también corre en la v8 y lo hará en F2

Alex Palou, o las tribulaciones de un joven piloto español emigrante en Japón

Alex Palou, una de las jóvenes promesas españolas, ha estado compitiendo esta temporada en Japón, y cuenta a El Confidencial sus experiencias deportivas y personales allí

Foto: Alex Palou emigró a Japón para continuar su carrera deportiva. (@AlexPalou)
Alex Palou emigró a Japón para continuar su carrera deportiva. (@AlexPalou)

“He ido por casi todo el mundo, pero este país es el más diferente. Te dices 'joe tú, dónde estoy'... No solo por la forma de vivir, sino por cómo está todo hecho y organizado, ciudades, casas, calles… Es muy diferente a lo que estaba acostumbrado. He conocido una nueva cultura que me ha gustado. Me ha sorprendido”.

Fernando Alonso y Carlos Sainz compiten este fin de semana en el GP de Japón. Pero allí ha vivido y competido este año una de las jóvenes promesas del automovilismo español, Alex Palou. El piloto catalán decidió emprender una nueva aventura profesional y personal en Japón tras varios años en el equipo Campos, aceptando la oferta de un equipo nipón para correr en la Fórmula 3 japonesa. Palou relata a El Confidencial (que le apoyó en la Fórmula 3) cómo es la vida de un joven emigrante con casco y guantes a Japón.

Este año, el piloto español ha competido también en la Fórmula V8 en el equipo de Teo Martin, por lo que casi ha dado la vuelta al mundo en un par de ocasiones este años. “No vivo permanentemente allí, pero cuando las carreras estaban muy juntas el equipo me preparaba un apartamento”, cuenta Palou, quien tuvo emigrar a Japón para poder continuar su carrera deportiva, un destino y difícil elección que sin embargo ha catapultado a muchos pilotos europeos en el pasado, como Pedro Martínez de la Rosa, por ejemplo.

Alex Palou se adapta a Japón. (@AlexPalou)
Alex Palou se adapta a Japón. (@AlexPalou)

"Tenía que recalcular y explicar todo muy sencillo"

“Me marchó por un cúmulo de cosas” explica, “después del año pasado no tenía mucho sentido seguir en GP3. Entonces salió esta oportunidad de irnos a Japón ayudados por Dallara (el fabricante italiano de chasis más importante del mundo). Sabíamos que Japón era diferente, que habría oportunidades, y con tres marcas de coches y dos campeonatos diferentes. Era una aventura probarlo”.

¿Y cómo es la cultura deportiva y automovilística en Japón, un país de mentalidad tan distinta a la occidental? “Las carreras allí son diferentes, no son lo mismo. Por cómo se hacen, cómo se trabaja con el equipo, con los aficionados”. Y uno de los temas que más le ha impresionado al piloto español: “me ha impactado muchísimo, por los muchísimos seguidores que tienen las carreras allí”. Eso sí, el escenario es diferente, acostumbrado a los circuitos de Fórmula 1 en los que ha competido en los últimos años. “No hay tantos de nivel como en Europa, pero están muy bien, y me gusta su estilo, son muy físicos, muy completos, más cortos, estrechos. Cambia todo bastante”.

No debe resultar fácil en un deporte eminentemente técnico conectar con los miembros de un equipo japonés que incluso con el inglés parecen tener problemas. “Es difícil comunicarte con un equipo cien por cien japonés, que sí habla inglés, pero no es fácil. Ha costado un poco. Por ejemplo, llegaba a después de una tanda, le daba todo el 'feed back' al ingeniero y se quedaba así, no entendía del todo, así que yo tenía que recalcular y explicar todo muy sencillo”.

Alex Palou ha ganado tres carreas. (@AlexPalou)
Alex Palou ha ganado tres carreas. (@AlexPalou)

Tercero absoluto a pesar de ser debutante

Los hábitos de las carreras también son los propios de la cultura nipona. “Ellos tienen una forma diferente de trabajar, tanto los ingenieros como los mecánicos. Por ejemplo, ves el coche, que ya tiene tres años, pero está como si fuera nuevo. Tiene sus partes positivas y negativas, porque lo limpian y lo cuidan tanto si tienes diez minutos como tres horas, así que a veces todo iba demasiado despacio”. ¿A qué nivel de pilotos se ha enfrentado? “Lo que tienen los japoneses es la ventaja llevan toda la vida corriendo en los mismos circuitos, cinco o seis, se los conocen muy bien y saben qué pasa cada momento en la pista y qué hacer. Si los pusieras aquí, les costaría más trabajo. Yo tenía que acostumbrarme a la pista, y tenía que pensar los cambios mucho más”.

Al final, Palou ganó tres carreras, y terminó tercero en la clasificación final, un gran resultado para un recién llegado a Japón. "Ha sido duro. Todas las temporadas son duras, largas y hay muchos momentos que son complicados. Pero este año me ha ocurrido algo que nunca me había ocurrido antes, que es empezar muy fuerte pero bajar de rendimiento. Cuando ha llegado el calor a Japón hemos tenido cada vez más problemas de motor. Me hubiera gustado ganar el campeonato, no fue posible, pero hemos dejado una buena imagen y siempre hemos estado ahí mareando la perdiz”.

Alex Palou competirá en Jerez. (@AlexPalou)
Alex Palou competirá en Jerez. (@AlexPalou)

"Ves el pescado aún moviéndose cuando te lo comes"

Otra historia es la aventura personal en Japón. A pesar de su juventud, (20 años) Palou lleva ya varios viajando por todo el mundo, pero ha experimentado nuevas sensaciones con la cultura y formas de vida japonesa. “Me ha sorprendido el orden y las limpieza de las calles. Todas las casas están muy pegadas. En Japón ya no hay espacio para edificar en las ciudades. Está todo masificado. Vas por Barcelona y Madrid y hay sitio, pero allí viven todos en un espacio muy reducido. Aún así, todo está muy limpio. Lo que más me ha sorprendido es que la calle está más limpia que tu propia casa. En la calle no hay basura, y tampoco encuentras ningún sitio donde tirar nada. No entendía cómo podía estar todo tan limpio”.

También ha vivido de primera mano la proverbial amabilidad de los japoneses. “Son muy serviciales, te quieren ayudar en todo. Cuando viajaba y andaba perdido por la ciudad todo cargado, me venían a ayudar aunque no hablara inglés ni yo japonés, e intentan ayudarte como sea. Aquí y en otros países hay gente que cuando vas perdida se intentan aprovechar de ti. Y son muy respetuosos”. Eso sí, había sus más y menos con la comida local. “Hay de todo, cosas buenas y otras que no. Para mí, comen demasiado pescado fresco, hay veces que el pescado aún lo ves moviéndose cuando te lo vas a comer. Esto era demasiado 'heavy' para mí. Pero tienen comida muy buena, siempre he comido bastante bien, aunque tuviera que decir que no a otras”.

Alex Palou volverá con el equipo Campos a la Fórmula 2 para la última carrera de la temporada que tendrá lugar en Jerez, en casa. Aquí, los ‘pescaitos’ sabrán de otra forma. El que algo quiere, algo le cuesta. Aunque haya que emigrar a Japón.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios