Laporta se cambia de chaqueta: de criticar la Superliga a rendirse a la lluvia de millones
  1. Deportes
  2. Fútbol
el presidente cambia el discurso

Laporta se cambia de chaqueta: de criticar la Superliga a rendirse a la lluvia de millones

La postura de Laporta ha cambiado con respecto a la Superliga. En campaña electoral decía que no todo es el dinero en el fútbol y ahora es uno de los clubes fundadores

placeholder Foto: Laporta en el palco de autoridades durante un partido del Barcelona. (EFE)
Laporta en el palco de autoridades durante un partido del Barcelona. (EFE)

Es muy difícil renunciar a unos ingresos de 350 millones de euros solo por ser socio fundador de la Superliga europea de fútbol. Si al Barcelona le han garantizado esta cantidad, la tiene que coger porque es uno de los clubes más golpeados por la crisis del coronavirus. Aunque su presidente, Laporta, tuviera un discurso crítico cuando estaba en campaña electoral. Quien sabe si la estrategia de Laporta era no hacer caso a un torneo de ricos para que no le compararan con Florentino Pérez. Se desmarcó de este torneo y ha dado un giro en su postura porque, una vez en el sillón presidencial, ha podido hablar con el presidente del Madrid del funcionamiento, los ingresos y el cambio de modelo.

El Barcelona de Laporta también ha sido uno de los clubes fundadores que ha emitido un comunicado oficial sobre la creación de la Superliga. Considera que es un torneo de calidad, en el que los mejores clubes y las estrellas de fútbol tienen que jugar de manera frecuente. El Barça anuncia el acuerdo y lo considera clave para recuperarse de las pérdidas económicas provocadas por la pandemia. Pero esto no es lo que decía Laporta en campaña electoral. Su discurso era otro: “Yo creo que la Superliga europea se carga el negocio del fútbol. Es una opinión muy personal, de lo que he ido viendo y de lo que ha ido saliendo”, comentó en una intervención en la Cope.

Foto: Florentino Pérez en una intervención durante la asamblea de socios compromisarios. (EFE)

El máximo dirigente veía este torneo como una forma de ganar más dinero y se ponía del lado de los que piensan que el fútbol tiene esencia y es algo más. “No todo es el dinero porque, a lo mejor, pensando en ganar mucho, llegará un momento que te vas a cargar las esencias de fútbol. Este deporte tan bonito sirve para que una unidad esté orgullosa de su equipo y para que haya unas relaciones muy bonitas”.

Dinero para retener a Messi

La opinión ha cambiado y habría que preguntarse los motivos para pasar de rechazar la Superliga a ser socio fundador. Laporta acaba de conocer cuál es la situación actual de las cuentas del club. Ya tiene el informe económico que encargó a una auditoría y que refleja unas pérdidas para esta temporada de 350 millones de euros. Justo la cantidad que va a ingresar si sale adelante el proyecto de la Superliga europea. Los números rojos obligan al presidente a buscar nuevos ingresos y esto es algo que ya avisó Josep Maria Bartomeu en el momento de dejar la presidencia. Fue Bartomeu el que destapó las negociaciones que existían entre los clubes que ya han dado el paso al nacimiento de la Superliga.

Laporta quiso mantenerse al margen de este proyecto y al final no ha podido renunciar a ser uno de los integrantes de lo que muchos llaman como una competición de ricos. Necesita la lluvia de millones. Es urgente saber cuándo se puede recuperar económicamente el club porque su gestión está parada. Lo prioritario es convencer a Messi de que siga en el Barcelona y la primera propuesta ha sido a la baja porque, en este momento, la situación es crítica. Laporta ha tenido más buenas palabras que hechos, ha dicho que la oferta que se le puede presentar al argentino tiene que estar dentro de las posibilidades del club, pero si la Superliga ve la luz esto significará que hay más opciones para retener al capitán del Barcelona.

Foto: Messi durante un partido en el Camp Nou con el Barcelona. (Efe)

El Barcelona es otro de los clubes que debería plantear a sus socios si están a favor o en contra de formar parte de la Superliga. Es otro requisito que debe cumplir, por régimen estatutario, para tomar una decisión de enorme calado. Si bien es una posibilidad que se considera irrechazable para iniciar la recuperación económica, el debate está abierto sobre un torneo cerrado que se desmarca del resto de equipos. Laporta estuvo en el palco del estadio Alfredo Di Stéfano en el último clásico, lugar y día en el que tuvo contacto y pudo cambiar impresiones con Florentino Pérez, elegido como el presidente de la Superliga europea.

Florentino Pérez Josep Maria Bartomeu FC Barcelona Leo Messi
El redactor recomienda