la fia toma cartas en el asunto

La persecución por saber si hay escándalo en Ferrari o el tercer toque de atención

Es la tercera vez en este último mes que Ferrari se ve envuelto mediáticamente en problemas por sus componentes del motor. La FIA va a comprobarlo con sus propios ojos

Foto: Charles Leclerc durante el GP de Brasil. (EFE)
Charles Leclerc durante el GP de Brasil. (EFE)

Es la tercera vez que la FIA merodea el motor de Ferrari. En el GP de Estados Unidos fue el flujómetros, antes del recién acabado GP de Brasil, la Federación explicaba que prohibía el uso del refrigerante como combustible añadido a la gasolina (en referencia a los propulsores de la Scuderia) y ahora, tras la carrera de Interlagos, el máximo organismo internacional se ha llevado piezas del sistema de combustible de Ferrari para investigarlas junto a otras de un coche que también tiene motor Ferrari y de otro monoplaza que no tiene nada que ver con los de Maranello.

Según 'Auto Motor und Sport', medio que ha adelantado esta investigación, el objetivo es establecer una comparativa entre las diferentes piezas para ofrecer una buena conclusión. La FIA, con datos, desea cortar las sospechas que han vertido protagonistas de Mercedes y Red Bull sobre el 'corazón' que hace rugir a los coches rojos. El más rotundo fue Max Verstappen, quien apuntó tras Austin que "sin trampas", Ferrari ya no podía ganar.

Más elegante fue el ingeniero (ex de Ferrari) James Allison, quien dejó caer en Sao Paulo que algo había pasado durante el fin de semana... "Fueron bastante bien en las rectas [el sábado, en clasificación], pero no tanto como el viernes. Eso podría ser por muchas cosas. Todos llevamos diferentes mapas de motor los viernes... Lo cierto es que van dos carreras seguidas en las que ningún Ferrari ha logrado la pole y tenían un margen razonablemente cómodo. Así que es interesante, aunque no es algo de lo que puedas sacar conclusiones sólidas". Ahí lo deja el británico y la FIA parece haber recogido el guante y ponerse manos a la obra. ¿Casualidad?

La FIA, a través de las piezas sustraídas, vigilará las líneas de la gasolina entre el sensor de velocidad de flujo y el motor para comprobar por ellos mismos si la unidad de potencia del Ferrari se introduce más combustible del permitido, tal y como sospecha Red Bull.

De seis poles a ninguna

Los resultados muestran que hasta las quejas, en Estados Unidos, Ferrari llevaba haciendo seis poles consecutivas (cinco de Leclerc y una de Vettel), que coincidieron con el regreso de la pausa de verano. Antes del parón estival, Ferrari había logrado tres (dos de Charles y una de Sebastian). De ahí que Verstappen fuera tan contundente al opinar que "sin trampas" no ganan (otra cosa es la torpeza de esas declaraciones, como opinó posteriormente su padre). Tras esas seis contundentes dianas seguidas llevan dos que no lo han logrado.

Si la FIA encuentra algo sospechoso actuará, si por lo contrario no ve nada, dejará el tema que muera. Al fin y al cabo resta una carrera para terminar una temporada que está siendo algo incendiaria para Ferrari, más allá de su flujo de combustible.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios