Florentino reconoce la derrota, pero avisa: "Si alguien no nos da un formato que dé dinero, el fútbol se muere"
  1. Deportes
La Superliga ya no existe

Florentino reconoce la derrota, pero avisa: "Si alguien no nos da un formato que dé dinero, el fútbol se muere"

El presidente del Real Madrid acudió este miércoles por la noche a la Cadena SER, un día después de haber cancelado su entrevista por la cascada de deserciones que abortó la Superliga 48 horas después de su creación

placeholder Foto: Florentino Pérez.
Florentino Pérez.

La revolución que iba a cambiar el fútbol para siempre duró solo 48 horas, pero Florentino Pérez, el coloso derrotado, honró su palabra este miércoles por la noche y visitó la Cadena SER para responder a las preguntas de Manu Carreño, conductor de ‘El Larguero’, un día después de haber faltado a la entrevista por la ya conocida rebelión de sus socios ingleses.

El contexto de esta segunda cita era completamente distinto, y de hecho muchos pensaban que Pérez no acudiría a la radio. El presidente del Madrid compareció, pero no modificó su discurso. Se presentó como presidente del club, no de la Superliga ("con eso vale") y solo reconoció (eso sí, desde el primer minuto) errores de comunicación: “No hemos sabido quizás explicarlo... A ver si hoy tengo suerte y lo explico esta noche”.

"Triste y decepcionado"

El principal objetivo del presentador fue averiguar qué había sucedido la noche anterior, pero no obtendría demasiados detalles. “Estoy triste y decepcionado”, comenzó Florentino: “Llevamos tres años trabajando. Se trata sencillamente de ver qué podemos hacer para resolver la crisis económica del fútbol español. La liga es intocable, forma parte de la historia de todos los países. Entonces, la única opción es sacar dinero en el partido entre semana. La Champions es un formato obsoleto, viejo, que empieza en febrero o marzo. Los 12 equipos que estábamos ayer, la temporada pasada, hemos perdido 650 millones. Esta temporada serán dos o tres veces más”.

placeholder Luka Modric y Georginio Wijnaldum, en los cuartos de final de la Champions. (Reuters)
Luka Modric y Georginio Wijnaldum, en los cuartos de final de la Champions. (Reuters)

El presidente blanco afirmó que la Superliga está "en 'stand-by" e insistió numerosas veces en la crisis de la Champions, “un formato que claramente no funciona” y donde "se puede sacar mucho más dinero: hay dinero para todos, hay solidaridad para el resto también. Tenemos 2.000 millones de fans en el mundo, la mitad de los forofos que hay en el mundo (...) Vamos a empezar por contar esto como debíamos haber hecho desde el principio. Y estamos abiertos a que alguien diga otra cosa. La única solución es hacer algo con la Champions que produzca muchos ingresos ¿Equipos ricos y pobres? El Madrid no es rico, es rico en trofeos. Yo no gano un duro, el presidente de la UEFA y de la FIFA sí. Yo he pagado hasta mis comidas como presidente del Real Madrid. He avalado al club a cambio de nada. Tengo una autoridad para decir que si hago algo es bueno para el fútbol".

“¿Qué ha pasado?”, preguntaría Carreño varias veces durante la hora larga de entrevista. “Nunca he visto una agresividad más grande por parte del presidente de la UEFA y de algunos presidentes de la liga española”, contestó un Florentino que a veces parecía sinceramente ofendido. "Como si fuese orquestada… No lo había visto en mi vida. Unas amenazas, unos insultos... Como si hubiésemos matado al fútbol (...) Hay que salvar el fútbol... Ha pasado algo muy importante [en referencia al coronavirus]. Hemos pasado de ingresar 900 millones a 600".

La Superliga Europea hace agua

Florentino solo deslizó que el origen del problema fue la actitud de "un equipo inglés", en referencia al Manchester City: "Un hecho muy complicado, difícil de explicar... Había alguien que no tenía mucho interés. Y los demás se contagiaron unos a otros. Y había personas de edad que quizá tuvieron miedo (...) Esta persona, a pesar del contrato vinculante, nunca tuvo interés. Y nos dijeron que lo dejaba (...) Empezaron a hacer una campaña manipulada de que íbamos a terminar con las ligas, de que no se primaban los méritos, de que queríamos acabar con el fútbol. Pero la verdad es que hay gente que tiene privilegios y no los quiere perder, aunque se arruinen los clubes...".

"No hay otra solución"

"¿Ha sido su peor momento?", le pregunta el entrevistador en un momento. "No", contesta el presidente madridista. "No podemos hacer algo que parezca que estamos matando el fútbol... Pero creo de verdad que no hay otra solución". "¿Y si la Superliga muere?", repregunta Carreño: "Que invente alguien otra cosa. Estoy convencido de que si no sale este, saldrá otro proyecto parecido (...) Era un proyecto viable. Seguro. (...) Nos han insultado. Hemos tenido que pedir una cautelar para protegernos. No hay monopolio sobre las competiciones, tenemos derecho a ello… Por Dios…".

Foto: Foto: EC.

¿Por qué le dejaron abandonado sus socios? ¿Fue Boris Johnson? ¿La presión de los aficionados? "Porque el ambiente…", responde con cierta vaguedad Florentino. "La UEFA monta un espectáculo. Que me ha sorprendido. El presidente de la UEFA tiene que ser correcto… Actuó como si hubiéramos tirado una bomba atómica. Quizá no lo hemos presentado bien, explicado bien. Pero tampoco nos han dado la oportunidad. Hay algunos que no quieren que pase nada. No puede ser que en la Liga inglesa pierdan dinero estos seis equipos y ganen los otros 14. O que en España perdamos los de arriba y la mayoría ganen". (Curiosamente, un argumento similar al que había expresado horas antes Gerard Piqué en su entrevista en el programa de Jorge Valdano).

Los clubes ricos están perdiendo mucho dinero, y más van a perder si no cambian las cosas. "Y esto es una pirámide", continuó el mandatario merengue: "Lo puedo decir porque el club no es mío, es de sus socios, Si hay dinero arriba, hay dinero para todos, la pirámide va bajando. En el tenis, lo entiende todo el mundo. Si Nadal juega contra el número 80, la gente no va".

placeholder El primer ministro británico, Boris Johnson, en una rueda de prensa este miércoles. (Reuters)
El primer ministro británico, Boris Johnson, en una rueda de prensa este miércoles. (Reuters)

La apertura a la negociación fue probablemente el aspecto más interesante de la conversación. "Estamos abiertos a dialogar", diría varias veces. "Que los partidos tengan la atención de todo el mundo, y sobre todo de los jóvenes. El 40% de los jóvenes de 16 a 24 años ya no ve el fútbol. Tienen otros intereses... La vida cambia. Cuando pasan dos décadas, aparecen nuevas generaciones y demandan nuevas cosas. Y queremos que piensen como nosotros. El fútbol hay que cuidarlo, si no se van a otros sitios. Pero si hay un partido muy bueno, incorporas a la juventud y evitas que se vayan a otras plataformas. El fútbol se mantiene por los grandes clubes. Que alguien nos dé un formato que dé dinero. Si no, se muere (...) No somos los clubes privilegiados, sino los que se lo han ganado en los últimos 15-20 años, los que tienen más aficionados en redes sociales, que es muy importante. ¿Todos somos iguales? Encantado... Pero hay partidos que no los ve nadie. El dinero sale de los buenos partidos, de los buenos equipos… En el tenis, lo entiende todo el mundo. Hay que hacer partidos Nadal-Federer todos los martes y los miércoles. Desde la primera jornada. La realidad es la realidad. Y la realidad te la dan las televisiones".

A pesar de que aparentemente llevaban tres años preparando la nueva competición, el coronavirus estuvo muy presente en su discurso: "Nadie ha tenido esta situación en la historia del fútbol", se justificó varias veces. Y mostró un pesimismo preocupante: "Al día siguiente de salir la noticia, nos mataron. Nos habremos equivocado en algo, seguro... Nos estaban esperando aquellos que tienen privilegios y no los quieren perder (...) Los que han querido hacer daño lo han hecho como han podido, pero cuando pase esto y venga la realidad, a ver qué pasa. Este año, esos clubes van a perder 2.000 millones. Y algunos no tienen ese dinero (...) Algunos no se dan cuenta de que el mundo ha cambiado".

"¿Fichajes? No existirá eso ya..."

Por no haber, no habrá ni grandes fichajes: "¿Fichajes? No existirá eso ya… Sin la Superliga, no. Hágame caso. Ya no será posible (...) Si el dinero no fluye… Si un club modesto no puede vender un jugador... Los derechos televisivos van a ir bajando… Yo me brindo a hablar con quien sea. No nos han dejado decir ni qué es la solidaridad". (La Superliga, según explicó, tenía previsto otorgar el doble de ayudas a los clubes modestos que la UEFA en la actualidad).

Foto: Sergio Ramos durante un partido del Real Madrid. (EFE)

Otros periodistas presentes en el estudio le hicieron preguntas sobre fútbol, pero tuvieron menos interés que la muerte de la competición más corta de la historia. Tres cosas, eso sí, quedan muy claras. La primera: "Una revolución en la plantilla seguro que no, pero habrá que hacer algún cambio". Segunda: "Con que admitan el público a partir de septiembre, estoy feliz". Tercera: Luka Modric ya está renovado, pero Ramos depende del contexto: "Con Modric, hemos llegado a un acuerdo hace mucho tiempo. Con Ramos no, pero no sé por qué. Hemos hablado muchas veces. Le quiero como si fuese mi hijo. Le reconozco todo lo que ha hecho. Pero la situación es la que es".

A la una de la madrugada, reconfortado por la tranquila victoria del equipo en Cádiz (un partido envenenado), Florentino Pérez se despedía con un sarcasmo a medias: "Solo tenemos que pensar en los aficionados. Son los que compran los derechos de televisión y las camisetas, hay que poner los ojos en el aficionado. Aquí mandan los aficionados".

Florentino Pérez UEFA
El redactor recomienda