También logró unos abdominales perfectos

El cambio que un hombre introdujo en su vida para adelgazar 11 kilos en 13 semanas

Un profesional de la pastelería ha conseguido combinar su trabajo con dulces con un cuerpo perfecto gracias al deporte y un cambio en su dieta

Foto: (Pixabay)
(Pixabay)

Cuando se trata de perder peso, fijarse en lo que han hecho otras personas puede servir para varias: por un lado, saber qué no hay que hacer, en el caso de que se trate de dietas milagro y no haya servido para nada a largo plazo; por otro, como motivación para entender que adelgazar es posible, sobre todo cuando el proceso de adelgazamiento ha funcionado.

Porque, antes o después, casi todas las personas deciden adelgazar en algún momento de su vida. Se trata de situaciones en las que, bien por salud o bien por mejorar físicamente, se quieren deshacer de los kilos que les sobran. Y el mejor ejemplo es el de Rajni Pandey, una mujer de 27 años que adelgazó 11 kilos después de ver cómo su hermano completaba con éxito su proceso de adelgazamiento.

Ahora, un británico llamado Julio se ha unido a ese grupo de personas que pueden ser inspiradoras para quienes tratan de adelgazar. En su caso, ha perdido 11 kilos en solo 13 semanas y, además, ha conseguido algo con lo que siempre había soñado: marcar abdominales, tener la tableta de chocolate que llevaba años persiguiendo.

Adelgaza 11 kilos en 13 semanas

Julio ha contado su historia a Express. Lleva años trabajando como pastelero profesional y, por su empleo, está continuamente rodeado de dulces. En muchas ocasiones tenía que comer como parte de su trabajo, lo que provocó que comenzara a acumular kilos: "Soy pastelero, lo que literalmente significa que como dulce casi todos los días, y durante la primera fase de mi transformación comía pastel todos los días. Pruebo nuevas recetas, las como en directo o grabando videos para las redes sociales; estoy creando constantemente y, por lo tanto, como".

Es pastelero y trabaja con el azúcar a diario, por lo que comía mucho más dulce del recomendable

Los problemas llegaron cuando, en vez de trozos pequeños, se comía dos o tres raciones de dulce cada día: "Quería sentirme bien con mi aspecto y quería tener pruebas de que si encuentras un estilo de vida equilibrado y eres disciplinado, aún puedes dulce y verte bien". Pero la pregunta estaba en el aire: ¿cómo lo conseguiría?

Aunque Julio había tratado de mantenerse en forma y de ser una persona activa, no había entrado en un gimnasio en más de dos años. Pero decidió que ya era suficiente y se apuntó a un programa de ejercicios llamado Ultimate Performance y que se centra en trabajar todo el cuerpo con diferentes entrenamientos que van cambiando de manera regular.

Julio está acostumbrado a comer dulce a diario (EFE/Sáshenka Gutiérrez)
Julio está acostumbrado a comer dulce a diario (EFE/Sáshenka Gutiérrez)

Lo primero que hizo Julio fue comenzar a entrenar con pesas, pero como le gustaba correr, también hacía ejercicios de cardio tres veces a la semana. Incluso se llegó a preparar para correr en pruebas de 10 kilómetros. Pero, además del entrenamiento, tenía que cambiar su dieta e introdujo un cambio que le iba a ayudar definitivamente a adelgazar.

Logró los abdominales soñados

Julio explicó a su preparador que su trabajo le obligaba a tener que comer diferentes dulces a diario. Pero estaba dispuesto a introducir otros cambios en su dieta, aunque significara que iba a ser más estricta. Así que decidieron que tomaría más alimentos bajos en carbohidratos y ricos en proteínas para que su proceso de adelgazamiento fuera un éxito.

Desde el primer día que llevó su plan a cabo, Julio se dio cuenta de que iba a perder el peso que quería: combinó su plan intenso de deporte con la ingesta de comidas saludables para lograr quemar grasa abdominal y lograr los abdominales perfectos que siempre había soñado. En solo 13 semanas, los resultados fueron visibles: había adelgazado 11 kilos.

Pero no se ha detenido ahí: se ha dado cuenta de que le gusta su nuevo estilo de vida y ha logrado mantenerse saludable, al mismo tiempo que ha seguido desarrollando más musculatura: "Estoy mejorando mis resultados cada día hacia el cuerpo que quiero tener a largo plazo. Estoy aumentando mi musculatura y he seguido entrenando a diario".

No solo ha perdido peso, sino que también ha logrado un sueño: tener unos abdominales marcados

Julio ha logrado que su cuerpo cambie y no solo físicamente. Además de haber perdido peso, ha conseguido aumentar su masa muscular a la vez al mismo tiempo que perdía grasa: "La composición de mi cuerpo ha cambiado y mantengo un bajo porcentaje de grasa corporal, actualmente alrededor del 11 por ciento". Julio logró adelgazar y ya no volverá a ser la persona que fue.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios