MCLAREN tomará DECISIONES "EN DOS SEMANAS"

El nudo gordiano de Alonso y McLaren: ¿cómo será la espada que se lo cargue?

El Gran Premio de Bélgica visualizó las pocas esperanzas existentes en que Honda progrese al ritmo y nivel que persiguen McLaren y Alonso. Llega el momento de las grandes decisiones

Foto: Fernando Alonso se retiró en la vuelta 27 del GP de Bélgica. (EFE)
Fernando Alonso se retiró en la vuelta 27 del GP de Bélgica. (EFE)

“No quiero más radio el resto de la carrera”; "realmente embarazoso”; “cada coche que adelanto me pasa en la siguiente vuelta, pero no me cambia la vida”... La frustración transmitida por Fernando Alonso a través de la radio en el Gran Premio de Bélgica escenificaba una vez más ese nudo gordiano que envuelve al piloto español y a McLaren. Una obra donde Alonso juega el papel del implacable contra Honda.

Porque en estos días (“dos semanas”) en los que McLaren debe tomar decisiones cruciales sobre su futuro, el español ha dejado un reguero de pistas que invitan a pensar que el piloto y fabricante japonés se antojan incompatibles. Pero a Alonso le gusta McLaren. Solo necesita que le den la excusa.

El nudo está bien enredado

El nudo gordiano de Alejandro Magno se usa para ilustrar un problema de difícil resolución. Desde el exterior, el que afronta McLaren y, por ende, el futuro del piloto español. La Fórmula 1 es también esa caverna de Platón donde solo vemos las sombras que los protagonistas no quieren proyectar. Puede que subterráneamente estén en marcha en esta historia alternativas bien ocultas a la opinión pública hasta su anuncio. En Spa, sin embargo, a esta le llegaba que ese nudo está bien enredado.

¿Alonso? Ni Ferrari ni Mercedes son opciones desde Spa. Curiosamente, a la vez saltaba el rumor de Williams, alternativa a la cabe plantear una cuestión: en la coherencia del mensaje que nos trasmite Alonso estos meses (“solo quiero ganar”) ¿es una opción seria para 2018? ¿Qué otras alternativas le quedan al piloto en la F1? ¿El equipo oficial de Renault?

¿McLaren? Yusuke Hasegawa negaba la vía de escape de Toro Rosso para Honda el pasado viernes. Y desde Renault, Cyril Abiteboul lanzaba tres mensajes sobre un hipotético suministro de motores a McLaren: que estaban abiertos a esa posibilidad y habían conversado; que por reglamento no pueden suministrar a más de tres equipos; y que no pueden dispersarse con sus clientes actuales, entre los que está su propio equipo y Red Bull, que bueno está el patio con la racha de Verstappen. De no ser francesa, ¿qué otra alternativa le quedaría a McLaren al margen de Honda?

"A ver si acabamos la carrera..."

De aquí, por un lado, la necesidad de una presión inmisericorde para que Honda mejore urgente y radicalmente su rendimiento. Los precedentes de estos años no ayudan. “Fernando no tiene mucha confianza en la unidad de potencia”, explicaba Zak Brown al canal británico 'Sky' este fin de semana. “Así que es Honda quien tiene que demostrarle muy rápidamente que van a lograr mejoras drásticas”. O que, por otro, McLaren le ofrezca a su piloto una alternativa al fabricante japonés. “Solo tiene que haber un cambio”, declaraba este domingo un críptico Alonso.

Y el piloto jugó su papel en Spa, escenificando una vez más esa falta de confianza en Honda. Es su papel mediático. Sorprendido por el rendimiento del MCL32 en los entrenamientos, el español no le dio a los japoneses ni agua. “Sabemos las diferencias (de motor), así que hubiéramos sido primeros y segundos”, reivindicaba el sábado. “¿A qué se debía ese resultado inesperado?”, le preguntaban en la rueda de prensa de la tarde. “¡Chasis, chasis!”, contestaba ante el gesto contrariado de Hasegawa, ironizando también sobre las evoluciones del motor como si aplicaciones de móvil se tratara. “A ver si acabamos la carrera mañana”, bromeaba con Stoffel Vandoorne.

El homenaje a sus mecánicos

Y, efectivamente, ni Alonso ni Vandoorne terminaron la carrera. ¿Y la causa del abandono? “Después de un inicio brillante, Fernando ha vivido una carrera complicada. Ha mencionado por la radio que tenía un problema con su coche y, aunque no haya aparecido nada en los datos, hemos decidido parar el coche como precaución”, apuntaba Hasegawa. ¿Nada en los datos? Entonces, repasando la lista de carreras esta temporada, se comprueba que Alonso solo ha cruzado la bandera a cuadros tres veces: ante su público, en Montmeló, y en las dos únicas ocasiones donde ha puntuado: Bakú y Hungría. ¿Presión inmisericorde sobre Honda?

Tras el abandono, el español publicó un singular mensaje en Instagram. “Buen sabor de boca a pesar del abandono. Gracias a los mecánicos que sé que han dormido poco para tener los coches al cien por cien, y así poder haber sacado el partido a la crono y a una salida top”, escribió, para terminar con otras líneas crípticas: “Llegarán buenos momentos y los disfrutaremos más que nunca”.

"Si conseguimos que se encuentre cómodo, tendremos un coche competitivo el próximo año, y entonces anticiparía ver a Alonso en nuestro monoplaza” añadía también Zak Brown en 'Sky' este fin de semana. Al terminar la carrera, el español parecía sentir esa vía: “Hemos tenido tres temporadas duras hasta ahora, McLaren es uno de los mejores equipos del mundo y estaría encantado de seguir trabajando con ellos. Pero necesitamos ver cómo evolucionan las cosas en las dos próximas semanas”. ¿Cómo resolvió Alejandro Magno resolvió el famoso nudo gordiano? Con un tajo directo e implacable de su espada.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios