Adelgaza 50 kilos con un déficit de calorías y haciendo deporte por YouTube
  1. Alma, Corazón, Vida
IR PASO A PASO HA SIDO SU TRUCO

Adelgaza 50 kilos con un déficit de calorías y haciendo deporte por YouTube

Llegó a pesar 115 kilos, pero se embarcó en un proceso para perder peso y ha terminado convirtiéndose en entrenadora personal

Foto: Ashley perdió 40 kilos el primer año y ha seguido adelgazando desde entonces (Instagram)
Ashley perdió 40 kilos el primer año y ha seguido adelgazando desde entonces (Instagram)

Ashley Kincade tiene 25 años y vive en Estados Unidos. Durante años ha sufrido dolores en las rodillas provocadas por su exceso de peso, que también le dejaba sin apenas energías para moverse. Hasta que tomó la decisión de adelgazar y se embarcó en un viaje que le ha permitido perder 50 kilos a base de completar pequeños objetivos e ir paso a paso.

Esta mujer reconoce a Women's Health que comía en exceso, lo que le llevó a tener problemas de peso. Nada más cumplir los 20 años se dio cuenta de que tenía un problema, ya que los dolores en rodillas y piernas eran constantes, a pesar de su edad. Incluso hacer un simple recado o ir a hacer la compra se convertía en un suplicio para ella por su falta de energía.

El antes y el después de Ashley es brutal (Instagram)
El antes y el después de Ashley es brutal (Instagram)

Cuando cumplió los 23, visitó a su médico y le pidió un plan para poder controlar sus calorías. Y el 1 de enero de 2018 lo puso en marcha: se había propuesto adelgazar, pero al contrario de lo que había hecho en otras ocasiones, esta vez se lo había contado a todo su entorno. Quería que todos lo supieran para que, cuando necesitar su apoyo, no dudaran en ayudarla.

Adelgazó 50 kilos

Uno de los problemas a los que se había enfrentado Ashley a lo largo de su vida es que es alérgica a la soja y a los lácteos. Por eso, ante el temor de no saber qué comer, solía decantarse habitualmente por las opciones menos saludables. Por eso pidió a su médico que le ayudara a preparar una lista de alimentos que debía añadir a su dieta. Fue él quien le habló de conseguir un déficit de calorías, es decir, quemar más calorías diarias de las que se ingieren.

Foto: iStock

Así, la primera decisión que tomó fue evitar el consumo de alimentos ultraprocesados, que antes era muy común, y reducir la ingesta de carbohidratos. No los eliminó de su dieta, pero sí los redujo. Así, entre Asheley y su doctor establecieron una dieta diaria de entre 1.400 y 1.600 calorías que, a juicio del médico, era la ideal para ella, de cara a lograr ese déficit de calorías.

Un ejemplo de su dieta diaria comienza por un sándwich de clara de huevo y pavo o un pan tostado con medio aguacate y tres claras de huevo, para desayunar. A la hora de comer toma una tortilla con pavo y verduras o una ensalada con pollo a la plancha y frutos secos. Y para cenar, una ración de arroz integral con pollo asado, medio aguacate y un poco de limón.

"El mejor consejo es que cualquier deporte es mejor que no hacer nada de deporte"

Además, toma dos tentempiés a lo largo del día, uno a media mañana y otro a media tarde, normalmente a base de avena, proteína en polvo, batidos de proteínas o un plátano. Y su médico le ha permitido dos comidas calóricas cada mes, dos caprichos que se puede dar para comer sus alimentos favoritos, aunque no sean los más recomendables para su organismo.

Ejercicio por YouTube

Todos los expertos coinciden en que el éxito de un plan de adelgazamiento reside en la combinación de dieta y deporte. Ashley reconoce que "al principio, hacer ejercicio fue un poco difícil para mí. No tenía resistencia y estaba cansada constantemente. Pero he llegado a amarlo". Los primeros días solo hacía 15 minutos de elíptica al día, pero fue el primer paso para lograr su objetivo.

Después de los dos primeros meses, Ashley fue un poco más allá. Aún no se atrevía a ir al gimnasio, pero sí se permitió buscar vídeos de entrenamientos en YouTube y comenzó a practicar deporte. Unos días eran ejercicios con pesas; otros, clases de baile; e, incluso, hizo kickboxing. Se trataba de quemar calorías a diario y lo hacía con sesiones de entre 45 y 60 minutos cada día.

Los resultados no tardaron en llegar: en solo un año adelgazó 40 kilos, así que se libró de su timidez y se apuntó a un gimnasio. Desde entonces, combina los entrenamientos con pesas con el running, deporte de cardio y otras clases. Incluso tomó la decisión de sacarse el título de monitora para poder convertirse en entrenadora y ayudar a otras personas.

Foto: Fuente: iStock

Cuando Asheley Kincade comenzó este proceso para perder peso pesaba 115 kilos. Hoy la báscula marca solo 65 y es una persona totalmente nueva y feliz. Reconoce que, aunque fue difícil, "bajar de peso es, probablemente, lo mejor que he hecho en toda mi vida y merece la pena. El mayor obstáculo que superé fue entrenar mi cerebro para comer solo cuando tenía hambre, y no comer en exceso ni darme atracones". Y lo ha conseguido

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda