CUÍDATE MUCHO

¿Sirven para algo los suplementos de vitamina C en invierno?

Los complementos de ácido ascórbico son muy comunes en esta época. Pero la vitamina es más efectiva si se toma en frutas y verduras

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Uno de los consejos más habituales y extendidos para que te no pille de sorpresa el catarro invernal es consumir alimentos con alto contenido en vitamina C: naranjas, mandarinas o kiwis suelen ser los grandes aliados para que ningún virus te haga quedarte en la cama con gripe unos cuantos días. También suele ser la receta médica en forma de suplementos para todos aquellos que tienen las defensas bajas, sean fumadores habituales o estén entre los grupos de riesgo 0(niños y ancianos) a la hora de desarrollar algún tipo de enfermedad estacional.

La vitamina C, también conocida como vitamina antiescorbútica o ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble imprescindible para el desarrollo y el crecimiento. También ayuda a la reparación de tejidos de cualquier parte del cuerpo, formando el famoso colágeno (el tejido cicatricial) en el lugar del cuerpo donde se producen las heridas, o bien subsanando el deterioro de los huesos o dientes.

En ningún caso cura el resfriado, tan solo limita su duración, aunque depende del estado de salud de cada persona

Pero, ¿tiene mejores efectos si la consumes a través de complementos alimenticios o en frutas y verduras? Según el periódico francés 'Le Figaro', a no ser que la consumas de forma natural a través de frutas y verduras, no sirve para nada, por lo que los suplementos vitamínicos de este compuesto químico, en este caso, no surten ningún efecto beneficioso para el cuerpo. "En frutas y verduras, adquiere la forma de ácido ascórbico, mientras que en las tabletas y complejos vitamínicos de ascorbato", explica el experto nutricionista Laurent Chevallier. "Por ello, es más efectiva en frutas y verduras, ya que se asocia con otras vitaminas".

La ingesta diaria recomendada suele ser de 75 miligramos para la mujer y 90 miligramos para el hombre. Una naranja suele aportar por término medio unos 53 miligramos (entre 40 y 80 por 100 gramos). Los fumadores suelen necesitar una mayor cantidad, ya que la nicotina reduce la tasa de esta vitamina en el organismo. Para salir de dudas, la ciencia determina que puede ayudar a reducir la duración de una gripe o un resfriado, pero nunca evitarlo.

Tampoco creas que por consumir mucha te sentirás mejor; el exceso también es malo. Si tomas demasiada puede ser perjudicial, ya que puede causar diarrea, náuseas y dolores. Además, puede interferir de manera negativa si se toma al mismo tiempo que otros antioxidantes o en tratamiento contra el cáncer.

Beneficios y alimentos recomendados

El ácido ascórbico apoya el sistema inmunitario, es decir, a los glóbulos blancos. No solo fortalece a las células inmunes, sino también la concentración de inmunoglobulinas en el suero sanguíneo. Por otro lado, un estudio de 1986 asegura que la vitamina C podría tener un gran papel a la hora de regular el nivel de colesterol. De la misma forma, otra investigación demostró que un suplemento de vitamina C mejoraba su calidad de esperma y aumentaba el número de espermatozoides.

'Mmm...' (iStock)
'Mmm...' (iStock)

Como razonaba Chevallier, es más recomendable que consumas esta vitamina de forma natural en frutas y verduras que en suplementos. Uno de los alimentos que más cantidad tiene es la col verde (120 miligramos por 100 gramos de sustancia consumible). Además, contiene mucha más cantidad si la cocinas que si la ingieres cruda, ya que las moléculas se descomponen en L-ascórbico e indol. Si te aburres de comer naranjas y sus derivados cítricos, puedes acercarte a la frutería y adquirir uvas. También el té verde se ha demostrado que posee una gran concentración de vitamina C.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios