charla con una revista

La actual vida de Lance Armstrong lejos de la bicicleta: "No puedo ni jugar al ping pong" (y por qué no está arruinado)

En 2013 admitió en una charla con la televisiva Oprah que se había dopado en sus Tours. Además de que la organización de la ronda gala se los arrebatara, la USADA le impuso otro castigo

Foto: El exciclista Lance Armstrong. (EFE)
El exciclista Lance Armstrong. (EFE)

La actual situación de Lance Armstrong es lo más parecido a estar en una cárcel virtual (relativa) para un deportista. En la actualidad sigue pagando la sanción que le impuso la USADA (Agencia Antidopaje de Estados Unidos) en la que se le prohibió practicar —de manera oficial— ningún deporte olímpico. "No puedo practicar ni tiro con arco. Tampoco jugar al bádminton ni al ping-pong. Me expulsaron de todos los deportes olímpicos", comenta en una entrevista para la revista 'Rouleur'. Por supuesto, con un amigo o un familiar sí que puede practicar estos deportes... pero no puede competir.

En 2013 admitió en una charla con la televisiva Oprah que se había dopado sistemáticamente durante los siete Tours que conquistó. Además de que la organización de la ronda gala se los arrebatara, la USADA le impuso otro castigo ejemplar que aún sigue perjudicándole. A Travis Tygart, jefe de la USADA, "le encantan los focos, quería establecer un precedente para futuros casos. Además, necesitan nuevos fondos. Estaba dispuesto a hacerse famoso y obligó a todos a aceptar sus hallazgos", añade Lance.

Su millionario retorno de Uber

Además, el exciclista no comprende por qué no se proclamó a un ganador del Tour en las ediciones que le quitaron a él y que se quedaron en blanco. "En Wikipedia esos siete años están en blanco. Hay un período en blanco durante la Primera Guerra Mundial, otro durante la Segunda Guerra Mundial... ¡y luego durante mis siete Tours!".

Armstrong narró recientemente por qué había "salvado de la ruina" a su familia. Y fue gracias a una cesión en 2009 de 100.000 dólares a un fondo de capital de riesgo que invirtió en los inicios de la compañía Uber. Cuando hace un año, en una charla con la CNBC, le preguntaron si había ganado “10, 20, 30, 40 o 50 millones de dólares”, Armstrong respondió: “Es uno de esos. Es mucho, es mucho”.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios