Este sencillo hábito puede ayudarte a perder peso (y a tener mejores digestiones)
  1. Alma, Corazón, Vida
UN ESTUDIO ASÍ LO SEÑALA

Este sencillo hábito puede ayudarte a perder peso (y a tener mejores digestiones)

Un estudio reciente demuestra que comer antes no quema más calorías, pero te ayuda a quemar más grasa y hace que tengas menos hambre

Foto: La mejor hora para comer bien. (iStock)
La mejor hora para comer bien. (iStock)

Comer antes de lo que comes habitualmente podría ser clave a la hora de adelgazar. Así lo señala un artículo de la revista Obesity, del que se hace eco la publicación especializada en medicina Medical News Today.

No nos engañemos. En España no somos como en el resto de Europa, sobre todo a la hora de comer. Vemos a nuestros vecinos europeos almorzar a las 12:30 y cenar antes de las 20:00 y nos parece increíble.

Foto: Foto: iStock.

Nosotros somos más de comer a las 2 y pico y cenar rozando las 10 de la noche (más tarde incluso en la época estival), pero quizás estamos equivocando, sobre todo si entre nuestros objetivos está el de perder peso.

Se quema más grasa

En el citado estudio, los autores sostienen que comer y cenar más temprano puede ayudarnos a adelgazar y a mejorar nuestra salud metabólica (es decir, a tener mejores digestiones).

Comer antes tiene un efecto positivo a la hora de controlar nuestro apetito

Para demostrarlo, realizaron un experimento: compararon dos grupos de personas que comieron las mismas tres comidas diarias durante cuatro días, pero con diferentes horarios: un grupo adelantando la ingesta de alimentos y otro haciendo las comidas a sus horarios habituales.

Las personas que se sometieron a esta prueba eran hombres y mujeres con buen estado de salud, con edades comprendidas entre 25 y 45 años y con exceso de peso. Todos ingirieron los mismos alimentos, aunque los resultados fueron bastante diferentes entre ambos grupos.

Dedicar poco tiempo a comer puede ser muy perjudicial. (iStock)
Dedicar poco tiempo a comer puede ser muy perjudicial. (iStock)

El primer grupo desayunaba a las 8 de la mañana y tomaba su última comida del día a las 14 horas. Luego ayunaron durante unas 18 horas antes de desayunar al día siguiente.

En España, comemos tarde

El otro grupo también desayunaba a las 8:00 de la mañana, pero su última comida del día fue a las 8 de la tarde. Por lo tanto, estuvieron solo 12 horas sin comer antes de desayunar al día siguiente.

Una mejor digestión también tiene que ver con comer antes

Los resultados mostraron que la quema de calorías no era muy diferente entre los grupos. No obstante, aquellos que siguieron el horario temprano tenían niveles más bajos de la hormona del hambre y reportaron mejoras en algunas facetas del apetito.

Lo realmente significativo es que las personas del grupo que comía más temprano habían quemado más grasa. La razón de esto es que el organismo tendía a quemar grasa en vez de carbohidratos para obtener energía.

Foto: Foto: iStock.

Sin embargo, quizás el mayor valor de cambiar nuestro horario de comidas resida en otro aspecto. Según Courtney M. Peterson, profesora asistente de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Alabama en Birmingham (Estados Unidos), “sospechamos que la mayoría de las personas pueden encontrar estas estrategias de tiempo útiles para adelgazar o mantener su peso porque ayudan a frenar el apetito y a comer menos”.

Adelgazar Perder peso Trucos adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda