LA MEJOR FORMA DE PONERSE A TONO

Cinco sencillos trucos para tener un vientre plano en poco tiempo y lucir abdominales

La mejor forma de perder los kilos de más suele ser, en ocasiones, la más sencilla. Cambiando algunos hábitos diarios podría ser suficiente para lograr el resultado deseado

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Cualquier persona que se haya propuesto perder peso, suele darse cuenta que la grasa abdominal es una de las más difíciles de eliminar. Comes relativamente bien, haces mucho ejercicio físico, no cometes muchos excesos... pero aun así, el flotador sigue acompañándote. El vientre puede expandirse, afectando a tu figura y, sobre todo, a la salud. No creas que solo es tu culpa, la genética también pone de su parte.

Si estás harto de tu barriga y te preocupa poder sufrir algunas de las patologías asociadas, como problemas cardiovasculares, a continuación te damos unos consejos que te ayudarán a eliminar la grasa abdominal que te está estorbando y así lucir un vientre plano.

Ten cerca frutas y verduras

Reemplaza las galletas de la cocina por un recipiente con frutas. Llena la nevera con verduras picadas y hummus para una merienda rápida y saludable. De esta manera, son más accesibles y no tienes excusas para tomarte una bolsa de patatas fritas.

Toma menos decisiones

Puede sonar extraña esta frase pero es mucho más sencillo de lo que parece: sigue una rutina. Debes crear un hábito y comer los mismos alimentos día tras día, especialmente si tienes la misión de reducir tu estómago.

Un estudio, que siguió las dietas de 6.814 personas, señala que cuanto más variada es la dieta, más probabilidades tenía de aumentar de peso. De hecho, los que comieron la gama más amplia de alimentos mostraron un aumento del 120% en la circunferencia de la cintura en comparación con los que tenían una menor variedad.

No tomes carbohidratos blancos

Una de las cosas más fáciles que puedes hacer para aplanar tu barriga es reemplazar los carbohidratos simples por alimentos ricos en fibra, que incluyen granos enteros, salvado de trigo, bayas, verduras, nueces y semillas. "Los alimentos ricos en fibra son excelentes para reducir el peso de la sección media y la hinchazón abdominal", explica a 'Eat this, not that!' la nutricionista Amanda Baker Lemein.

“La fibra ayuda a absorber el agua, manteniéndonos saciados durante más tiempo. También estimula el movimiento en el colon para ayudarnos a mantenernos regulares a la hora de ir al baño. Incluir más alimentos ricos en fibra en la dieta no solo es importante para perder peso, sino que también puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer", añade.

Elimina los ultraprocesados

Los ultrapocesados suelen estar llenos de grasas saturadas, azúcar, granos refinados y otros productos nocivos. Cortar por lo sano con estos alimentos ​​cargados de azúcar puede ayudar a reducir tu barriga. En una revisión de 68 estudios clínicos, publicada en el 'British Medical Journal', se recoge que aumentar la ingesta de azúcar significa elevar el peso corporal, mientras que reducirlo implicaba adelgazar.

Los alimentos ricos en fibra son excelentes para reducir el peso de la sección media del cuerpo y la hinchazón abdominal

Estos productos llevan tiempo en el foco de los científicos, que alertan de los riesgos para la salud que pueden provocar. Sin embargo, ahora dos estudios publicados en la revista médica 'BMJ' han revelado que el consumo de este tipo de alimentos está relacionado con la posibilidad de sufrir una muerte prematura.

En la cocina cambia las galletas por un recipiente con frutas y llena la nevera con verduras picadas y hummus (para una merienda rápida y saludable)

Un equipo de la Universidad de Navarra y otro de la Universidad de París han llegado por separado a conclusiones similares. Mathilde Touvier, doctora de la Universidad de París, explica que el aumento del consumo de estos alimentos ​​"puede generar una carga sustancial de enfermedades cardiovasculares en las próximas décadas".

Bebe agua antes de cada comida

Según un estudio, tomar medio litro de agua antes de cada comida puede conducir a una pérdida de peso considerable. Los investigadores analizaron cómo afectaba la ingesta de agua sobre un grupo de 84 adultos obesos. A 41 de ellos se les dio de beber cerca de medio litro de agua justo antes de las comidas mientras que a los otros 43 se les pidió que imaginasen que estaban llenos antes de sentarse a la mesa para ver si comían menos. Desde luego, mucho poder mental no debían esperar de este segundo grupo.

Los resultados del estudio demostraron que los que se bebían dos vasos grandes de agua precomida adelgazaron 1,3 kilos más que los que se tenían que mentalizar de que estaban saciados. ¿Realmente funciona lo de hincharse a líquido? Parece que sí. Como explica Perri O. Blumberg en 'Cheat Sheet', tras 12 semanas, los que bebían agua antes de las tres comidas principales perdieron una media de 4 kilos. Por su parte, el otro grupo, que además de imaginar también le daba al líquido pero solo una vez al día, no llegó a perder ni un kilo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios