McLaren recibe el portazo de Mercedes y Ferrari: "Miramos 2018 sin saber el motor"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LA DECISIÓN, EN LAS PRÓXIMAS SEMANAS

McLaren recibe el portazo de Mercedes y Ferrari: "Miramos 2018 sin saber el motor"

Ferrari y Mercedes se niegan a darles un motor, lo que deja a Renault como única alternativa para ganar. Pero que lo consigan es una incógnita, de ahí que Honda continúe en este esquema

placeholder Foto: Fernando Alonso, en el Gran Premio de Gran Bretaña. (EFE)
Fernando Alonso, en el Gran Premio de Gran Bretaña. (EFE)

Zak Brown se encontró con Christian Horner, jefe de Red Bull, en el circuito de Silverstone. En su conversación, le dijo algo revelador. "Me da la sensación que ahora en McLaren estamos viendo la misma película que vosotros en 2015". En aquel año, Red Bull tenía uno de los mejores chasis, pero lastrado por la mala fiabilidad del motor Renault. Tantearon a Mercedes y Ferrari para el año siguiente, pero les dieron un portazo. Al final, tuvieron que seguir con los franceses. A McLaren, de momento, le está ocurriendo lo mismo con Honda.

Brown escenifica el mismo enfado que tenía en su día Red Bull: las mejores marcas nunca se arriesgarán a darle sus motores a un equipo que pueda batirles en igualdad de condiciones. "Sabemos ganar carreras y títulos, así que la mayoría de equipos quieren que sigamos como estamos", cuenta a 'Sky Sports'. Y aún hablando muy bien del alcance de su chasis, McLaren quiere cerrar algo desde ya para no retrasarse con el coche de 2018. Todo parece limitarse a dos opciones: seguir con Honda... o usar motores Renault.

¿Merece la pena estar con Renault?

"Si quieres ser la nueva novia, tienes que esperar a que la pareja se divorcie antes de saltar a la cama", contaba Toto Wolff –jefe de Mercedes–, lo que fue interpretado como un 'guiño' a McLaren para desvincularse de Honda y unir fuerzas en 2018. La prensa italiana también hablaba de negociaciones con Ferrari, una opción posible aunque rocambolesca por su histórica rivalidad. Pero sabiendo que McLaren puede seguir teniendo un coche notable en 2018, la negativa de ambos equipos representa una de las grandes paradojas de la F1 actual: cuanto mas 'guapa' sea la compañera de baile, peor.

La única dispuesta a explorar un acuerdo es Renault, pero con ciertas condiciones. Ya suministran a tres equipos de la parrilla y temen que hacerlo a un cuarto les afecte a la fiabilidad del motor, que aún no tienen del todo afianzada. Es cierto que preparan una evolución importante para el próximo año que inquieta a más de uno en la parrilla, según avanzó este diario, pero McLaren volvería al estatus de 'equipo cliente' del que huyó en 2014 precisamente para ganar por su cuenta. Y llegado el caso de tener un motor competitivo, Renault priorizaría a su equipo de fábrica sobre el resto.

Foto: Max Verstappen, en su casilla de boxes en el GP de Canadá. (EFE)

¿Merecería la pena un acuerdo así? Es la pregunta que McLaren va a empezar a resolver. "No podemos seguir siento tan poco competitivos. Llevamos más de tres años y necesitamos un cambio drástico de potencia o alguna forma distinta de llegar ahí. Queremos ganar, hay que cambiar las cosas", cuenta Brown a 'Sky'. La decisión se tomará alrededor del parón veraniego, entre Hungría y Bélgica. Y si a los directivos de McLaren ya se les vió en Silverstone reunidos con los de Renault, también han limado asperezas con Honda en las últimas semanas. A día de hoy, no hay nada claro.

"Honda puede hacer el trabajo"

"Creemos que Honda puede acabar haciendo el trabajo, como ya han hecho en el pasado", dice Brown, abriendo la segunda vía a la continuidad con Honda. Cualquiera que hubiera visto el pasado Gran Premio de Gran Bretaña –con la enésima avería de Alonso– no se imaginaría esta hipótesis, pero puede ser la única que le quede a McLaren ante el portazo de McLaren y Ferrari, al margen de Renault. Por este cauce puede entenderse que ya no haya críticas en público y haben de seguir remando juntos. Otra pieza de este esquema es lo difícil que puede ser romper el contrato, y la obsesión de Honda por cumplirlo a rajatabla.

Foto: ¿Estará McLaren viendo la luz al final del túnel con Honda? (EFE)

Brown pone una condición. "Solo debemos asegurarnos de que el desarrollo del motor llega a mayor velocidad". En este frente se jugará la confianza de McLaren: si las mejoras siguen afectando a la fiabilidad, la continuidad será una utopía. Pero si la nueva 'spec 3' da algunos frutos en lo que resta de año, las cosas pueden ser distintas. En Japón hablan de mejoras continuas –aunque pequeñas– hasta otoño. El método, de momento, ha resultado inefectivo y el motor sigue fallando. Que lo siga haciendo en 2018 es algo que sólo McLaren valorará al tomar una decisión.

[Lea aquí más artículos de Fórmula 1]

"Ya estamos trabajando en el coche de 2018, pero no podemos pasar de ahí, porque no sabemos qué motor vamos a tener", decía Brown en un alegato más que lógico: incluso tomando una decisión en agosto, McLaren puede ir ya atrasada en sus planes para el próximo año. Fernando Alonso les pedía una decisión rápida a este respecto, pero el dilema es enorme: seguir con Honda puede abocar a otro año en la sombra, pero la opción de Renault puede no darles esos "podios o victorias" a corto plazo.

Fórmula 1 Honda Fernando Alonso Zak Brown McLaren