El Real Madrid más brasileño aplasta al Cádiz en 10 minutos (0-3)
  1. Deportes
  2. Fútbol
zidane puso a todos de inicio

El Real Madrid más brasileño aplasta al Cádiz en 10 minutos (0-3)

El Real Madrid jugó con Militao, Marcelo, Casemiro, Rodrygo y Vinicius en el once. El Real Madrid más brasileño sigue en la pelea por la Liga con un triunfo demasiado cómodo en Cádiz

placeholder Foto: Benzema celebra un gol en el partido contra el Cádiz. (Efe)
Benzema celebra un gol en el partido contra el Cádiz. (Efe)

Al Real Madrid no se le dio nada mal el primer partido en la vuelta a la normalidad. Tras el chaparrón que se ha llevado su presidente con el fracaso de la Superliga, los jugadores han dado la talla en el césped. La victoria en Cádiz refuerza las posibilidades del equipo de Zidane para competir por la Liga. Después del empate en Getafe, se reengancha al título. Ojo que el Madrid que estaba tieso y con una plaga de lesiones todavía está vivo para hacer doblete: Liga y Champions. No hay nada mejor que entre la pelota para olvidar las penas. Florentino Pérez no estuvo en el estadio Carranza, pero seguro que se divirtió viendo al Real Madrid más brasileño.

Zidane alineó a los cinco cariocas: Militao, Marcelo, Casemiro, Rodrygo y Vinicius. Todos en el césped era una garantía de que tendría que haber momentos de espectáculo. Y vaya que si los hubo. Hasta la primera media hora todo estaba muy igualado en posesión del balón y en pocas ocasiones de peligro. Pero en los siguientes diez minutos empezó el espectáculo. El Madrid aplastó al Cádiz con tres goles. Dos de Benzema, que mezcla con cualquier jugador de cualquier nacionalidad, y otro de Odriozola a pase del francés.

Foto: José Castro, presidente del Sevilla, tras ganar la Europa League. (EFE)

Los brasileños aceleraron el partido a partir del minuto 30 y la defensa del Cádiz se resquebrajó. Rodrygo y Vinicius eran resbaladizos. Imparables cuando arrancaban por velocidad. A Rodrygo le agarró Jairo dentro del área, pero el árbitro, Mateu Lahoz, no consideró que fuera suficiente para pitar penalti. En el siguiente ataque necesitó la ayuda del VAR. Izo pisó a Vinicius. Mateu Lahoz lo revisó en el monitor y lo señaló. Hay madridistas que celebraron más la designación que el gol de Benzema. Al Real Madrid no le pitaban un penalti desde el 24 de octubre del año pasado, desde el Clásico y había bastante mosqueo. No falló Benzema. Empezó la tormenta del Super Real Madrid.

Benzema, inspirado

El Cádiz perdió la solidez, una de sus señas de identidad. El Madrid encontró los espacios, en parte por la movilidad con la que Vinicius y Rodrygo agitaban el frente de ataque. Tras el primer gol llegó el segundo con un robo de pelota de Marcelo, el centro de Benzema y el cabezazo de Odriozola. Es el estreno goleador del lateral. El remate, solo, dice mucho de los despistes defensivos del equipo de Cervera. Siguió el festival de los brasileños. Llegaba Casemiro desde atrás para rematarlo todo, generar peligro con centros y disparos. Estuvo cerca de hacer el tercero. En otra de sus llegadas al área puso un centro a Benzema y el francés hizo el tercero en un remate de cabeza. También sin marcaje. Benzema suma 20 goles y 7 asistencias en la Liga.

Con el partido encarrilado y los tres goles se fueron al descanso un Real Madrid salsero y un Cádiz gris. El inicio prometía. Los jugadores del Cádiz salieron con camisetas reivindicativas contra la competición que le han tirado abajo a Florentino sus socios fundadores. “¿Superliga? El fútbol es de todos”, era el mensaje en las camisetas. El Madrid, lógicamente, salió a no querer saber nada de este asunto. Zidane estaba preocupado por ver cómo funcionaría su equipo sin Kroos ni Modric. Faltaban los dos centrocampistas de la sala de máquinas y la apuesta del entrenador fue la de colocar a Antonio Blanco, mediocentro del Castilla, junto a Casemiro. Buen partido de Blanco: agresivo, intenso, atento, preciso en el pase. Zidane armó un equipo con tres centrales (Nacho, Varane y Militao), dos carrileros (Odriozola y Marcelo) para protegerse y hacerse sólido. Arriba funcionó la mezcla de los dos jóvenes brasileños (Rodrygo y Vinicius) con Benzema.

placeholder Casemiro ante el portero Ledesma. (Efe)
Casemiro ante el portero Ledesma. (Efe)

La comodidad del partido dio la posibilidad de que Carvajal pudiera regresar a la competición para jugar la última media hora del encuentro. Zidane hizo un triple cambio junto a Isco y Marco Asensio. Retiró a Varane, Odriozola y Vinicius. Para el Madrid el refuerzo de Carvajal es otra de las noticias a destacar porque el equipo recupera a su lateral derecho, después de una temporada aciaga con las lesiones, para la eliminatoria contra el Chelsea en la Champions y las siete jornadas que restan de Liga.

La segunda parte se jugó pasadas las once de la noche. Entre la hora y el resultado del primer periodo el partido perdió interés. En esto sí que tiene razón Florentino Pérez. No hay manera de ver acabar un partido si empieza a las diez de la noche, como el del Carranza, y más si es entre semana. La Liga que preside Javier Tebas también debe revisar sus errores, que los tiene, y cuidar al espectador español. A no ser que piense más en el dinero y mire por el aficionado de otros países.

El partido dio para el debut de Miguel Gutiérrez en la Liga, un lateral zurdo de talento que tiene muy buena pinta. Salió por Marcelo. Otro canterano más que ve la luz y cuenta con minutos de Zinedine Zidane. El Real Madrid durmió como líder.

Thibaut Courtois Zinédine Zidane Karim Benzema Vinicius Junior
El redactor recomienda