Alonso y McLaren: la última oportunidad para salvar otro ridículo de Honda en Japón
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
la ultima cita de Honda con McLaren en suzuka

Alonso y McLaren: la última oportunidad para salvar otro ridículo de Honda en Japón

McLaren afronta el desafío de enterrar ante la cúpula de Honda el recuerdo de los dos embarazosos grandes premios en 2015 y 2016, de pésimo resultado por diferentes razones.

placeholder Foto: Fernando Alonso en su McLaren Honda por Malasia. (EFE)
Fernando Alonso en su McLaren Honda por Malasia. (EFE)

Yusuke Hasegawa: “Será nuestro último Gran Premio de Japón como McLaren Honda”. Fernando Alonso: “Es un sitio muy importante para nosotros dadas nuestras conexiones con Japón, y para mí un sitio especial”.

La próxima carrera de Fórmula 1 será, efectivamente, una cita especial para el equipo británico. Por varias razones. Porque es el partido de casa para Honda. Porque es la última oportunidad para enjuagar el mal sabor de boca de las dos ediciones anteriores, donde por McLaren naufragó totalmente por diferentes razones. Es la última oportunidad para salvar la cara de Honda ante su cúpula y el público nipón.

Pero todo ello dependerá, en primer lugar, de si Honda decide introducir novedades en su propulsor con las consiguientes penalizaciones. Lo que sería de extrañar en su propio gran premio, pero... "No depende de nosotros. Los ingenieros de Honda nos dirán primero si hay una evolución lista que aún no conocemos, y si hay algo listo, si es mejor aprovechar la oportunidad o no".

El motor de GP2 y la "desagradable sorpresa"

“Suzuka es una de mis pistas favoritas del calendario, y como otros muchos pilotos, cada año tengo muchas ganas de correr en Japón. Es uno de los circuitos clásicos y su trazado es completamente único”, explica Alonso antes del fin de semana “tiene un poco de todo: es exigente, rápido y supone un gran reto para los pilotos e ingenieros, con lo que es el circuito perfecto para correr”. No para Honda en estos dos años, desde luego.

Foto: Fernando Alonso durante el fin de semana de Malasia. (EFE)

Aunque Alonso recuerda sus afinidades con Japón (“siempre encuentro fascinante la cultura japonesa”), en lo deportivo no les ha acompañado la fortuna con Honda. Recordemos en 2015 aquel famoso “me pasan en las rectas como si tuviera un motor de GP2” por la radio, ante toda la cúpula nipona y los aficionados japoneses, con Ron Dennis aguantando el tipo desde la banda.

Y en 2016, cuando había mejorado el propulsor nipón, fue el chasis británico el que naufragó. “Ha sido una desagradable sorpresa”, sentenciaba el piloto español al terminar un fin de semana desconcertante, donde el español y Button terminaron decimosexto y decimoctavo respectivamente. El monoplaza sufrió por la gran variedad de curvas de media y alta velocidad sin fuertes frenadas, uno de sus puntos débiles el pasado año.

Dudas sobre las intenciones de Honda

“Tras algunos signos alentadores en las últimas carreras, queremos continuar el progreso que estamos haciendo y, en particular, en esta carrera especial para todo el equipo, queremos disfrutar de un buen resultado en ambos lados del garaje” apunta Eric Boullier ante la cita nipona. Si Fernando Alonso consideraba una desagradable e inesperada sorpresa el resultado del pasado año fue porque, curiosamente, había terminado séptimo tanto en Singapur como Malasia, también las dos carreras precedentes en 2016 al Gran Premio de Japón: los mismos resultados logrados en los dos últimos grandes premios de la presente temporada.

Foto: Honda disputará su última carrera de casa  (Foto: Twitter @McLarenF1).

Sobre el papel, cabe dudar que Honda quiera penalizar en esta carrera. Pero la unidad de potencia nipona ha mejorado su fiabilidad y rendimiento en estas dos últimas pruebas, realidad oculta en medio del divorcio de McLaren y Honda. Sin embargo, Alonso no lo tenía tan claro antes del jueves. "Si hay una nueva especificación de motor o cualquier mejora, habrá penalizaciones y salir último. Así que es difícil compensar si queremos salir últimos con potencia extra, o queremos un fin de semana perfecto para intentar lograr puntos".

El chasis no es el del pasado año

En todo caso, Suzuka “no será el mejor trazado para brillar” aún así recuerda Boullier, fundamentalmente por sus largas rectas. Pero también se anticipaban temores semejantes antes de llegar a Sepang. Sin embargo, los dos monoplazas entraron en el Q3 y pudieron haber puntuado ambos de no ser por la salida de Alonso y su lenta parada en boxes. Una carrera que el equipo calificó como "sorpresa inesperada".

Respecto a los resultados y rendimiento del pasado año, obviamente, el nuevo reglamento ha introducido chasis totalmente diferentes. Además, dados los antecedentes de esta temporada, cabe esperar otra imagen del monoplaza británico. Sepang cuenta con una gran variedad de curvas de diferente naturaleza, pero aquellas numerosas cuya naturaleza tanto daño hicieron el pasado año al MP4-31 podrían jugar ahora a su favor en 2017.

Sacar la espina de las dos últimas carreras

“Hay que estar preparados para todo y esperar para ver”, explicaba Alonso sobre la hoja en blanco que para McLaren es cada trazado en esta recta final de la temporada, “algunos circuitos que se adaptan un poco mejor, otros un poco peor, y siempre esto se comprueba el viernes. Cada fin de semana cambia el nivel de rendimiento pista a pista”. En Sepang sorprendió el MCL32. ¿Y en Suzuka?

Foto: Rueda de prensa de Gerard Piqué sobre su postura acerca de la independencia de Cataluña (EFE)

Alonso también necesita quitarse de encima el sabor de las dos últimas pruebas, el accidente de Singapur y la gris resultado de Malasia, donde fue superado por su compañero por primera vez tanto el sábado como el domingo. “He tenido un par de carreras difíciles últimamente, así que estoy deseando volver a la pista y trabajar con mis ingenieros para cambiar nuestra suerte. Tengo la sensación de que nuestro coche definitivamente ha tenido ritmo ( Stoffel ha podido demostrar de lo que somos capaces), pero la mala suerte y las luchas en carrera no nos han permitido sumar los puntos que esperaba en mi lado del garaje”. En el Japón cuya cultura admira, ante Honda y sus responsables, delante de miles de aficionados para los que es tan querido en Japón…Sería un buen de semana para decir adiós, y como Dios manda.

Fórmula 1 - GP de Japón Fórmula 1 Fernando Alonso McLaren Yusuke Hasegawa Ron Dennis
El redactor recomienda