Es noticia
Menú
El adiós de Alejandro Valverde: el ciclista que pondrá al límite su cuerpo a los 42 años
  1. Deportes
  2. Ciclismo
el carácter competitivo de 'el bala'

El adiós de Alejandro Valverde: el ciclista que pondrá al límite su cuerpo a los 42 años

Alejandro Valverde renovó a la baja para poder despedirse compitiendo con público. 'El Bala' empieza el año de la retirada con fuerzas e ilusión y anuncia que dará batalla a los jóvenes

Foto: Alejandro Valverde durante la Vuelta a la Comunidad Valenciana. (EFE/Domenech Castelló)
Alejandro Valverde durante la Vuelta a la Comunidad Valenciana. (EFE/Domenech Castelló)

El punto y final en la carrera de un deportista de élite, ganador y con una trayectoria extensa es duro. Lo normal es que falten las fuerzas y corres el riesgo de que la última imagen sea la de un perdedor en declive. El desgaste físico es ley de vida. Sientes la impotencia de ver cómo los jóvenes te adelantan, donde quiere ir la cabeza no llegan las piernas, la recuperación de un sobre esfuerzo y no digamos ya de una lesión es un tormento. Todo esto tiene que gestionar Alejandro Valverde en su última temporada como profesional, tras dos décadas, en la que cumple 42 años y donde pondrá su cuerpo al límite. La aventura del ciclista murciano continúa. Este es su valor.

Lo primero que deja claro 'El Bala' es que se quiere despedir corriendo con público, agradecido al ciclismo y no se va a arrastrar en la carretera. Empieza cumpliendo su palabra. Primera victoria del año, la número 131 como profesional, en Port d'Andratx en la Challenge de Mallorca. El murciano dará batalla en este 2022 porque tiene la genética de los campeones, a los que no se puede enterrar. ‘El Bala’ es coraje, ilusión y un todoterreno. Valverde pasó su calvario, pero elige cómo quiere que sea su adiós.

placeholder Alejandro Valverde celebra la victoria número 131 de su carrera en Port d'Andratx
Alejandro Valverde celebra la victoria número 131 de su carrera en Port d'Andratx

Alejandro Valverde cumple 42 años en abril, el día que disputará la Lieja-Bastoña-Lieja, carrera que ha ganado en cuatro ocasiones. Con esta edad tenía planeado estar ya retirado, pero la pandemia cambió la hoja de ruta. No se podía ir de esta manera, en silencio, quedándose con la sensación amarga de que le quedaba algo. Ese final estaba en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y el retraso por la suspensión alteró la decisión. No puedes bajarte de la bicicleta en el salón de casa, por un confinamiento, con la máquina en el garaje. Los grandes del deporte tienen que irse en la carretera, la pista, la cancha, el campo... 'El Bala' sigue en el pelotón, dará batalla en el Giro, la Vuelta y otras clásicas.

La grave caída en Düsseldorf

Para explicar quién es Alejandro Valverde y qué tiene de especial hay que recordar la gravísima caída que sufrió el 1 de julio de 2017 en la contrarreloj que abría el Tour de Francia en la ciudad alemana de Düsseldorf. Un circuito urbano, con el pavimento mojado y con el aceite de una moto que anteriormente había sufrido una caída provocaron que el murciano se fuera al suelo y se estrellara contra la valla cuando cogía la curva. Se quedó en el suelo, sin poder levantarse y apareció Rita, una enfermera española que trabajaba en el Hospital Universitario de Düsseldorf. Rita fue a animar a Valverde y acabó auxiliándole y siendo decisiva para que llegara en ambulancia al hospital y fuera intervenido en el quirófano por el mejor especialista en el menor tiempo posible. "Esto se ha acabado", comentó el murciano a Rita.

'El Bala' sufrió una fractura de rótula y astrágalo y un corte profundo en la tibia izquierda. El accidente y los daños habría retirado a cualquier otro ciclista. Francisco Esparza, el médico que llevó la recuperación en España, comentó que todavía le preocupaba más el corte que se había hecho en el glúteo. Con 37 años el escenario era dramático. Alejandro Valverde se rebeló ante el golpe más duro y demostró por qué es un ciclista único e irrepetible. Su recuperación, el esfuerzo que hizo, las horas que dedicó, cómo adelantó los plazos para volver a subirse a la bicicleta (lo hacía hasta sin el permiso del médico) demuestran la pasión del murciano por este deporte.

Foto: Leo Messi con gesto serio durante un partido con el PSG. (REUTERS/Gonzalo Fuentes)

Se tenía que retirar en la carretera con el calor de los aficionados, disfrutando y compitiendo, porque su historia de superación es la de un niño con el que la familia hizo grandes sacrificios. Sus orígenes están en Las Lumbreras (Murcia) con su padre (Juan) que era corredor aficionado. Le compró una bicicleta a su hijo con 6 años y ya no paró. Alejandro era un torbellino, llamaba la atención y enseguida le vieron el talento. De los 11 a los 13 años se impuso en más de cincuenta carreras de forma consecutiva. Le apodaron como ‘El Imbatido’.

'El Bala' y sus 131 victorias

La carrera profesional de Valverde empezó en 2002 en el equipo Kelme-Costa Blanca que dirigía Vicente Belda. Así hasta que llegó su primera victoria como profesional en la tercera etapa de la Vuelta al País Vasco con final en Vitoria (9 de abril de 2003). En 2005 pasó al Illes Balears-Caisse d’Espargne, debutó en el Tour de Francia y ganó una etapa por delante de Lance Armstrong. Podíamos seguir contando muchas hazañas.

Dos décadas después y en el año de su retirada suma 131 victorias como profesional. “Estoy igual de fuerte o más que mis rivales. Tengo datos incluso mejores que otros años y soy el primer sorprendido. De ganar nunca puedes cansarte. Puedes cansarte de no ganar, de que no salgan bien las cosas, pero todo lo que sean victorias son bienvenidas”, comenta el murciano en Radio Marca.

placeholder Alejandro Valverde, sonriente, antes de empezar la carrera
Alejandro Valverde, sonriente, antes de empezar la carrera

Alejandro Valverde ha empezado el año de la retirada con fuerzas e ilusión. Ha hecho una buena pretemporada, pero su secreto sigue estando en la pasión. Para conseguir ser dueño de su destino y despedirse como a él le gusta, llegó a un acuerdo con el equipo Movistar. Renovó a la baja. Cobra menos de la mitad. El sueldo no llega al millón de euros. Está convencido de que pede ser competitivo en este 2022 y que peleará por etapas. Corre liberado, comprometido y para disfrutar. Este estado de ánimo le hace peligroso. “Mi cabeza piensa como si tuviera 23 años”, confiesa en As.

Alejandro Valverde está orgulloso de su trayectoria, de lo que ha costado llegar hasta aquí, lo mal que lo ha pasado (con la sanción de la Operación Puerto) y lo que ha ganado. Le sobra motivación y no le faltan fuerzas para dar guerra en su último año. Compite para irse con un buen sabor de boca. Un tipo que se destrozó la rodilla y el glúteo en el asfalto de Düsseldorf y que después fue campeón del mundo en Innsbruck. Un titán que tiene 12 triunfos en etapas de la Vuelta a España, 4 en el Tour, 5 ediciones de la Flecha Valona, 4 de la Lieja-Bastoña-Lieja, 2 ediciones del Criterium du Dauphiné, podio en el Tour de Francia (tercero en 2015), en el Giro de Italia (tercero en 2016) y ganador de la Vuelta en 2009… A ‘El Bala’ hay que disfrutarlo hasta el final. Está a un buen nivel.

Foto: Rafael Nadal en el partido contra Denis Shapovalov. (EFE/Dean Lewins)

Cuando se baje de la bicicleta le quedarán dos años más de contrato con el Movistar y tendrá funciones de embajador, seguirá ligado al ciclismo y saliendo con los amigos para disfrutar de otra manera de su pasión por la bicicleta. Es un hombre de retos, incombustible y representa el espíritu ganador y de raza. Uno de los mejores deportistas de la historia de España. “Más que por las victorias, me gustaría que el aficionado me recuerde como una gran persona que ha dado todo sobre la bicicleta” es el mensaje de ‘El Bala’.

Sin duda que su carrera pudo acabar con esa caída en Düsseldorf y el legado que deja es épico y la actitud ejemplar. Es un referente y tiene un gran corazón para dedicarle su triunfo 131 a Egan Bernal y Juan Carlos Unzué.

El punto y final en la carrera de un deportista de élite, ganador y con una trayectoria extensa es duro. Lo normal es que falten las fuerzas y corres el riesgo de que la última imagen sea la de un perdedor en declive. El desgaste físico es ley de vida. Sientes la impotencia de ver cómo los jóvenes te adelantan, donde quiere ir la cabeza no llegan las piernas, la recuperación de un sobre esfuerzo y no digamos ya de una lesión es un tormento. Todo esto tiene que gestionar Alejandro Valverde en su última temporada como profesional, tras dos décadas, en la que cumple 42 años y donde pondrá su cuerpo al límite. La aventura del ciclista murciano continúa. Este es su valor.

Alejandro Valverde
El redactor recomienda