La enfermedad de la gripe y sus mitos: en qué nos equivocamos
  1. Alma, Corazón, Vida
NO TE LO CREAS TODO

La enfermedad de la gripe y sus mitos: en qué nos equivocamos

Aclarar algunos conceptos y hechos relacionados con esta enfermedad es crucial para mantenerse saludable y dar esquinazo a las molestias que produce

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Escuchas a menudo frases como "la gripe y el resfriado son más o menos lo mismo", "las vacunas contra esta enfermedad no son tan útiles y pueden afectarte mucho" o "la vitamina C previene esta afección"? Debes aprender a diferenciar entre mitos y realidades y empezar a no creerte todo lo que te cuentan.

Es normal estar confundido con una enfermedad tan común que "constituye un importante problema de salud pública", según el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España. De hecho, según sus cifras, el impacto de la epidemia en la temporada 2018-2019 fue de 490.000 casos leves atendidos en atención primaria y más de 35.000 que requirieron de hospitalización.

Foto: Foto: Corbis.

¿Eres de los que piensa que más vale prevenir que curar?¿Quieres evitar ponerte malo esa temporada? Tener la información correcta para tomar decisiones acertadas para tu salud es primordial para adquirir una buena defensa. Pon atención y déjaselo claro a tus conocidos cuando se crean unos sabelotodos acerca de la influenza.

Lo mismo que el resfriado

No, no es igual. Si bien ambos comparten varios síntomas, existen formas claras de saber cuál padeces y esto puede ser vital a la hora de decidir qué tratamiento escoger. ¿Sabes que existen más de 200 virus diferentes que provocan los constipados? Por ejemplo, la gripe está causada por el de la 'influenza' y tiene un periodo de incubación de 18 a 36 horas mientras que el del resfriado es de 48 a 72. Tanta variedad de gérmenes hace que sea fácil que nos contagiemos varias veces a lo largo del año, cambiando cómo se manifiestan y nos afectan en nuestra vida diaria.

Mito: si te vacunas de la gripe tendrás la enfermedad. No es cierto, ya que esta forma de prevención contiene virus inactivos

El goteo nasal es una de las principales características del resfriado y puede estar acompañado de congestión. Por el contrario, cuando padecemos gripe, la nariz suele estar despejada. Con los estornudos pasa exactamente lo mismo: se producen a menudo en los constipados y ocasionalmente en el segundo caso. En cuanto al picor de ojos es un síntoma que suele asociarse más con un proceso alérgico, aunque podría aparecer raramente.

via GIPHY

La señal más importante, reveladora y con la que mayor cuidado hay que tener es con la fiebre. Mientras que en los resfriados no suele aparecer y si ocurre no es muy alta, cuando el virus de la influenza ataca tu cuerpo, la temperatura se eleva muchísimo, por lo que debes estar alerta por si hay riesgo de infección. Además, estar durante cuatro o cinco días con este síntoma es normal, significa que tus defensas están luchando contra los virus. La tos, acompañada de mucosidad y el dolor de garganta aparecen también con los constipados. Si no hay mocos y tienes una tos seca, dolores de cabeza o musculares muy intensos en piernas y espalda, todo eso son síntomas propios de la gripe.

Las vacunas no sirven

Los expertos coinciden en que este remedio debería ser la primera línea de defensa para casi todas las personas a partir de los seis meses. ¿Crees que no es cierto? Durante la temporada de gripe 2016-2017, ayudaron, solo en EEUU, a más de 5 millones de personas a prevenirla, según las estimaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

Las vacunas son especialmente importantes para adultos de 50 años o más, niños menores de cinco y aquellas personas con problemas de salud crónicos (como diabetes, asma, EPOC y enfermedades cardíacas) o un sistema inmunitario debilitado, según la American Lung Association. "Todos los incluidos en estos grupos tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves, por lo que tienen que prevenirla", dice David Cutler, médico de cabecera en el Centro de Salud Providence St. John en Santa Mónica, California, a 'Prevention'.

La gripe está causada por el virus de la 'influenza' y tiene un periodo de incubación de 18 a 36 horas mientras que el del resfriado es de 48 a 72

Otra creencia es que no sirve de nada que las embarazadas se vacunen. Error. No solo es apta para ellas, sino que además está indicada por pertenecer a un grupo de riesgo, por lo que es totalmente segura. Además, es una de las soluciones más confiables con menor tasa de efectos adversos y nunca puede producir la enfermedad porque contiene virus inactivos.

Tampoco creas que es una solución infalible. Vacunarse no garantizará que salgas ileso, pero los expertos coinciden en que es la mejor protección que existe, ya que reduce el riesgo de contraerla hasta en un 60% entre la población en general. Además, si contraes la enfermedad, probablemente sus síntomas serán más leves que si no la hubieras prevenido.

Alimentos curativos

Bebes zumo de naranja para combatir la gripe porque lo has escuchado toda la vida, pero aunque a la vitamina C se le atribuyen propiedades que refuerzan el sistema inmunitario, no existen ensayos clínicos que apoyen esta teoría. Pasa lo mismo con el ajo, la cebolla, el jengibre o el propóleo. Aunque muchos de estos alimentos tienen características analgésicas, no hay evidencias científicas de que realmente funcionen.

El caldo de pollo sí funciona. (iStock)
El caldo de pollo sí funciona. (iStock)

¿Has escuchado que es mejor evitar los lácteos? Está muy extendido el mito de que estos productos causan flemas, pero lo cierto es que solo pueden afectar si se tienen problemas de salud, intolerancias o alergias a este tipo de alimentos. Sin embargo, no creas que lo de la sopa de pollo es un cuento, porque numerosas investigaciones avalan que la mezcla de vitaminas y nutrientes de este caldo poseen un efecto antiinflamatorio que ralentiza el crecimiento de los leucocitos implicados en la liberación de mucosidades y contiene otros agentes medicamentosos parecidos a las sustancias farmacológicas modernas.

Cambios de temperatura

Que sepas que esta enfermedad nada tiene que ver con que hayas cogido frío. La gripe es una afección infecto-contagiosa causada por un virus. A pesar de que es más frecuente durante los meses invernales, abrigarse poco o pasar tiempo a la intemperie no son la causa de que la padezcas.

Los expertos coinciden en que vacunarse debería ser la primera línea de defensa para casi todas las personas a partir de los seis meses

¿Es mejor taparse hasta arriba y sudar o una ducha de agua helada y estar destapado? Lo cierto es que ninguna de estas medidas son adecuadas para combatir la fiebre. Lo que deberías hacer es ponerte ropa transpirable, estar desnudo, tener una toalla mojada en la frente o darte un baño de agua templada (a unos 37 grados) y beber mucho líquido. Además, debes ventilar la habitación aunque sea unos minutos, sobre todo en entornos cálidos.

Gripe Salud Vida saludable Enfermedades Virus Mitos
El redactor recomienda