchar por la victoria en 2020, pero que para Cristina es suficiente por el talento del bicampeón del mundo de Fórmula 1. “Si termina ya es un logro. Está capacitado para acabar, pero también para lograr la victoria”.

En cuanto a la preparación física en un deporte mayoritario de hombres, la burgalesa ha dejado claro que no necesita ningún entrenamiento especial. “Hago dos horas diarias de gimnasio. La cosa es mantenerse en forma”, confesó. “El mayor sufrimiento en el Dakar es encontrarse con algunos latigazos cervicales”. Por otro lado detalló su mayor miedo en las dunas. "Lo peor de una duna es hacerla de noche. Hay dunas de casi un kilómetro que haces hacia arriba y no ves nada de lo que hay debajo por que las luces apuntan al cielo", confesó.

Así será el Dakar 2020

La joven piloto burgalesa, que es embajadora del programa de seguridad Vial Fun de Santander Consumer Finance, afrontará con su nuevo Mitsubishi Eclipse Cross, una edición que promete ser más dura que las anteriores ya que le esperan 7856 km contra el crono, distribuidos en doce etapas, de las cuales el 75% transcurrirá en arena. Ante este reto, la piloto comenta: “Como siempre que afrontas un Dakar, lo haces con gran expectación y mucho respeto por la prueba. El primer objetivo, claro está, es el de lograr terminar el que es el rally más duro, pero por otro lado busca seguir creciendo y mejorando como he hecho cada año”. En su primera experiencia acabó la 44º, la segunda fue 38º y la última finalizó en la plaza 26º.

El Dakar 2020 arrancará el día 5 de enero en Jeddah, ya con una primera etapa de 319 kilómetros contra el crono y 752 en total. Se empieza a tope sin necesidad de prólogos. La primera parte de la carrera los pilotos se encontrarán en un terreno más duro, hasta la llegada a Al Ula y Neom. “La primera semana es más rápida y después del descanso llegan las dunas”, destacó la burgalesa. Precisamente el sábado 11 llega el día de descanso. La segunda semana comenzará con la etapa más larga del rally, entre Riyadh y Wadi Al-Dawasir, con 546 kilómetros de especial. Posteriormente llegarán los 891 kilómetros entre especial y enlace. También habrá tiempo para la primera parte de la etapa maratón, (sin asistencia mecánica salvo la que puedan proporcionarse los pilotos, con sus propias manos), para acabar con una pequeña etapa de 374 km cronometrados. Un nuevo reto que Cristina Gutiérrez quiere finalizar logrando colarse entre los 25 mejores. Objetivo que se le escapó el año pasado por una plaza.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios