Es noticia
Menú
¿Estás confinado? Esto es lo que le puede ocurrir a tu cuerpo si no haces ejercicio
  1. Alma, Corazón, Vida
LOS PELIGROS DE NO MOVERSE

¿Estás confinado? Esto es lo que le puede ocurrir a tu cuerpo si no haces ejercicio

La actividad física es necesaria incluso para cuando no puedes (o no debes) salir de casa. Si no sudas, aunque sea un poco, te enfrentas a esta serie de problemas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si hay algo que aprendimos durante los meses de la pasada cuarentena es que no hay excusas para no hacer ejercicio ante la imposibilidad de salir de casa. Aunque nadie puede negar que la forma más placentera de realizar actividad física es en el exterior, sintiendo el aire fresco, si no queda más remedio tendrás que acostumbrarte a realizarlo en el confort del hogar. Y más aún con esta segunda ola del virus, la cual ya está provocando que varias zonas de España regresen al confinamiento.

Al fin y al cabo, la forma más eficaz de parar el ritmo de contagios pasa por quedarse en casa. Por ello, hay que luchar contra el sedentarismo y estimular físicamente al cuerpo para que no se deteriore. Pasar tanto tiempo sin hacer ejercicio puede debilitar el corazón, los pulmones y también la función cognitiva. Por no hablas de las consecuencias psicológicas que conlleva.

Si no realizas ejercicio físico, no aumentas tu frecuencia cardíaca, y cuando tu corazón no late con fuerza, acaba debilitándose

Pero si entrenas unos minutos al día, esto se puede revertir, ya que la actividad física promueve la producción de dopamina y serotonina, de ahí que te sientas tan relajado después de una buena sesión de cardio o de entrenamientos de fuerza. El medio de comunicación 'CNN' ha elaborado una lista con los peligros a los que te enfrentas en caso de quedarte confinado y no realizar esfuerzo físico. Luego, no digas que no te avisamos.

Ganas más peso

La más lógica y evidente. Si llevas varios días sin salir de casa, el primer cambio que notarás será en la báscula. Además, corres el riesgo de abrir el frigorífico más de la cuenta, ya sea por puro aburrimiento o por la ansiedad que te provoca estar encerrado. Esto puede a su vez provocar que comas en exceso, ya que al fin y al cabo llevarse alimentos a la boca es una excelente manera de calmar el estrés pero que acaba pasando factura con el tiempo.

Foto: Arnold Schwazenegger,. (Imgur)

El aumento de peso puede volverse peligroso y desembocar en obesidad. En ese punto, tu cuerpo comienza a generar resistencia a la insulina, pudiendo dar lugar a problemas de salud crónicos, como enfermedades metabólicas o diabetes.

Pérdida progresiva de músculo

Pasar unos días en casa puede tener efectos beneficiosos, ya que obtenemos reposo y descanso, pero también puede echar por tierra tu masa muscular, sobre todo si hasta hace poco estaban acostumbrados a ejercitarse. Puede llevar meses desarrollar músculo, pero solo una semana perderlo. Y más aún si nos encontramos en la mediana edad, ya que se pierde aún más rápido a medida que envejecemos, de ahí la importancia de realizar entrenamientos frecuentes. La relación es clara: cuanto más fuertes nos mantengamos, más años viviremos.

Corazón y pulmones más débiles

Si no realizas ejercicio físico, no aumentas tu frecuencia cardíaca, y cuando tu corazón no late con fuerza, acaba debilitándose. Lo mismo sucede con los pulmones. Y más aún teniendo en cuenta que son el órgano al que más ataca el coronavirus. Aquellos que ya tienen problemas de salud previos relacionados con ellos, como viene a ser la EPOC, corren más riesgo de que estas empeoren si se mantienen inactivos. Si no se aumenta el flujo sanguíneo a los pulmones, la condición preexistente puede empeorar. Mejor que tomar más medicamentos, apuesta por la actividad física.

Tu espalda se resentirá

Pasar tanto tiempo sentados o encorvados frente a la mesa, sobre todo si tenemos que teletrabajar, hace que la columna vertebral se deforme y se resienta. De ahí la importancia de adoptar una buena postura para prevenir molestos dolores futuros en las lumbares, el cuello o la cadera. Para prevenir esto, desde la 'CNN' recomiendan levantarse del asiento una vez cada hora como mínimo para caminar, estirar los huesos y músculos y descargar la tensión que soporta la espalda y las articulaciones.

Desarrollas insomnio

Otro de los problemas más comunes que acontecen cuando pasas demasiados días encerrado en casa. Para solucionarlo, es esencial programar unos hábitos fijos de sueño y respetarlos en la mayoría de lo posible. Y, sobre todo, realizar actividad física para sentirte cansado y coger más rápidamente el sueño. Olvida tambíen las actividades estresantes para los minutos antes de acostarte, como revisar las últimas noticias en el móvil o los correos. En su lugar, apuesta por una buena historia que te sorprenda, te haga imaginar y prepare a tu cerebro para una noche de descanso plácida y reparadora.

Si hay algo que aprendimos durante los meses de la pasada cuarentena es que no hay excusas para no hacer ejercicio ante la imposibilidad de salir de casa. Aunque nadie puede negar que la forma más placentera de realizar actividad física es en el exterior, sintiendo el aire fresco, si no queda más remedio tendrás que acostumbrarte a realizarlo en el confort del hogar. Y más aún con esta segunda ola del virus, la cual ya está provocando que varias zonas de España regresen al confinamiento.

Perder peso Sedentarismo Estrés Ejercicio físico Obesidad
El redactor recomienda