¿Infarto o miocarditis? Una gota de sangre puede ayudar a diferenciar ambas patologías
  1. Alma, Corazón, Vida
SALUD SIN MITOS

¿Infarto o miocarditis? Una gota de sangre puede ayudar a diferenciar ambas patologías

Una nueva técnica de diagnóstico permite saber, en cuestión de minutos, si una persona está sufriendo una miocarditis. Podría evitar, así, pasar por un cateterismo

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si nos preguntan por enfermedades del corazón, con toda probabilidad habremos oído hablar del infarto y, también, de la miocarditis. Ahora bien, ¿sabríamos distinguir entre cada una? Se trata de patologías que, aunque comparten síntomas y signos similares, son muy diferentes entre sí y requieren distintos métodos de detección, diagnóstico y tratamiento.

Así, por ejemplo, la miocarditis se trata con antiinflamatorios y los infartos de miocardio requieren tratamiento antitrombótico (anticoagulantes y antiagregantes) y, en la mayoría de los casos, el implante de 'stents' coronarios. Actualmente, para llegar al diagnóstico de miocarditis o infarto, en muchas ocasiones es necesario realizar un cateterismo, una técnica invasiva que, aunque muy segura, no está exenta de complicaciones.

Foto: Foto: Pexels.

En el caso de la miocarditis, explica el doctor Borja Ibáñez, cardiólogo intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz y director de Investigación Clínica del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), "hablamos de una enfermedad del corazón de tipo inflamatoria, que es causada por patógenos infecciosos (virus principalmente), toxinas, fármacos o trastornos autoinmunes. Si no se trata, puede producirse una miocardiopatía dilatada con insuficiencia cardiaca crónica, llevando a la necesidad de recibir un trasplante de corazón o incluso causar la muerte". Hay que tener en cuenta que se trata de la primera causa de muerte súbita en menores de 30 años y que es también la primera de trasplante de corazón.

Cuando hablamos de infarto de miocardio, "se trata de una patología que se caracteriza por la muerte de una porción del músculo cardiaco producida por la obstrucción total de una arteria coronaria y la supresión del aporte sanguíneo. Si el músculo cardiaco carece de oxígeno y otros nutrientes durante demasiado tiempo, el tejido de esa zona muere y no se regenera".

Diagnóstico diferencial

El problema puede surgir cuando, ante una persona que se queja de dolores en el pecho, hay que averiguar si sufre un ataque al corazón o se trata de un problema completamente diferente, como una miocarditis. Es importante señalar que entre un 10% y un 20% de pacientes que llegan a un hospital con síntomas similares a los de un infarto están sufriendo, en realidad, una miocarditis. Y no siempre es fácil el diagnóstico diferencial, a menos que se recurra al cateterismo, una prueba que revelará si, efectivamente, hay alguna obstrucción en las arterias coronarias.

Aparte del cateterismo, explica el doctor Ibáñez, "para llegar al diagnóstico final de miocarditis, deben realizarse otras pruebas posteriormente, como una resonancia magnética. Son pruebas que pueden demorarse algunos días en función de la disponibilidad del hospital, ya que se trata de estudios de larga duración hoy en día. Además, hay que sumar que, hasta ahora, la única prueba concluyente para detectar la miocarditis era una biopsia cardiaca: tomar una muestra del corazón y analizarla en el microscopio". Pero la biopsia de corazón es una prueba invasiva que tiene más riesgos que un cateterismo habitual, por lo que se practica en contadas ocasiones.

placeholder Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Por todo ello, es vital un método diagnóstico rápido y preciso, ya que, en ocasiones, tratar una miocarditis como si fuera un infarto podría ser perjudicial para el enfermo. Instaurar un tratamiento correcto lo antes posible puede evitar complicaciones posteriores, como hemorragias o, incluso, insuficiencia cardiaca posterior.

En este sentido, es una buena noticia que investigadores del CNIC hayan identificado el primer biomarcador en sangre para la detección de miocarditis. Todo un avance que permite diagnosticar esta patología con una simple muestra sanguínea. El estudio, liderado por la doctora Pilar Martín y que acaba de publicarse en la revista 'The New England Journal of Medicine', ha identificado la presencia de un biomarcador, un nuevo microARN (miR-721 homólogo humano) en sangre exclusivamente en pacientes con miocarditis aguda. "Nuestro hallazgo puede convertirse en una nueva herramienta útil en la práctica clínica que permita un diagnóstico preciso y no invasivo de la miocarditis con tan solo una gota de sangre", explica la doctora Martín.

Las ventajas no se limitan a que sea menos invasivo. Se trata de un sistema barato, sencillo, rápido y efectivo.

  • Rápido. Con una sola gota de sangre, "este marcador detecta en pocos minutos si tienes una miocarditis", ha apuntado Pilar Martín.
  • Efectivo. Este biomarcador tiene una fiabilidad superior al 90%.
  • Barato. Es un análisis que no requiere grandes inversiones. En todo caso, mucho menos que el coste de un cateterismo.
  • Sencillo. Lo podrá realizar cualquier persona sin necesidad de ser especialista. Podrá, por tanto, estar a disposición de las localidades pequeñas que no tengan cerca un servicio de atención cardiaca para descartar urgencias, o que no tengan acceso a resonancia magnética.
placeholder El lavado de manos puede ayudar a prevenir la miocarditis. (Pexels)
El lavado de manos puede ayudar a prevenir la miocarditis. (Pexels)

En cuanto a la prevención de esta patología, hay que terminar diciendo que no la hay específica para la miocarditis. Sin embargo, tomar las siguientes medidas para prevenir infecciones podría ayudar:

  • Evitar estar con personas que tengan una enfermedad viral o síntomas similares a la gripe hasta que se hayan recuperado. Si tenemos síntomas de una enfermedad viral, debemos tratar de evitar exponer a otras personas.
  • Practicar buenos hábitos de higiene. El lavado de manos frecuente puede ayudar a prevenir la propagación de enfermedades.
  • Evitar comportamientos de riesgo. Practicar sexo seguro y no usar drogas ilegales.
  • Minimizar la exposición a las garrapatas. Si pasamos tiempo en zonas infestadas de garrapatas, usar camisas de mangas y pantalones largos para tapar la mayor parte del cuerpo que sea posible. Aplicar asimismo repelentes para garrapatas o para insectos que contengan DEET.
  • Mantenernos al día con las vacunas recomendadas, entre ellas, aquellas que nos protejan contra la rubeola y contra la gripe —enfermedades que pueden causar miocarditis—.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con la Fundación Jiménez Díaz.

 

Infartos Enfermedades cardiovasculares ECBrands Brands Salud Quirónsalud
El redactor recomienda