La forma adecuada de sonarte la nariz (y nunca lo haces así)
  1. Alma, Corazón, Vida
no te saques los sesos en el proceso

La forma adecuada de sonarte la nariz (y nunca lo haces así)

Creías que lo sabías todo pero este artículo puede sorprenderte, así podrás realizar este noble arte sin tener que romperte una cuenca del ojo (que puede pasar)

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dirás: "Pero cómo voy a sonarme mal la nariz si es la cosa más fácil del mundo. Coges un pañuelo o un papel y... ya sabes, te suenas". Pues quizá estés equivocado. Siempre se puede aprender algo nuevo en esta vida, ya sea a montar en bicicleta, diferenciar entre variedades de setas en el campo o la actividad a la que nos referimos. Tú sigue leyendo.

Llega el tiempo de las gripes, las toses en el metro, la gente dejando kleenex por todo su escritorio. Es inevitable que acabes cayendo a lo largo de este largo y frío invierno. Y lo sabes. Es un escenario familiar que, al fin y al cabo, sucede cada año, pero ¿sabías que hay maneras de sonarse la nariz que pueden hacer verdadero daño?

Límpiate como un verdadero profesional

No seas agresivo. Te estás sonando los mocos y no intentando sacarte los sesos por las fosas nasales. A veces ambos conceptos se confunden. Según cuenta la doctora Vanessa Rothholtz en 'Men's Health' se han documentado casos de gente con severas jaquecas por el aire introducido en su cabeza o que incluso se han roto un tímpano o la cuenca de un ojo (vale, son casos altamente improbables, pero la probabilidad sigue ahí) por sonarse demasiado fuerte.

Foto: Foto: iStock.

Es más sencillo que, por ejemplo, un golpe provocado por sonarse demasiado fuerte rompa los vasos sanguíneos y provoque hemorragias nasales. O que se empujen las mucosidades hacia otro conducto dando lugar a sinusitis o infecciones de oído. Ve con calma, antes de nada. Una señal inequívoca de que estás ejerciendo demasiada presión al sonarte es cuando sientes una especie de crujido en los oídos, que quiere decir que has impulsado la mucosidad hacia el oído medio. Ojo con eso.

Cuando se usa spray descongestionante más de tres días seguidos puede producir un efecto rebote


Un truquillo: las cosas de palacio van despacio. Céntrate primero en un orificio y después acude al siguiente para librarte de esos problemas raros que, aun así, pueden suceder. Más raro es ganar la lotería que romperte la cuenca del ojo sonándote, y también hay casos documentados. Los sprays que ayudan a pulverizar el moco y a descongestionar la nariz pueden ser efectivos pero no deben usarse más de tres días seguidos, por el temido efecto rebote.

Otra opción más cuidadosa, visto lo visto, es limpiar tu nariz sin tener que soplar nada. Considera usar un aerosol salino (agua salada) para sacar el moco de los conductos nasales, recomienda Bradford A. Woodworth, profesor de la Universidad de Alabama en el Departamento de Otorrinolaringología de Birmingham. "Esto tiende a funcionar mejor", dice, "y es lo que yo uso cada vez que me resfrío". Seguro que entiende.

El redactor recomienda