El fútbol español, en guerra: gran enfado de los clubes de LaLiga con Florentino
  1. Deportes
  2. Fútbol
lo califican de egoísta

El fútbol español, en guerra: gran enfado de los clubes de LaLiga con Florentino

Sevilla, Valencia y Villarreal toman distancia con Florentino. Crece la desconfianza. La pregunta es si pueden romperse las relaciones con clubes históricos y una larga tradición en España

placeholder Foto: José Castro, presidente del Sevilla, tras ganar la Europa League. (EFE)
José Castro, presidente del Sevilla, tras ganar la Europa League. (EFE)

Hay ruptura en el fútbol español. La guerra entre la Superliga y la UEFA, principal institución que se ha sentido agredida con el movimiento de ricos para cargarse la Champions, salpica a las relaciones entre los tres clubes españoles que estaban en el selecto grupo que quería la nueva competición y el resto. Estas relaciones están rotas, en algunos casos, y van a afectar principalmente al Real Madrid y a Florentino Pérez por ser la cabeza visible del proyecto. Si la guerra de Pérez con Javier Tebas, como presidente de LaLiga, es una batalla tras otra, ahora emergen más focos de conflictos. Los clubes españoles que señalan a Florentino como el responsable de querer romper el fútbol.

No ha habido un movimiento de masas en el fútbol español como en Inglaterra para pedir la salida de los clubes que apostaban por la Superliga, pero sí se han producido reacciones de presidentes de clubes punteros en nuestro país contra el proyecto y, en especial, contra Florentino Pérez. La respuesta más contundente es la de Fernando Roig, dirigente del Villarreal, contra el presidente del Real Madrid. Le llama por tres veces egoísta. “Él es egoísta, egoísta y después egoísta. Además, al Villareal no hace falta que venga Florentino a salvarlo”, ha dicho Roig en el programa ‘Bona Vesprada’ del canal de televisión A Punt.

Foto: Pérez y Agnelli, promotores del circo de pulgas que ha resultado la Superliga. (Reuters)

Lo que más ha molestado al resto de clubes españoles no es ya que el presidente del Real Madrid haya liderado una competición, considerada elitista, sin tener comunicación con ellos, sino cómo argumentó la necesidad de su existencia. Florentino habló de ruina en el fútbol y que podría llegar la muerte. “No queremos que nos salve”, es la postura de rechazo del Villarreal y la de otros clubes que van a provocar que las relaciones con el Real Madrid estén más tensas.

La llamada de José Castro a Ceferin

Florentino ya no solo ha entrado en confrontación con Javier Tebas. Tiene el rechazo de clubes con arraigo en España y una masa social importante detrás que también muestra su indignación. Tebas ha sido muy duro con Florentino después de escucharle los motivos por los que quiere poner en marcha la Superliga. “Florentino Pérez anda despistado desde diciembre y ahora perdido. No conoce la industria, da datos inexistentes, que desconoce. Yo creo que es un gran empresario de la construcción, pero un desastre de presidente”, son las declaraciones que hizo el martes antes, incluso, de que se produjera la cascada de abandonos de los seis equipos ingleses.

Las relaciones de Florentino con Tebas están rotas. Ahora también se abre la brecha con clubes como el Villarreal, Sevilla y Valencia. Son tres históricos del fútbol español que han rechazado la Superliga y que han tenido una estrategia y una postura clara de denuncia. No se les ha consultado nada. Se han sentido marginados y muestran su enfado. El Sevilla pasó a la acción el lunes, el día después del comunicado oficial de la creación de la Superliga. Su presidente, José Castro, se puso en contacto con Aleksander Ceferin para apoyar el proyecto de la nueva Champions elaborada en el Comité Ejecutivo de la UEFA. Ceferin hizo público este apoyo y mostró el agradecimiento a un club que ha ganado la última Europa League.

placeholder Fernando Roig, presidente del Villarreal, en la sala de prensa. (EFE)
Fernando Roig, presidente del Villarreal, en la sala de prensa. (EFE)

La relación entre Florentino y José Castro no va a ser la misma después de estos acontecimientos. Veremos cómo se suceden los acontecimientos entre estos clubes y si entre ellos hay algún tipo de colaboración en otros asuntos relacionados con el fútbol. Habrá que comprobar quién pasa factura a quién. Pero en el sevillismo hay mucha indignación con la Superliga y las palabras del presidente del Real Madrid. No se han quedado de brazos cruzados. Monchi también es de los que no ‘perdona’ lo sucedido. “Mi club… mi puto club. Si no existieras, habría que crearte. Orgulloso es poco”, es el mensaje del director deportivo del club hispalense para acompañar el comunicado oficial del Sevilla, en el que se refería a la Superliga como un torneo basado en parámetros económicos y fuera del ámbito de la UEFA.

El Valencia habla de irresponsabilidad

Con el Valencia también se va a tener que sentar a hablar Florentino, como líder de la Superliga, para explicarles qué es lo que pretendía y limar asperezas porque su presidente, Anil Murthy, también ha sido duro. Califica el proyecto de competición como el “antifútbol” y creada por un grupo privado. Pero Murthy culpa a estos clubes de ser los que han hecho estallar la burbuja en el fútbol de una manera irresponsable. “Es un proyecto puramente económico. Los problemas del fútbol moderno son creados por los excesos de estos mismos clubes”, es la sentencia del dirigente del Valencia.

Sevilla, Valencia y Villarreal toman distancia con Florentino Pérez. Crece la desconfianza. La pregunta es si este movimiento del presidente del Real Madrid puede romper las relaciones con clubes históricos y con una larga tradición en España. Pero también está de fondo la sensación que tienen sus aficionados. Pueden sentirse traicionados por este proyecto liberado por el dirigente del Real Madrid. La pandemia no permite que haya público en los estadios. Habrá que esperar a los acontecimientos. Surge, por lo tanto, la pregunta sobre si una de las consecuencias es que se aliente el ‘antimadridismo’ después de que dirigentes como Fernando Roig hayan calificado a Florentino Pérez como un egoísta.

Foto: Andrea Agnelli. (Reuters)

Florentino no va a acudir al partido de este miércoles en Cádiz y el presidente de este club, Manuel Vizcaíno, ha sido claro en su postura: “No queremos fútbol en lata ni hecho a la medida. El fútbol es pasión. Nosotros parece que pintamos poco, pero no quiero quitar la ilusión a los míos de poder conseguir algo más”.

'El fútbol es de todos' es el lema que empieza a circular entre los diferentes clubes españoles, dirigentes y aficionados que se han sentido marginados y utilizados en el discurso que hizo Florentino sobre la pirámide del fútbol, la ruina y el papel de salvador que tenía la Superliga. Este lema lo quieren lucir los equipos para mostrar su indignación y convertirse en un acto reivindicativo como sucede en Inglaterra.

Florentino, como cabeza visible de la Superliga, y el Real Madrid tienen que dar la cara ante el resto de dirigentes de clubes españoles. En algunos casos, como con el Villarreal, las relaciones no eran fluidas y lo sucedido va a generar más tensiones y hará falta más diálogo para reconstruir los puentes de la comunicación y las relaciones.

Florentino Pérez Fernando Roig Real Madrid Aleksander Ceferin Javier Tebas
El redactor recomienda