CON LAS VACACIONES A LA VUELTA DE LA ESQUINA

Cinco trucos para adelgazar rápido antes de ir a la playa este verano

Desde dormir las horas suficientes hasta comer los mejores alimentos y en la cantidad precisa, esta pequeña guía te puede ayudar a lucir una espléndida figura en vacaciones

Foto: Todos queremos lucir una figura perfecta cuando lleguen las ansiadas vacaciones (Foto: iStock)
Todos queremos lucir una figura perfecta cuando lleguen las ansiadas vacaciones (Foto: iStock)

Encontrar la dieta perfecta para adelgazar no es fácil: unas prometen perder decenas de kilos rápidamente, pero no hablan del temido efecto rebote; otras son imposibles de llevar a cabo por los ingredientes tan extraños que hay que tomar; por no hablar de las que nos obligan a preparar infinidad de comidas, algo para lo que no todo el mundo tiene tiempo.

Por eso, cuando estamos a punto de dar el pistoletazo de salida a las vacaciones de verano y todos estamos descontando del calendario los días que nos faltan para dar con nuestros huesos en la playa, es importante encontrar una dieta que nos permita adelgazar rápidamente los kilos que nos sobran. Una operación bikini exprés para estar perfectos en pocos días.

Para conseguirlo, hemos encontrado cinco trucos para adelgazar que te permitirán conseguir lo que te propones. El primero es comer bien. No, no es lo mismo comer poco que comer bien y eso es precisamente lo que necesitamos. Algunas personas confunden adelgazar con dejar de comer y eso es un error. De hecho, muchas personas no adelgazan porque no comen lo suficiente.

Adelgazar en verano es posible

Lo ideal no es eliminar comidas de la noche a la mañana, sino sustituirlas por otras más sanas y saludables. En vez de arroz y pasta blanca, mejor su versión integral, igual que el pan; en vez de patatas, mejor batatas; en vez de poner patatas fritas de acompañamiento, mejor verduras a la plancha; y en vez de unas galletas saladas entre horas, mejor una fruta o un puñado de frutos secos.

Lo ideal no es eliminar comidas de la noche a la mañana, sino sustituirlas por otras más sanas y saludables

El segundo truco es el de hacer ejercicio regularmente. Sin embargo, a diferencia de la idea tan extendida de que el mejor deporte para adelgazar es únicamente el de cardio, te proponemos que lo combines con ejercicios de fuerza ya que esa mezcla es la mejor si se trata de perder peso. Si te gustan los gimnasios, apúntate a uno; y si no, siempre puedes trabajar en casa con la infinidad de ejercicios que encontrarás en internet.

Lo mejor es dedicar tres días a la semana a una combinación de ejercicios de cardio y fuerza; al fortalecer los músculos hacemos que aumente nuestro metabolismo y que, por tanto, queme más calorías, justo lo que necesitamos. Y si lo de andar o correr es algo que te aburre, apúntate a clases de zumba o body-contact, entre otros ejemplos: te divertirás, el tiempo se te pasará volando y, además, perderás los kilos que te sobran a gran velocidad.

El deporte es bueno para la piel y lo dice la ciencia (Imagen de campaña de Victoria's Secret)
El deporte es bueno para la piel y lo dice la ciencia (Imagen de campaña de Victoria's Secret)

El tercer truco para adelgazar rápidamente es el de dormir entre siete y ocho horas. Si lo hacemos, reduciremos el estrés acumulado y nos sentiremos llenos de energía a lo largo del día. Según algunos estudios eso es debido a que, tal y como nos explica LifeHack, las personas que tienen un sueño de peor calidad tienen más dificultades para concentrarse y hacer las tareas diarias.

El éxito está al alcance

Lo mejor para lograr dormir las horas suficientes es llevar una rutina, pero no sólo de sueño, sino de todo lo que es importante en nuestra vida: una comida sana y en los horarios habituales, una práctica deportiva ciertos días a la semana, unos horarios para dormir que sean cada día similares. Y, además, un consejo: evitemos el teléfono móvil media hora antes de ir a la cama: la luz azul que desprende la pantalla no es buena para conciliar el sueño.

El cuarto truco para adelgazar es controlar las raciones. Sí, parece algo básico, pero no todo el mundo es consciente de que no se puede comer todo lo que quiere; si elegimos comer pasta, no es necesario comerse medio kilo de espaguetis; si vamos a comer pollo, no hace falta cocinar tres pechugas completas; y si nos decantamos por un dulce, que siempre está permitido, no es de recibo que nos comamos toda la tarta.

Lo importante es ingerir raciones normales, sin pasarnos. Una buena idea para que no se nos vaya de las manos es cocinar los alimentos para que no sobre mucha cantidad; también es recomendable llevar un control de todo lo que comemos; es muy útil para controlar las raciones y, al mismo tiempo, saber al final del día si nos hemos pasado de la raya.

Controlar las raciones parece algo básico, pero no todo el mundo es consciente de que no se puede comer todo lo que se quiere

El quinto y último truco es beber agua suficiente. Esta idea se repite en casi todas las dietas y es normal: el 70 por ciento del cuerpo humano es agua y necesitamos hidratarnos para poder funcionar correctamente. La media es de unos dos litros diarios y, gracias a ese líquido, mejoraremos la digestión, la calidad de la piel y hasta el corazón, al mismo tiempo que nos ayuda a eliminar toxinas. Con estos cinco trucos estarás un paso más cerca de lucir una figura espléndida cuando llegues a la playa.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios