Los diez mayores éxitos de los deportistas españoles durante el año 2014
  1. Deportes
protagonismo otra vez de las mujeres

Los diez mayores éxitos de los deportistas españoles durante el año 2014

Para comenzar este arbitrario -como todos- repaso a lo mejor del deporte español en el 2014, dejemos una cosa clara: tan cierto es que el deporte

Las selecciones femeninas de waterpolo, natación sincronizada o baloncesto han conseguido medalla este año, igual que en el 2013; Mireia Belmonte ha ampliado un palmarés espectacular que ya destacaba por las medallas conseguidas en los dos años anteriores; Ruth Beitia se ha confirmado como una de las mejores atletas españolas de la historia (13 medallas), si no la mejor; y nuevas disciplinas como el bádminton o el fútbol han llegado para quedarse. A menos de dos años de los Juegos Olímpicos de Río, las 11 medallas del deporte femenino en Londres 2012 (de las 17 en total) no parecen un objetivo lejano.

Pero no sólo las mujeres han sostenido al deporte español, que, con todos sus problemas, sigue siendo una potencia. Aquí está lo mejor del año para la sección de Deportes de El Confidencial.

“No sé todavía lo que podré hacer, espero ganar todo lo que tenga por delante”. Eso es lo que dice Mireia Belmonte cuando le preguntan por los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Acaba de cerrar el mejor año de su carrera deportiva y ya piensa en su siguiente reto. Así es la catalana, que desde su explosión en el 2012 no ha parado de subir al podio: suma 40 medallas en competiciones internacionales. Solo en el 2014, 6 en el Campeonato de Europa de Berlín y 4 en el Campeonato del Mundo en Piscina Corta de Doha. Y tres récords mundiales en su poder. Mireia Belmonte es, con todo merecimiento, una de las grandes protagonistas del año.

No es fácil ser una estrella en un deporte que apenas tiene seguimiento en tu país. Y Javier Fernández lo es. La celebración en Barcelona del Grand Prix Final de patinaje artístico sobre hielo demostró lo que puede hacer una gran figura por la popularización de su deporte: gradas llenas y un ambiente espléndido durante los días de competición. Javier Fernández cerró con una segunda plaza un año que comenzó con la decepción de no poder subir al podio en Sochi 2014 (donde fue abanderado) y que mejoró con el paso de los meses: por segunda temporada consecutiva ganó el Campeonato de Europa y fue tercero en el Mundial. "Estamos preparados para organizar un Europeo o un Mundial", dice el madrileño.

Ocho años después, el fútbol español consiguió el doblete de Champions League y Europa League. Real Madrid y Atlético de Madrid disputaron en Lisboa la primera final de la Liga de Campeones que enfrentaba a dos equipos de la misma ciudad. Un gol de Sergio Ramos en el descuento forzó la prórroga, en la que el Madrid fue muy superior y acabó ganando. Levantó su décimo título y dejó al Atlético sin el primero. Hace unos días también ganó el Mundial de Clubes, su cuarto título mundial. Una semana antes de la final de Lisboa, el Sevilla venció al Benfica en los penaltis y consiguió su tercera Europa League, todas en la última década, la más exitosa en la historia del club hispalense. España no conseguía el doblete europeo desde el 2006. En aquella ocasión, el Sevilla ganó el primero de sus tres títulos y el FC Barcelona, su segunda Champions.

Si admitimos que Estados Unidos es inalcanzable, tanto en hombres como en mujeres, entonces podemos afirmar que la selección española femenina tocó el cielo en Turquía. Realizó un Mundial perfecto y se llevó la medalla de plata tras perder en la final contra las norteamericanas. Las jugadoras dirigidas por Lucas Mondelo, campeonas de Europa un año antes, ganaron los cinco partidos previos a la final con suficiencia y demostraron estar por encima del resto de selecciones 'mortales'. El próximo año tienen un EuroBasket que tienen que volver a ganar para ahorrarse el Preolímpico para Río 2016. Y en el 2018, la Copa del Mundo que se celebrará en casa.

No hay un deporte en el que España domine con tanta claridad como en el motociclismo. Los pilotos españoles, los más numerosos en el Mundial, consiguieron por segundo año consecutivo el triplete: ganaron en Moto GP, Moto 2 y Moto 3. De los tres ganadores, Marc Márquez sobresalió por encima de todos. Arrasó de principio fin, superando por el camino los récords de leyendas como Giacomo Agostini, Mike Doohan yo Valentino Rossi, y convirtiéndose en el bicampeón más joven de la historia. Es complicado imaginar un futuro en Moto GP sin él en lo más alto del podio. En Moto 2 ganó Tito Rabat y en Moto 3, Álex Márquez, el hermano de Marc. Son los primeros hermanos en proclamarse campeones en una misma temporada.

Que un europeo gane el título mundial en bádminton, un deporte dominado por asiáticos, no es habitual: no sucedía desde 1999, cuando ganó la danesa Camilla Martin. Dinamarca es el único país que consigue hacerse en hueco entre el dominio asiático. Por eso, que una española ganara el título, es uno de los resultados más sorprendentes en mucho tiempo. Carolina Marín llegó al Campeonato del Mundo de Copenhague como la número 9 del mundo y con muy buenos resultados, el título europeo unos meses antes sin ir más lejos. Pero en la capital danesa se saltó varios pasos en su evolución y venció a todas sus rivales, incluida la número 1 mundial en la final, para coronarse campeona. El bádminton, otro de esos deportes minoritarios a los que apenas prestamos atención, de repente es una de las grandes esperanzas del deporte español para los próximos años. Y todo gracias a una chica de Huelva de 21 años.

¿Está despegando el fútbol femenino español? Eso parece. El 2015 verá el debut de la selección en un Mundial. Será en Canadá, donde se enfrentará a Brasil, Corea del Sur y Costa Rica en el Grupo E. España consiguió este hito tras completar una fase de clasificación casi perfecta: 9 victorias y 1 derrota en 10 partidos. Lideradas por Vero Boquete, una de las mejores delanteras del mundo (y candidata al Balón de Oro), las jugadoras españolas fueron muy superiores a todas sus rivales en el camino hacia la cita canadiense. Esa clasificación no llegó sola: el FC Barcelona, cuyas jugadoras componen la base de la selección, se convirtió en el primer equipo español en llegar a los cuartos de final de la Liga de Campeones. Ambos éxitos pueden suponer un gran impulso para el fútbol femenino.

Cuando Ruth Beitia anunció su retirada tras los Juegos Olímpicos de Londres, con 33 años, ni siquiera ella misma sospechaba que sus mayores éxitos estaban por llegar. El tiempo de Santander impidió que pudiera disfrutar de los patines que se había comprado tras dejar la competición, y apenas seis meses después volvió a las pistas. Y desde entonces no ha parado de subir al podio en competiciones internacionales: oro en el Campeonato de Europa de Pista Cubierta en el 2013, bronce en el Mundial de ese mismo año, bronce en el Mundial de Pista Cubierta en este 2014 y oro en el Campeonato de Europa del pasado mes de agosto en Zúrich. El atletismo español resurgió en la cita suiza con 6 medallas.

Un dato: España es el único finalista de la historia del Campeonato de Europa que comenzó la segunda fase con dos derrotas. Tras acabar la primera invicto, el equipo español estuvo con pie y medio fuera del torneo, pero el 'favor' de Dinamarca y el excelente nivel de las jugadoras españolas dieron la vuelta a la situación. La selección española venció a Montenegro en semifinales, gracias en parte al partidazo de la portera Silvia Navarro, y a punto estuvo de hacerlo en la final contra Noruega, la selección más laureada de todos los tiempos. El 28-25 fue mucho más ajustado que el 34-21 de la final del 2008, y refleja a la perfección la evolución de las 'Guerreras', que han ganado cuatro medallas internacionales: dos platas europeas, un bronce mundial y un bronce olímpico.

Por segundo año consecutivo, Javier Gómez Noya se proclamó campeón del mundo de triatlón. Es el cuarto título mundial (a uno de conseguir el récord) de uno de los deportistas españoles más regulares de la última década y uno de los mejores triatletas de todos los tiempos. El ferrolano ha ganado 15 medallas internacionales, pero aún le queda por cumplir un objetivo que daría más lustre a tan imponente palmarés: el oro en los Juegos Olímpicos. "Mi mente ya está pensando en el futuro, en el año 2015, en los Juegos de Río 2016, y no en mirar tanto el palmarés que tengo ni las carreras que he ganado".

Selección Española de Baloncesto Selección española de balonmano Carolina Marín
El redactor recomienda