enigma resuelto

Llevas toda la vida poniéndote mal la tirita: este es el modo correcto

Hay una manera mejor de colocar uno de estos utensilios en tus dedos. Te sorprenderá y te darás cuenta de que no sabías tanto como pensabas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Puede que creas que dominas el arte de cómo poner una tirita cuando te haces una herida, pero quizá estés equivocado y hoy aprendas algo nuevo. Seguramente lo has estado haciendo mal durante años y ni siquiera lo sabías. Si te paras un segundo a pensarlo te darás cuenta que muchas veces que colocabas una en un dedo, se acababa quitando.

Hacerte un corte, una ampolla u otra lesión en las manos y los pies siempre provoca una situación en la que el vendaje es incómodo. Las tiritas rectas no están diseñadas para usarlas en la mano y, a menudo, se deslizan con el menor tirón. Este pequeño truco te resolverá el problema con solo un par de tijeretazos.

Cómo hacerlo

Da igual cómo coloques los extremos... Al final siempre hay un lado que queda separado de la piel. Por no hablar de que una vez puesta se hace bastante incómodo flexionar los dedos y que se cae pasados los diez minutos. ¿Es un invento mal diseñado o es que lo ponemos mal siempre? Exacto, no lo estamos utilizando como debiéramos y, si no te lo crees, intenta poner en práctica estos sencillos trucos que te ayudarán a que no se caiga o se te quite con el movimiento de los dedos.

Las tiritas rectas no son cómodas para algunas zonas. Corta las solapas para que tengan cuatro partes diferentes

Todo lo que necesitas hacer es cortar cada adhesivo de las tiras para que, en lugar de dos aletas que aseguren el vendaje, tenga cuatro. Coloca la almohadilla en la parte superior del objetivo, luego retira los revestimientos protectores y cruza cada parte alrededor del dedo, teniendo cuidado de que no se junten. A diferencia de las que tienen la forma de mariposa, puedes envolver cada una de las cuatro solapas individualmente para que ninguna de ellas quede pegada en la parte inferior de la articulación del dedo, de modo que puedas mover tu mano sin el vendaje sin ninguna molestia.

El truco funciona en cualquier parte de tu cuerpo para darle a la tirita un agarre más seguro. Da igual que sea en un nudillo, pies, oídos o cualquier otra parte que sea difícil pegar un vendaje normal. No tiene la maleabilidad de uno líquido, pero es una gran mejora en la tela estándar o en una impermeable.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios