atascado en un agujero y su copiloto lesionado

El Dakar sigue paseando su guadaña: ahora le tocó a Loeb (para el bien de Sainz)

Tan solo Peterhansel y Sainz se están salvando de la quema entre los favoritos en coches. Hoy le ha tocado a Loeb. Joan Barreda gana brillantemente y recupera todas sus opciones

Foto: Sebastian Loeb atascado este miércoles en la quinta etapa del Dakar.
Sebastian Loeb atascado este miércoles en la quinta etapa del Dakar.

¿Qué la actual edición del Dakar estaba siendo muy dura hasta el momento? Pues estas eran las notas de la organizació para la etapa de este miércoles, de casi 1.000 kilómetros entre especial cronometrada y enlace: “1. Está será probablemente la etapa más dura del Dakar 2018; 2. Las dunas de los primeros 19 km de la especial van más allá de lo conocido hasta ahora; 3. La frase “dunas complicadas y de arena blanda” adquieren otra dimensión; 4. La pista comparte ruta con parte de la cuarta etapa y las zonas de fesh serán complicadas”. Remate final: “El enlace a Arequipa es muy largo y con sectores peligrosos, hay que prestar atención al tráfico de camiones y hay curvas peligrosas con acantilados”.

Desgraciadamente para Sebastian Loeb y Daniel Elena, se cumplieron con ellos todos los puntos excepto el del enlace. Porque el francés y su copiloto no pondrán completarlo, ya que ambos han abandonado en la quinta etapa hacia Arequipa. De momento, solo Stephane Peterhansel y Carlos Sainz se están librando de la masacre peruana en la categoría de coches. En una etapa en la que el español Joan Barreda ha logrado recuperar sus opciones al triunfo tras una impresionante victoria de etapa.

Loeb no quería abrir pista

“Esta será mi última oportunidad para ganar el Dakar”, explicaba el pluricampeón del mundo de rallies antes de comenzar el Dakar por la retirada de Peugeot. Vinculado contractualmente al Grupo PSA, el piloto francés buscaba una victoria que solo otros campeones de la disciplina como Ari Vatanen, Juha Kankkunen y Carlos Sainz han logrado en el pasado. Hasta nueva orden, Loeb no entrará a formar parte de este grupo.

Al lograr la victoria en la cuarta etapa, el propio Loeb se metió en el atolladero virtual que convirtió en realidad los cinco kilómetros de comenzar la etapa de hoy. El francés llegó a pensar en algunos momentos que iba por detrás de algunos de sus compañeros de equipo. No de Despres, que arrancaba ayer una rueda y era la primera víctima de Peugeot, en un día en el que Al Attiyah perdía una hora. Porque no quería haber ganado en la jornada de ayer a San Juan de Marcona. Pero la ganó y hoy abría pista pero sin traza alguna por delante, ni siquiera las motos. Otra de las barrabasadas de Marc Coma a los protagonistas de las cuatro ruedas . Y pagó el precio.

Loeb cayó en una trampa nada más comenzar la etapa, un profundo pero estrecho agujero que impidió mover su buggie hacia cualquier lado. Imposible salir, incluso para su compañero Despres que, reenganchado a la carrera, intentó ayudarle. Tras más de dos horas y media atrapado, tuvo que retirarse cuando pudo salir. Su copiloto, Daniel Elena, había sufrido un fuerte golpe en el torax, demasiado doloroso como para poder seguir en carrera. El segundo Peugeot descartado para la victoria.

Sainz sigue vivo con su paciencia

La victoria, soberbia dada el perfil de la etapa, ha sido para Stephane Peterhansel, por delante del Toyota de Bernhard Ten Brinke, el único superviviente por el momento del equipo rival, descartado ya Mini. Aunque vistas las primeras jornadas peruanas, las sorpresas todavía pueden ser innumerables. Por ello, a pesar de terminar a 18 minutos del francés, las opciones de Carlos Sainz y Lucas Cruz siguen intactas al salvar ambos hoy una jornada muy complicada.

En los primeros kilómetros -salida detrás de Loeb- el español se quedó atascado en la arena y perdió nueve minutos, pero pudo escaparse. Luego estuvo a punto de volcar, y su coche quedó apoyado en un lateral pero con la ayuda de algunos motoristas consiguió seguir la marcha. Sin embargo, se rompió la luna delantera y la visibilidad obligó a la pareja española a bajar el ritmo hasta la meta.

Sainz es segundo en la general, a 31 minutos de su compañero de equipo. Ten Brinke está a hora y cuarto, en tercera posición. Nunca se habían visto en Sudamérica diferencias semejantes a estas alturas de la carrera. Nasser Al Attiyah, a pesar del tiempo perdido ayer está cuarto, aunque a 1 hora y 23 minutos del francés. Visto lo visto, lo importante es seguir en carrera y Sainz está cumpliendo con su objetivo de no quedar eliminado en la arena peruana. Peterhansel no quería que Loeb y su velocidad estuvieran cerca al llegar a las rápidas etapas argentinas, reconocía al término de la etapa de ayer. Quizás sea Sainz su rival. Pero aún queda superar las alturas de Bolivia, la próxima fase de la prueba.

Barreda gana a lo grande

En dos ruedas, la carrera tiene otro perfil, no menos apasionante, ya que las diferencias son mínimas entre los primeros clasificados. Tras perder casi media hora hace dos días, Joan Barreda ha dado un extraordinario golpe de efecto sacando diez minutos al favorito y líder superviviente de KTM, Mathias Walkner, quien tomaba el estandarte de la marca austríaca tras la retirada ayer de Sam Sunderland, líder de la prueba y ganador del pasado año.

El castellonense vuelve a recobrar todas sus opciones, ya que se ha colocado cuarto de la general a solo siete minutos del líder, el francés de Yahama Adrien Van Veberen, otro de los grandes favoritos. Segundo es el argentino Kevin Benavides, a solo un minuto, y a 1.15 está Walkner. Barreda tiene su primer Dakar un poco más cerca. Aunque visto lo visto hasta ahora en este demoledor Dakar…

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios