Qué hacer después de comer demasiado para reducir la grasa y la acidez estomacal
  1. Alma, Corazón, Vida
Cuídate mucho

Qué hacer después de comer demasiado para reducir la grasa y la acidez estomacal

Seguro que alguna vez has experimentado esa sensación de pasarte de la raya con la comida, cargo de conciencia por lo que vas a engordar y ardor de estómago

placeholder Foto: .
.

Un buen plato de embutido, con su jamón serrano, queso y chorizo, equivale a unas 147 calorías o, lo que es lo mismo, una media hora intensa de circuitos de tonificación en el gimnasio. ¿Asequible, no? Las croquetas de tu abuela son unas 38 calorías cada una. Si te tomas dos podrías olvidarte de ellas con menos de una hora de yoga. Para comer esa porción de pizza has de pasarte unos 30 minutos en la bici estática. Y qué decir de la ensaladita ligera, esa con la que no hace falta ni enfundarte las deportivas. ¡La bajas de camino al trabajo!

En estos últimos años se ha generalizado, sobre todo en países como EEUU, el contabilizar lo que comemos no tanto en cantidades, ni siquiera en calorías, sino en los minutos que tardaríamos en quemarlas haciendo ejercicio. De la noche a la mañana, han proliferado los 'apps' convertidoras, los consejos de entrenadores y hasta las etiquetas en los alimentos. Y a nosotros nos fascina: ¿Sabías que para beber una lata de refresco hay que correr alrededor de 50 minutos? Pero, aunque pueda ser divertido, y a veces hasta chocante, no está del todo claro si comparar los alimentos con su coste en esfuerzo físico fomenta de verdad un comportamiento más sano.

Foto: Es fundamental, pero solo con el ejercicio no adelgazarás de forma sana. (iStock)

Lo que puede ser más difícil de valorar es cuánto tiempo de ejercicio necesitamos después de una buena comilona. Seguro que alguna vez has experimentado esta sensación de pasarte de la raya con la comida, y con ello te ha venido el cargo de conciencia por lo que vas a engordar e, incluso, acidez estomacal. Para evitar que la grasa se almacene rápidamente y el ardor de estómago existen algunos trucos.

Da un paseo

Caminar puede hacer que tu estómago se vacíe más rápido, según un estudio publicado en el 'Journal of gastroenterology and liver disease'. Además, cuando se acelera este proceso, es menos probable que tengas síntomas de acidez estomacal o reflujo ácido.

Tu estómago se vacía más rápidamente cuando estás sentado en posición vertical, por lo que debes evitar echarte la siesta

"No esperes quemar todas las calorías de los alimentos que acabas de ingerir, pero la actividad física puede ayudar a la digestión", explica Kristen Smith, portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética de EEUU, a 'Insider'. Smith recomienda caminar por lo menos entre cinco y diez minutos. Esto también puede ayudar a equilibrar el azúcar en sangre.

Foto: Fuente: iStock

Cuando el nivel de azúcar en sangre aumenta se libera la insulina, que elimina el exceso de azúcar del torrente sanguíneo. Esto permite que se transporte al músculo o al hígado (donde se quema o se almacena como grasa), pero caminar después de comer puede ayudar a evitar que se convierta en grasa extra.

Bebe agua

Cuando te hinches a comer puedes estar ingiriendo mucha sal sin darte cuenta, lo que puede hacer que retengas líquidos y te sientas hinchado, según muestra una investigación de 'The american journal of gastroenterology'. El agua puede ayudar a eliminar parte del sodio de los alimentos que has comido, explica Smith.

Caminar puede hacer que tu estómago se vacíe más rápido, evitando la acumulación de grasa

Pero ten cuidado de no beber demasiado después de comer, ya que esto puede expandir aún más tu estómago y causarte dolor. "Toma entre cuatro y ocho vasos de agua durante la comida y luego hidrátate periódicamente durante todo el día", destaca la especialista.

Evita la siesta

Aunque puedas sentirte cansado después de una gran comida, trata de luchar contra tu impulso de echarte la siesta. Según una investigación reciente, tu estómago se vacía más rápidamente cuando estás sentado en posición vertical.

Foto: Foto: iStock.

Acostarse después de comer también puede aumentar la probabilidad de tener reflujo ácido, ya que ejerce presión sobre el músculo que normalmente mantiene el ácido del estómago donde debería estar.

Planifica tu próxima comida

Seguramente lo último en lo que pienses cuando acabas de una buena comilona es en lo siguiente que vas a ingerir, pero planificarlo puede ayudarte a volver a la normalidad más rápidamente. "Mucha gente cuando ha hecho una comida copiosa decide no tomar nada más el resto del día, pero en realidad deberían seguir comiendo", señala Smith.

Para tu próxima comida, Smith recomienda elegir una opción saludable con proteínas magras, frutas, verduras y alimento hechos a partir de granos integrales. Esto puede ayudarte a evitar que continúes un ciclo no saludable de comer en exceso.

Almacenamiento Grasa Adelgazar
El redactor recomienda