Cuídate

Consejos para acelerar el metabolismo y perder peso en los años más complicados

Consejos para perder peso después de pasar la barrera de los 50 para que el envejecimiento se produzca de manera sana y saludable

Foto: iStock
iStock

Cuando se trata de perder peso y tomar medidas para perder los kilos que nos sobran, siempre hay una buena razón para hacerlo: no sufrir problemas de salud, estar radiantes y felices con nuestros cuerpos, gustar a nuestras parejas… cada persona tiene sus propias explicaciones para mantenerse en forma… aunque es cierto que cada edad condiciona las decisiones que tomamos.

Por ejemplo, quienes toman la determinación de perder peso después de los 50 es muy posible que atiendan a una medida beneficiosa desde el punto de vista de la salud, mientras quienes se ponen a dieta cuando tienen 20 ó 30 años lo hacen llevados, en la mayoría de las ocasiones, por un deseo de lucir el cuerpo más perfecto posible.

Tanto unos como otros tienen razones válidas, pero lo cierto es que cuanto mayor se hace una persona, más difícil es adelgazar. Las razones son varias, pero tienen que ver con la desaceleración del metabolismo, la reducción de las hormonas y, en el caso de las mujeres, también ayuda la llegada de la menopausia. En resumen: adelgazar a partir de los 50 no es fácil.

Consejos para adelgazar a los 50

Sin embargo, que no sea una tarea sencilla no significa que sea imposible, ni mucho menos. Y, además, es algo muy recomendable: mantenernos dentro de un peso razonable nos ayudará a afrontar los años más complicados de nuestra vida, desde el punto de vista físico. Según envejezcamos iremos sufriendo más problemas de salud y un peso adecuado nos ayudará a lidiar con ellos de mejor manera.

El gasto energético en reposo se va reduciendo con la edad: hasta los 50 disminuye poco a poco, pero a partir de esa edad se desacelera por completo

Los expertos señalan que el gasto energético de cada persona en reposo disminuye paulatinamente con la edad: desde que se cumplen los 20 y hasta que se llega a los 50, ese gasto se reduce aproximadamente entre un 2 y un 5 por ciento cada diez años, pero a partir del medio siglo esa cifra se dobla hasta un 10% en cada década. Pero podemos seguir algunos sencillos consejos para perder peso después de los 50.

Uno de los más importantes es acelerar el metabolismo: para conseguirlo hay pequeños trucos como beber agua fría, quedarse de pie en lugar de sentarse cuando sea posible, tomar té verde o comer alimentos ricos en zinc como ostras, carnes rojas o aves de corral. Seguir estos consejos de vez en cuando es una manera de que el metabolismo queme calorías más rápidamente.

Las proteínas son mucho más recomendables que grasas y carbohidratos (Mark DeYoung para Unsplash)
Las proteínas son mucho más recomendables que grasas y carbohidratos (Mark DeYoung para Unsplash)

El siguiente consejo es controlar lo que comemos, sobre todo porque nuestra actividad física se va reduciendo con la edad, por lo que hay que saber qué podemos ingerir y qué no. Así, es recomendable las proteínas sobre las grasas y los hidratos de carbono, aunque se recomienda comer todo tipo de alimentos; también se puede practicar el ayuno intermitente, dejando algunas horas al día sin comer para que el metabolismo trabaje pero el intestino descanse.

Perder peso es beneficioso

Casi todos los expertos en nutrición coinciden en que hacer deporte es imprescindible cuando se trata de adelgazar. Pero, además, cuando se cumple una edad es aún más necesario así que una buena idea es practicar yoga por las mañanas, aunque también hay otras posibilidades muy saludables como caminar, correr de forma moderada o, incluso, bailar.

Aunque muchas personas no lo sepan, dormir lo suficiente también es vital para que el metabolismo funcione al cien por cien. Las personas tienen un problema común que es que duermen menos según van envejeciendo y esa falta de sueño puede provocar el aumento de la hormona cortisol que suele ir aparejada al aumento de peso ya que provoca un almacenamiento de las grasas. Lo ideal es dormir cada día entre 7 y 8 horas.

El último, pero uno de los consejos más importantes, es visitar al médico con regularidad: si no adelgazamos, aunque llevemos una vida saludable, es probable que suframos algún problema de salud que no conozcamos. El doctor podrá ver si la causa es algún medicamento o algo que no hacemos bien y podrá ponerle remedio a la situación lo antes posible.

Si seguimos una dieta sana y saludable y no conseguimos adelgazar es importante visitar al médico para que encuentre qué hacemos mal

Los expertos de Times of India coinciden en que adelgazar a partir de los 50 no solo es posible, sino que, además, es recomendable y muy beneficioso para nuestra salud. Siguiendo estos sencillos consejos estaremos un poco más cerca de llevar una vida sana y equilibrada que nos permita envejecer poco a poco con todas las garantías.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios