escrita a su 'alter ego' juvenil que empieza

La carta del adiós de Webber: "Recordaré haber competido con Schumacher y Alonso"

Tras su última carrera en Bahrein, Webber se despide con una carta a aquel piloto joven que empezaba hace veinte años, reflexionando sobre sus experiencias personales y profesionales

Foto: Mark Webber preparándose antes de saltar a la pista de Le Mans.
Mark Webber preparándose antes de saltar a la pista de Le Mans.

No olvides tus raíces, Mark, siempre serás un chico del campo al que lo que le gusta es solo correr”. El pasado fin de semana Mark Webber corrió por última vez, y también por última vez subió a un podio. Tras casi veinte años en los circuitos, el piloto australiano puso punto y final a su trayectoria deportiva en las 6 Horas de Bahrein, en el Mundial de Resistencia.

[¿Qué es el WEC? La "aventura" de Fernando Alonso después de la F1]

En paralelo, el piloto australiano publicó una singular carta, ya que estaba dirigida a sí mismo, pero veinte años atrás. Dedicada a ese jovencísimo piloto que empezaba a abrirse camino. En ella destila todo el zumo vital y profesional que ha exprimido durante estas dos décadas, resaltando los momentos más importantes de su carrera. Y sobre todo, es un tratado de los valores que han guiado su carrera. En su despedida intenta transmitirle a ese joven 'alter ego' las lecciones aprendidas por el camino, unas lecciones útiles para guiarse por el mundo de las carerras hacia la Fórmula 1, y también interesantes para conocer lo más destacado para Webber estos años.

"El recuerdo contra los mejores"

“Los años pasarán más rápido de lo que nunca puedas imaginar, y te llevarán a lo alto de la F1, y a quedarte a una carrera de ganar el Campeonato del Mundo”, comienza Webber, en una de las referencias con las que confirma hasta qué punto aún siente el título perdido en 2010. “Te dará la oportunidad de conocer gente y oportunidades que te modelarán e influirán en todo lo que hagas”. Y, entre esos momentos y personas no podía olvidar a la “leyenda del rugby australiana, David Campese, que te prestó algo de dinero para que pudieras continuar corriendo en la Fórmula 3”.

[Red Bull y Audi, ¿llegará el matrimonio más temido de la F1?]

“Recuerda los tiempos en los que, con seis años, montabas tu moto en la granja en Australia, comentándote a ti mismo el estar en las carreras con tus héroes”, remontandose a su infancia, “y los tiempos del karting con sueños y ambiciones increíbles de un día poder visitar una pista famosa en Europa como Silverstone o Mónaco, y no digamos competir en ellas”. Y de entre sus rivales, recuerda “que vivirás estos sueños y más, con los recuerdos en tu mente y para siempre de haber competidos con los mejores como Michael Schumacher y Fernando Alonso. Asegúrate de disfrutar cada momento”.

"Alimenta tu fuego" con los agoreros

Webber recuerda aquel Gran Premio de Australia de su debut en 2002 “con tanto que aprender, pero nunca has huído de un desafío. Y cuando te hagas mayor y más sabio, empezarás a darte cuenta que ha habido momentos en que hubieras querido hacer las cosas diferentes, pero todo es parte de la curva de aprendizaje y ¡no hay botón de vuelta atrás!”.

Recuerdos también de las dificultades y los momentos más duros vividos en Gran Bretaña, recién emigrado de Australia, “los nervios y la añoranza cuando te fuiste a Europa como un pececito en un gran lago ya habían desaparecido, pero no olvides a la gente que pensaba que no lo lograrías. Conviértelo en algo positivo y úsalo para alimentar tu fuego”.

"Manten bajo control tus emociones"

“Todo es parte del juego”, continúa el australiano con la perspectiva del tiempo, “ya sean accidentes peligrosos o errores por tu parte, o el enorme desafío de batir a gente a su más alto nivel de forma consistente, abraza el objetivo desde el comienzo”. Y ofrece consejos concretos, quizás recordando también su época de Mercedes y Le Mans, “y el mayor (consejo que puedo darte es que no tengas miedo de utilizar a los expertos a tu alrededor desde el mismo comienzo de tu carrera. Desde el punto de vista técnico, intenta sacar el máximo partido de los recursos que tienes disponibles a una edad mucho más joven. Es duro lograr pronto esa sabiduría, pero no es imposible”. También le recuerda que son importantes las relaciones personales que se ganan por el camino, “lo realmente importante llega con la experiencia, pero trabajar con los mejores sacará lo mejor de ti”.

[El valor de que Carlos Sainz se meta donde no le llaman en F1]

“Utiliza cada sesión para exprimir lo máximo posible de ti mismo, y será el secreto para tener una larga carrera”, aconseja Webber a ‘alter ego’, “mantén bajo control tus emociones, pero sé prudente con los mejores momentos y maneja los más bajos de forma mesurada, habrá regularmente de ambos”.

"Su lealtad es algo que nunca olvidarás”

De Red Bull recuerda que allí “pasará los mejores momentos de su carrera, y aprovecha al máximo la relación honesta y sincera con David Coulthard, de quien aprenderás mucho, y ayudará a hacer crecer el equipo mientras os haceis grandes amigos fuera de la pista también”. Y tiene un especial recuerdo para el propietario de Red Bull al recordar “un cierto accidente de bicicleta”, “y te sentirás hecho polvo en una cama, sin poder pilotar, en 2008, pero el equipo te apoyará. Dietrich Mateschitz te dará tranquilidad de espíritu y te dirá que Red Bull está contigo, mientras se asegura de que tienes los mejores cuidados médicos que te ayudarán a volver a tiempo a la temporada 2009. "Su paciencia y lealtad es algo que nunca, nunca, olvidarás”.

[Las nuevas novias del petróleo de la Fórmula 1]

Webber recuerda cómo se recuperó, “y lograrás tu primera pole y tu primera victoria en Alemania 2009 antes de añadir ocho victorias más, 12 poles y 42 podios por el camino en un total de 215 grandes premios”. ¿Y qué nos dice de 2010? “Será un año especial que, al final, termina con tu mayor decepción después de haber sido líder del campeonato a falta de tres carreras con 16 puntos de ventaja, antes de perder en Abu Dabhi. Estáte muy orgulloso del logro, ya estabas siempre arriba en muchas carreras y pilotaste muy bien aquel año. Tu compañero de equipo, Sebastian Vettel solo lideró el campeonato en una carrera y ganó en título, pero así son las cosas a veces”.

"Trata a la gente con respeto y limpieza"

Webber recuerda que "nunca hubieras imaginado volver a los prototipos de nuevo con Porsche después de Le Mans 99 (cuando voló dos veces por los aires con su Mercedes) y haber podido disfrutar tres años increíbles. Te sorprendería lo mucho que podrías disfrutar el compartir un coche con tus compañeros, construir una gran amistad, y terminar con un título”, vuelve a recordar a su ‘alter ego’ juvenil.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Y termina. “Te despedirás aún pilotando bien y disfrutando, pero es la decisión adecuada. Por extraño que suene, llegará un momento en que los tiempos por vuelta no te importen nunca más. Y, por último, y quizás lo más importante, no olvides tratar a la gente con respeto y limpieza durante tu carrera. Siempre. La forma en que te educó tu familia nunca debería cambiar. Querrás retirarse sin que haya una persona con la que no puedas chocar la mano, y decirles que lo diste todo y lo hiciste de la forma correcta. Es importante que todos los trofeos que hayas ganado y tengas en casa hayan sido ganados limpiamente”.

“No olvides tus raíces, Mark, siempre serás un chico del campo al que lo que le gusta es solo correr”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios