CUÍDATE MUCHO

La cantidad de pasos que debes dar al día para perder peso

Si crees que ya es tarde para abordar un cambio físico, es porque todavía no sabes lo fácil que es: tan solo te separan unos cuantos pasos de distancia de tu objetivo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cuando te propones adelgazar, has de saber primero que no se trata de un camino de rosas, que no hay un método cien por cien fiable y que, ni mucho menos, te será fácil afrontarlo. La estrategia que deberás poner en marcha debe ser estudiada en profundidad teniendo en cuenta tu estado físico, los objetivos que quieres conseguir y el estilo de vida que llevas actualmente. Lo mejor, si de verdad estás decidido, es que lo consultes con tu médico de cabecera para conocer de primera mano cuál es la mejor opción.

Sin embargo, para los que simplemente quieran apostar por una vida saludable y una reducción de peso efectiva pero tampoco demasiado exigente, tan solo deben practicar una actividad que no requiere ni dinero ni mucho sacrificio. Tan solo unas buenas zapatillas y tiempo: caminar. Aunque lógicamente la pérdida de peso será mucho mayor si en vez de andar haces los metros corriendo, los beneficios para la salud de este sencilla actividad serán suficientes como para sentirte más sano y vital. Y si lo compatibilizas con una buena dieta, es posible que a lo largo de las semanas veas esa deseada reducción en los números de la báscula.

Cuando entres de lleno en la rutina de salir a caminar, recuerda que la actividad física debes complementarla con una dieta sana y equilibrada

Para que tengas más idea de hacia dónde quieres dirigirte, lo esencial será poner un poco de control. Por ello, ¿cuánta distancia debes caminar al día para asegurarte de que estás logrando tus objetivos de peso? La respuesta varía dependiendo de factores como la edad o el estado físico en el que te encuentras como punto de partida. Si te cuesta mucho salir a andar, lo mejor será que empieces con una rutina sencilla y que poco a poco la vayas aumentando.

Hay muchos estudios científicos que recogen las recomendaciones sobre los pasos que debes dar o la distancia que debes recorrer para cumplir tus objetivos. Un estudio de 2016 publicado en el 'Brazilian Journal of Physical Therapy' y realizado en personas con sobrepeso, descubrió que aquellos que anduvieron alrededor de ocho kilómetros diarios (que ya es una buena cifra sin duda alguna) perdieron aproximadamente dos kilos en 12 semanas. Evidentemente, los efectos de caminar a la hora de adelgazar no son tan notorios como los de correr. Pero si tu caso no es preocupante en lo que a peso se refiere, puedes conformarte perfectamente.

Uno de los estudios más grandes realizados sobre la relación entre caminar y perder peso es el publicado en 2008 en el 'Journal of Physical Activity & Health', el cual concluyó que las mujeres con edades comprendidas entre los 18 y 40 años necesitan caminar 12.000 pasos diarios (aproximadamente 9,5 kilómetros) para ver cambios efectivos en la báscula. Mientras tanto, los hombres se pueden permitir una distancia menor, según el estudio, de alrededor 8,5 kilómetros.

Los beneficios de una buena caminata

Cuando entres de lleno en la rutina de salir a caminar, recuerda que la actividad física debes complementarla con una dieta sana y equilibrada que no esté cargada de grasas. Un estudio de 2012, publicado en 'Obesity', estableció que la diferencia entre controlar la comida que ingieres y a la par hacer ejercicio físico, era muy sustancial en tan solo un año. En este sentido, los sujetos analizados redujeron en un 10,8% su grasa corporal en comparación con el 2,4% que perdieron los que tan solo se limitaron a entrenar.

Cuánto más rápido y más tiempo camines, menos probabilidades tendrás de sufrir una insuficiencia cardíaca o un infarto

Recuerda que lo más importante aquí, más allá de conseguir bajar de peso, es mantener una relación sana con tu cuerpo y realizar actividad física, aunque sea de forma moderada. Y aunque solo pienses en los beneficios físicos, andar también es bueno para tu mente. En primer lugar y la razón más básica, porque te ayuda a despejarte después de un día de duro trabajo, y en segundo lugar porque es una actividad que te permite hacerla en compañía, por lo que tu vida social mejorará.

Una investigación de la New Mexico Highlands University demostró que a cada paso que das más sangre fluye en tu cerebro, por lo que te servirá para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular. Además, gozarás de un mayor rendimiento cognitivo. Y al igual que sucede con la mente, también con el corazón: un estudio del 'American College of Cardiology' halló que cuanto más tiempo y más rápido camines, menos probabilidades tienes de sufrir una insuficiencia cardíaca o un infarto. Por ello, que no te queden excusas para echarte a andar y lograr todos tus objetivos. Tu autoestima también te lo agradecerá. Buen camino.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios