Cumbre urgente en la Superliga para frenar la hemorragia de equipos
  1. Deportes
  2. Fútbol
los ingleses plantean su salida

Cumbre urgente en la Superliga para frenar la hemorragia de equipos

Florentino tiene a sus socios en un momento de desunión, dudas y con planteamientos de salida. Pero existe un acuerdo por el que no se puede abandonar de forma unilateral el proyecto

placeholder Foto: Seguidores del Chelsea se manifiestan contra la Superliga
Seguidores del Chelsea se manifiestan contra la Superliga

Martes negro para la Superliga. El proyecto de los 12 clubes fundadores está frágil y hay movimientos para abandonarlo. Los equipos ingleses piden una reunión de urgencia al resto de sus socios para tomar una decisión conjunta ante la avalancha de reacciones que se suceden en contra de este nuevo torneo que nació el domingo y en 48 horas está débil. La postura inflexible de la UEFA y la FIFA, a los que se han unido el rechazo de los Gobiernos, Federaciones, Ligas, futbolistas, entrenadores y ex jugadores provoca grietas entre los clubes que apuestan por este proyecto calificado como elitista y codicioso.

El detonante para que los clubes ingleses pidan esta reunión de urgencia está en las manifestaciones que ha habido de los aficionados a las puertas del estadio del Chelsea. Los hinchas han llegado a obstaculizar la entrada del autobús del equipo para impedir que pudieran jugar el partido contra el Brighton. Ha tenido que intervenir la policía y el ex futbolista Peter Cech salir a la calle para pedir calma y apaciguar las protestas.

Foto: Pep Guardiola atiende a los medios de comunicación en una previa de Champions League. (Reuters)

La postura del Chelsea es la de abandonar la Superliga, según anuncia la BBC, y este movimiento puede provocar que vayan otros detrás de él. El Manchester City decide renunciar. La presión para los equipos ingleses que son socios fundadores de este torneo va en aumento y hasta el primer ministro, Boris Johnson, ha llegado a declarar que puede articular una ley para impedir que los clubes formen parte de la Superliga.

La tensión ha ido en aumento con las protestas de rechazo que llegan desde los medios de comunicación y los políticos, pero ha sido la reacción de echarse a la calle los aficionados la que está poniendo contra las cuerdas a la Superliga. Se viven momentos de tensión. La plantilla del Liverpool ha dado un paso al frente con un comunicado que dice "no nos gusta y no queremos que suceda". A última hora de la noche la BBC informa que todos los clubes ingleses renuncian a la Superliga.

Penalizaciones

Florentino Pérez tiene a su grupo de socios en un momento de desunión, dudas y con planteamientos de salida. Pero existe un acuerdo entre los socios por el que no se puede abandonar de forma unilateral el proyecto. Hay una normativa interna, un proceso de blindaje ante situaciones críticas como las que están sucediendo. Esto hace que se tenga que debatir o votar de alguna manera cómo es el proceso de salida si finalmente hay clubes que ya no quieren seguir en la Superliga.

En el momento en el que todos firmaron el acuerdo se dejó claro que tenían que estar unidos y fuertes ante las posibles críticas y protestas o manifestaciones de rechazo. Se contempló una penalización para los clubes que plantearan su salida en caso de ceder a las presiones. Estamos en ese momento crítico y es por esto que se hace necesaria la reunión que aclare si van a seguir todos en el mismo barco, quién se marcha o cómo es el procedimiento para abandonarlo.

Florentino Pérez, como presidente de la Superliga y líder del proyecto, pide calma y tiempo para poder explicar el proyecto. Considera que hay que resistir a esas voces críticas que están manipulando e intoxicando con mensajes como que este torneo, visto como un club de ricos, rechazarían su participación en las Ligas. Florentino tiene trabajo para intentar convencer a sus socios de que no haya deserciones. Pero también lo tiene fuera para hacer ver a los críticos que este proyecto no es un torneo cerrado ni insolidario.

Entre los clubes italianos (Juventus, Milan e Inter) también aparecen dudas sobre la continuidad y las presiones que están recibiendo de los seguidres y las instituciones. En España el más firme es el Real Madrid, pero en el Barcelona llegan peticiones al club que preside Laporta de que someta a votación entre los socios si quieren entrar en la Superliga.

Florentino Pérez Manchester City Chelsea FC Boris Johnson
El redactor recomienda